Jeyson Castromonte Fotografía

Toda pareja de novios tiene más de una persona significativa dentro de su círculo social y familiar con alto potencial para ser su testigo de boda. La mejor amiga que te dará una mano con tu vestido de novia, la preciosa decoración para matrimonio o ese amigo a quien le confiaste que ya tenías el anillo de compromiso. Sea por la iglesia o ante registro civil, estos personajes deberán ser designados de manera correcta, pues ambas ceremonias tienen ciertos pre-requisitos que deben conocer. Para no patinar con su elección, hoy nos concentraremos en sus testigos, ¿quiénes son y cómo elegirlos?...

Eviten las elecciones por compromiso

Durante la organización se encontrarán con voluntariosos que deseen imponer ideas para sus adornos de matrimonio o incluso, les intentarán enviar propuestas para los centros de mesa para boda. No faltará quien diga ¡me encantaría ser tu testigo! O que algunos de sus padres deseen proponer potenciales testigos. Para todos los casos es mejor tomar la decisión entre ambos dejando toda elección por compromiso descartada.

Dinamo Producciones

Testigos de matrimonio religioso

  • Testigos que firman antes

Son aquellos que deben dar fe de su soltería ante la institución religiosa, por lo general uno por cada contrayente hombre o mujer. Personas cercanas a sus círculos de amigos, más no familiares directos. Su testimonio y firma será clave para la apertura de su expediente matrimonial. Por lo general serán citados inmediatamente después de que este haya abierto y deberán pasar por una entrevista breve en la que dejarán constancia de conocer al dedillo a los novios.

  • Testigos que firman durante su ceremonia

Dependiendo de quién oficie su ceremonia podrían solicitarles dos testigos más, uno por cada novio. Si será un párroco, diácono o sacerdote y en conformidad con el derecho canónico, estos personajes allegados a los novios son de carácter obligatorio. Ambos estamparán su firma durante el rito ceremonial. Se les informará de ello cuando abran su pliego.

Migamah Fotografía

  • La fe de sus testigos de matrimonio religioso

Sus testigos no tienen que profesar la misma fe, así que tranquilos. Podría decirse que para algunas diócesis, es ser consecuentes, dada la naturaleza del acto, que los novios elijan personas de la misma religión. Para quienes, al tratarse de un matrimonio por la iglesia, su testigo hombre/mujer con hijos, por lo menos deberá estar casado. Algunos novios lo prefieran también así, pues así esos amigos podrán participar activamente de la misa y no solo hacer acto de presencia para la firma llegado el momento.

Testigos de matrimonio civil

De igual forma, se trata de dos personas que conozcan de cerca a la pareja. Uno por cada novio y podrá ser hombre o mujer. Atención que no podrán ser familiares, ni cercanos, ni de tercer grado. Ellos deberán acompañar a los novios a la apertura de su expediente y luego durante la ceremonia de ese romántico matrimonio en la playa que tienen en mente.

Azul Fotografía de Amor

Revisar los requisitos antes de dar la noticia

Es importante que antes de emocionarse y lanzar la noticia a sus amigos cercanos evalúen si ese ser querido y amigo/a cumple con los requisitos y recibirá la buena nueva con entusiasmo. ¿Dispone de tiempo para estar presente en la apertura del pliego y en la ceremonia de su matrimonio en el campo? Tal vez, solo podrá asistir a la su gran día pero no antes. ¿Profesan la misma religión? o ¿lo colocarían en compromiso ante esta invitación a ser testigo?

Para evitar situaciones comprometedoras y que la decisión final de la elección de sus testigos de boda solo emane de ustedes, deberán manejarse con discreción durante el proceso. Tal como hicieron para encontrar sus maravillosos partes de matrimonio y todo el empeño que le ha puesto, tal vez, a la decoración vintage boda que será la admiración de todos. Todo lo concerniente a su gran día solo los deciden ustedes.