Sergio y Thalia son unos recién casados que juntaron varios sueños y los hicieron realidad y el resultado puede ser tan espectacular como el de estas fotos de esta preciosa. 

Grandes amantes del mar, ya que no tenían más remedio que celebrar su matrimonio en una ciudad sin mar, decidieron que querían hacerse un reportaje Trash the Dress en la playa y qué mejor sitio que en la Riviera Maya, donde se iban de luna de miel.

 

 

 

 

 

 

La novia localizó a un fotógrafo en Mexico con el que acordaron realizar el reportaje en una playa de ensueño, la Playa Maroma.

A pesar de que en su entorno la idea les parecía una locura puesto que se trataba de contratar a un profesional en la distancia y facturar el nada ligero vestido de novia y todo lo necesario, la ilusión fue mucho más poderosa. Y allí se encontraron volviéndose a vestir como si fueran a casarse de nuevo, algo que les pareció muy divertido junto a las felicitaciones de todos los que se cruzaban con ellos y que creían que celebraban el día de su matrimonio. 

 

 

 

 

 

 

Como cuenta la propia novia, "la sesión la hicimos en dos tardes porque el primer día no nos había dado tiempo de meternos al agua cuando empezó a oscurecer. el fotógrafo fue muy amable y nos ofreció continuar al día siguiente, ¡nosotros aceptamos encantadísimos! Además tuvimos la suerte de que al lado del hotel hubiera una hacienda abandonada en la que nos hicimos unas fotos de película y no nos tuvimos que mover de nuestra playa, ¡todo fue perfecto!"

 

 

 

 

 

 

Una sesión trash the dress relajada con un profesional que da lo mejor de sí mismo y unos novios dispuestos a quererse y disfrutar de cada instante en el lugar que ellos han elegido. ¿Qué más se puede pedir?

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Bodas.net