Los hermosos paisajes de nuestro país y el incremento de la oferta hotelera incitan a que cada vez, sean más, las bodas que se celebren fuera de las urbes. Sea porque decidieron celebrar su matrimonio lejos del mundanal ruido o que aún siendo en medio la ciudad, represente para sus invitados, el traslado hacia otra provincia o región, la búsqueda de alojamiento viene a ser la mejor muestra de gratitud que podrían tener los novios hacia sus seres queridos que deseen estar presentes durante esa fecha especial, a pesar de la distancia. Identificar con la debida antelación más de un hospedaje u hotel que cubra las distintas expectativas y gustos de amigos o familiares reflejará además, una buena organización, en la que nada se les habrá escapado.

La distancia ya no es impedimento

Entregado el parte de matrimonio, con la debida anticipación, y antes de que sus invitados se percaten de que para poder estar con ustedes durante esa fecha especial deberán hacer maletas, es pertinente presentarse con un as bajo la manga. Esto podría animar de entrada a esos parientes que no estén acostumbrados a viajar, y que viven lejos, por el solo hecho de saber que hay un lugar esperando por ellos. También a quienes por el trabajo deban pedir vacaciones y sincronizar fechas.

Inventario hotelero

En cuanto hayan decidido realizar su matrimonio en un club campestre, casa de campo, o decididamente al interior del país o incluso fuera de él, deben hacer un rápido inventario de la oferta hotelera próxima. Lo más probable es que su proveedor de locación sea también quien les provea de la suite matrimonial a los futuros esposos y además a sus invitados, si se tratase de un hotel. Pero si por el contrario no lo es, deberán ponerse a la tarea de investigar la zona, ¿cuántos hoteles hay?, ¿qué servicios ofrecen?, ¿cuáles son los más cercanos? y que no genere engorrosos traslados, y por sobre todo ofrezca seguridad.

Oferta hotelera

Identificados los potenciales proveedores de servicio de alojamiento para sus invitados deberán tomar nota de los contactos y comenzar a llamar para pedir citas que los lleven a negociar buenos precios. Se sorprenderán al saber la diferencia entre los precios rack con los paquetes hosteleros nupciales, por tanto, hagan sus consultas sin temor.

Casas de campo

Si lo que ustedes buscan es algo más íntimo y quieren tomar distancia de grandes hoteles con estrellas, no duden en consultar por las haciendas, casas de campo, clubes rústicos o campestres. A diferencia de un hotel, estos ofrecen un ambiente más cálido que puede partir desde la arquitectura hasta su decoración. Escenarios de ensueño los hay por todo el Perú, frente al mar, sobre los Andes o en medio de parques naturales de nuestra Amazonía. Y claro está, el servicio que deseen contratar es más personalizado, pues en algunos casos no se trata de grandes firmas sino de asociaciones locales o negocios familiares. Toda s éstas suelen contar con servicio de hospedaje para grupos pequeños, por lo que hacer una reserva total o parcial del recinto a un buen precio podría representar para ustedes un dolor de cabeza menos.

Reservas

Comunica oportunamente a tus invitados acerca de las opciones de alojamiento que les facilitará la vida y su presencia a su matrimonio. Finalmente, serán ellos quienes tomen la decisión.

No te olvides de tus proveedores

Recuerda incluir a tu estilista y otros proveedores de servicio dentro de la misma lista de invitados con descuento. Ellos, a pesar de no formar parte de tu lista de amigos o familiares, necesitarán estar antes, durante o después de tu matrimonio y recuerda que, a mayor número de personas, mejores descuentos.