Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi
Por Studio Fotografico Righi

Ambika y Rahul nacieron en Nueva Delhi, capital de India, uno de los países más poblados del mundo y la amalgama de diversos grupos étnicos, religión, idiomas, y costumbres. Y es con toda esa riqueza cultural, que decidieron ir más allá de sus fronteras para celebrar el día más importante de sus vidas, su matrimonio.

Fieles amantes de la buena comida y el vino, nuestra pareja india escogió Florencia, ciudad al norte de la región central de Italia, como escenario para sellar sus lazos de amor. No se conformaron con un ‘sí acepto’, lo celebraron por partida doble durante tres días, con orden a la costumbre occidental y a la glamorosa tradición India. Te contamos cómo…

De principio a fin, el matrimonio de esta joven pareja reflejó su alto nivel de exigencia por lo distinguido y sofisticado. La organización fue cuidada de principio a fin, cada detalle con impecable esmero. Las imágenes capturadas por el estudio de la foto Righi dan fe de ello.

El primer día Ambika llevó un tradicional vestido de novia y lució su hermoso cabello largo suelto en bucles. Rahul un traje muy original y corbata michi. Impaciente esperó por su amada, para casarse bajo las costumbres occidentales. La recepción fue al aire libre y todo estaba decorado con un gusto por demás exquisito. 220 personas celebraron durante toda la noche.

Villa Corsini Mezzomonte fue el escenario del segundo día, durante el cual, las protagonistas fueron Ambika e invitadas. El tradicional Mehndi o tatuaje nupcial indio, plasmados en manos y pies de la novia, capturó por su arte la admiración de todos. Símbolo de fortuna y salud para la pareja, el ritual fue realizado en medio de una gran celebración.

El Mehndi fue la antesala del tercer día, la boda real al rito Indio. Ambika llevó un hermoso sari dorado y portó distinguidas joyas en metales preciosos y fina pedrería. El espacio donde se llevó a cabo la ceremonia fue Villa Cortés, otro secreto escondido de Florencia de hermosos jardines.

Durante tres días Ambika y Rahul fueron retratados por las 12 cámaras montadas por el estudio fotográfico Righi. Profesionales de la fotografía y de la imagen que supieron capturar con maestría el espíritu de esta boda que fusionó dos culturas fuertemente arraigadas y de pasados gloriosos como la asiática y europea. Un matrimonio memorable que no se ve todos los días.