Tu boca será la protagonista en muchos momentos importantes del día del matrimonio, en el primer beso como marido y mujer, al decir los votos matrimoniales, en los saludos a los invitados, el discurso del brindis y en muchas fotos. Es por eso, que deben estar perfectos para el gran día. El maquillaje de labios puede ser muy variado, hoy te proponemos que sea sensual y muy brillante. Toma nota de estos tips:

Tipos de lápices labiales

Existen muchos tipos: cremosos, líquidos, compactos, brillantes u opacos, y perlados o mate. Con cada uno de ellos conseguirás un efecto diferente en tus labios. También hay de muchas tonalidades diferentes, así como distintos brillos labiales. A la hora de elegir, esos dos elementos deben combinar a la perfección.

La estación del año

Es importante a la hora de elegir los colores tener en cuenta la estación del año en la que realices tu matrimonio. Si es temporada de verano se usan los tonos claros, anaranjados y rosas pálidos, en otoño los terracota, marrones y naranjas y en invierno colores más intensos y fuertes. El rojo pasión es atemporal y sólo puedes usarlo si va con tu estilo.

Lubrica tus labios

El primer paso para conseguir labios perfectos es aplicar una base lubricante en los labios, deben estar bien hidratados para que se el maquillaje se adhiera mejor.

Define el contorno

Luego debes delinear el contorno de los mismos y rellenar la superficie con un lápiz del tono de tus labios.

Dale color

El paso siguiente es aplicar la pintura de labios de la tonalidad que hayas escogido. Lo ideal es no poner demasiado maquillaje para no hacer una capa gruesa, deben parecer lo más naturales posible

Dale brillo

Y por último, debes aplicar un bonito brillo labial para darle un efecto más sensual a los labios. Procura que sea un brillo sin color ni perfume y que sea un producto duradero. Así no perderás el glamour en ningún momento.

Kit de emergencia

El día del matrimonio no olvides de armar un kit de maquillaje de emergencia para poder retocar tus labios cada vez que lo necesites. Tu brillo labial será tu mejor aliado, luego de tantos besos, abrazos, discursos, comida y bebida seguro lo necesitarás.