No sé si has observado, en cuanto a partes de matrimonio, que por temporadas se ponen más en uso o de ‘moda’ ciertos diseños, tipo de papel, letra y colores. Tal vez les ha pasado más de una vez, recibir alguna invitación que no se diferencia mucho de las otras, más que por los datos de los novios.

Materiales

  • Cartulina/papel impreso con sus datos
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Regla 20 centímetros
  • Cintas de colores

Texto e impresión

Las invitaciones rompezabezas te dan la libertad de escoger la línea gráfica que más se ajuste al estilo de tu matrimonio. Este podrá ser simple o más recargado, de acuerdo al gusto de los novios. Lo más recomendado es que lo encarguen a un profesional o comenten su idea a su proveedor para que pueda orientarlos y adaptarlo a sus trabajos.

La impresión deberá ser ‘si o si’, en un papel grueso, es decir de mayor gramaje o cartulina, sea satinada, mate o con textura. En cuanto al color, deberá respetar la paleta escogida para su boda. Presten atención a este primer paso, puesto que los siguientes serán complementarios. Es decir, todo se desprenderá a partir de éste.

Dibuja tus piezas

Ahora nos toca dibujar las piezas de nuestro rompecabezas. Se trabaja por el reverso de la invitación impresa. Con ayuda del lápiz y sin presionarlo demasiado sobre el cartón, dibuja una gran línea que divida en dos tu parte y luego traza dos transversales. La idea es que quede dividido en seis partes.

A pulso o con ayuda de unas monedas delinea uno o dos semicírculos en cada pieza. Si deseas dar rienda suelta a su imaginación puedes dividirlo en más partes ocho/diez y no utilizar curvas para unirlos, sino cuadrados tipo Tangram. Todo es posible.

Recorta

Con mucho cuidado y siguiendo el camino trazado por el lápiz, recorta cada una de las piezas que dibujaste. Apílalas una por una, para no perder de vista ninguna de sus partes.

Únelas

Es momento de armar nuestras invitaciones. Utilizando las cintas de colores, envuelve y ata con un hermoso listoncito cada pila de tu rompecabezas. También puedes colocar las piezas del rompecabezas en un saquito de tul transparente.  ¡Listo, ya tienes tus partes!

Recuerda que siempre puedes añadir tu toque personal, ¿más de un color?, ¿letras y formas? Todo es válido, el objetivo es obtener una invitación de matrimonio muy original y lúdica para tus invitados. ¡Éxitos!

También te puede interesar:
10 textos originales para los partes de matrimonio