Compartir una misma casa, un mismo dormitorio, no siempre es sencillo más aún si recién empiezan, si quieres estar en paz y armonía para estimular la relación y su duración no te pierdas este artículo.

El feng shui es un arte ancestral que se basa en la cosmogonía china, buscando la mejora de las condiciones ambientales para fomentar el bienestar y la armonía general de la persona con su entorno. Convirtiéndose en una de las técnicas preferidas por los novios al momento de ambientar su hogar sobre todo su dormitorio.

Ambos trabajan, todas las noches traen tareas a cuestas y el único momento para relajarse, es el dormitorio. Este cuarto debe ser una burbuja en el mundo para ambos. Es el escondite donde podrán dejarse llevar y disfrutar de su amor.

Es clave, tener una gran cama para poder echarse y tomar un descanso. Al lado de la cama recuerda poner equitativamente las mesas de noche, para libros, accesorios de belleza o lo que cada uno necesite independiente del otro.

  • La puerta debe estar en una esquina, evitar los dormitorios con dos puertas, ya que de esta forma la energía entraría por una puerta y saldría por la otra.
  • La ventana del cuarto debe estar frente de ambos esto hará que todas las mañanas puedas ver los rayos del sol y les ayudará a despertar de mejor ánimo.
  • La cabecera de la cama no debe ser de metal, pueden elegir de madera o algún otro material, y seta debe apoyarse en una pared sólida.
  • El beige, blanco, hueso, caqui, son los colores ideales en una habitación matrimonial, también pueden ser algunos colores suaves derivados del rojo.
  • Puedes tener en el dormitorio algunas plantas, estas ayudan a oxigenar el ambiente, también ayudan a evitar las malas energías.
  • No tener muchos artefactos eléctricos en la habitación como televisiones, computadoras, máquinas de ejercicios y todo aquello que genere ruido y no permita al cerebro descansar tranquilamente.