Sonesta Posadas del Inca Yucay

Hoy en día no solo los diseñadores de moda se lucen con propuestas de vestidos de novia osados. Las tendencias nupciales están en todas las esferas. En ese sutil complemento para tu peinado recogido, hasta la influencia en la genética para producir flores de larga vida para el bouquet de novia. Es por ello que no nos sorprende que las técnicas del cine o la publicidad aterricen sobre el exigente mercado nupcial para hacer realidad el sueño de muchas parejas enamoradas, como es el caso concreto del marryoke. Si estaban buscando una forma de inmortalizar su gran día de una forma original, les contamos al detalle de qué trata este producto audiovisual bastante demandado por los novios con un pie en el altar. ¿Preparados?

¿Qué es un marryoke?

Es un videoclip que se rueda, antes y durante su boda, en el que ustedes serán los protagonistas. Se elige un tema de algún grupo, solista o músico de su preferencia y durante todo el clip deberán seguirá la elipsis de la letra a modo de karaoke. Suelen tener una duración que va desde 1 minuto hasta 5, siempre en función de la canción elegida.

¿Por qué contratar o hacer uno?

Es una forma divertida y creativa de mostrar un resumen audiovisual de su matrimonio en el campo sin caer en la monotonía. Así mismo, elegir una canción que los identifique, como ese tema que los enamoró, es decir “su canción”. Pero no solo para ser utilizada como cortina de fondo, sino para ser interpretada por ustedes. El marryoke además es breve, ligero y fácil de compartir en diversas redes sociales o por email.

Cómo debe ser el perfil los profesionales que contraten

Aunque se trate de un video corto está enriquecido con diversas tomas detalles de sus argollas de matrimonio, la recepción, la decoración en telas y hata sus centros de mesa para boda. Estas van desde los planos detalles de segundos hasta las grandes panorámicas registradas por un drone. Un marryoke de calidad no solo se centra en el registro de toda la ceremonia, recepción y fiesta, sino que gran parte del resultado dependerá del montaje y musicalización. El equipo de contraten deberá estar conformado por un productor que desarrollará la idea de acuerdo a sus necesidades. Como mínimo dos camarógrafos y un equipo de postproducción o montaje. La empresa deberá contar con un bagaje y experiencia comprobada en el terreno audiovisual si desean resultados como los que acompañamos al artículo.

Espontaneidad: la cuota de los novios en su video

Pero claro, no piensen que todo depende del videasta y montajista, no. Por el contrario el otro 50% dependerá de cuan espontánea sea la pareja. Aquí no existe lugar para la timidez, dado que se hará el rodaje mientras se acicalan, mientras se dan el "sí, acepto", durante el primer baile, antes y durante, a vista y paciencia de todos. Por tanto, es un tipo de registro creativo nupcial que no está hecho para todos.

Los invitados también participan

La buena noticia es que soltar los nervios es más fácil cuando se tiene cómplices. Amigos y familiares más cercanos podrán participar de su marryoke, siempre que se les avise con tiempo. Los productores por lo general se encargan de ello proporcionándoles las letras o pauta. Las damas de honor y sus hermosos vestidos largos de fiesta y los estilosos best men también tendrán una participación protagónica que alivianará la tensión del momento. La idea es disfrutarlo mientras se hace el rodaje sin verlo como una obligación.

En poco tiempo el marryoke se ha convertido en el producto audiovisual nupcial más contratado en Estados Unidos y algunos países europeos. Destaca a los novios, la decoración para matrimonio, el romanticismo de la pareja y hasta el detalle más sutil de tu laborioso ramo de flores naturales. Es conciso y creativo, recoge la esencia de la ceremonia, recepción y fiesta. ¿Contratarían uno?