Nos encantan las cosas lindas, llenas de detalle, así somos las mujeres. Más aún, si estamos de novias y nos gustan las manualidades. Porque sabemos que un souvenir hecho por nosotras siempre será el mejor recuerdo para nuestros invitados, como estas simpáticas ‘pinzas besuconas’. Toma nota:

Materiales

  • Ganchos de ropa de madera
  • Papel lija
  • Pinceles 
  • Pintura acrílica: negro/blanco/dorado/rojo
  • Mondadientes
  • Lapicero negro
  • Blonda blanca de 2 centímetros
  • Tijeras
  • Pegamento/silicona 
  • Base de fibrofásil (opcional)

1. Prepara los ganchos

Retira con mucho cuidado el alambre metálico que sujeta el gancho de madera y guárdalos, pues los usaremos más adelante. Una vez libre del metal, será más fácil trabajar nuestros monos souvenires. Utilizando el papel lija, pule ambas partes y asegurate de dejarlas libres de polvo con un pincel.

2. Pinta las partes

Haciendo uso de tus pinceles, pinta ambas partes por separado, una en negro y la otra en blanco. La idea es que ambos emulen un pequeño novio con esmoquin y novia con su vestido. Al novio deberás añadirle un triángulo blanco, a modo de camisa.

Para evitar el desperdicio de acrílico, es recomendable hacer todos los ganchos en blanco, y después en negro. Así también estandarizaras tus pinzas besuconas.

3. Personaliza tus novios

Valiéndote de los mondadientes, dales vida a tus personajes. A la novia, añádele un collar con pequeños puntos con el acrílico dorado a la altura del cuello. A tu novio, dibújale una corbata michí sobre su camisa. Utiliza el lapicero negro para dibujar sus rostros. Cejas para él y unas largas pestañas para ella.

4. Sellado

Asegúrate de que todo esté seco para poder darle el acabado a tu trabajo con el sellador de laca. De esta manera, no solo quedará impermeable al tacto, sino que le darás brillo.

5. El velo de la novia

Recorta 3 centímetros de blonda y haz un pequeño rollo en un extremo. Este simulará el velo de tu novia. Cuando tengas todos listos, adhiérelos uno por uno con el pegamento de silicona. Deberán quedar bien sujetados.

6. Une tus parejas

Con mucho cuidado de no rayar la pintura ni quitar el velo a la novia, une a tus parejas con el alambre metálico que retiraste al principio.

Si me seguiste hasta aquí, ya debes estar con tus divinas pinzas besuconas para darle vida a tus servilletas. Y además, será ese detalle que tus invitados llevarán consigo a casa.

7. Fíjalos a una base

También puedes pegar tus novios a una base de fibrofácil, previamente pintada de rojo y laqueada. La idea es colocarlos inclinados, fijando solo al novio a la base. De esta manera, no solo lucirán en una posición romántica, sino que, no perderá su funcionalidad, sea portarretratos, indicador de sitio de tus invitados en las mesas de tu recepción, o para colocar la carta de menú.

¡Anímate y prueba a hacer nuestras manualidades!

*Tutorial realizado por Romina Daniele