Lester Fotógrafos

 

Salir a correr o encontrar un tiempo para ir al gimnasio a veces se nos hace difícil, más aún si estás planificando tu boda, seguro que no tendrás tiempo para casi nada. Pero eso no es un pretexto para no hacer actividad física y quemar algunas calorías que te ayudará a llegar regia a tu gran día.

Para demostrarte que puedes aprovechar cualquier momento hoy te enseñamos cómo aprovechar los minutos libres que tienes para sumar a tu rutina ejercicios simples que te ayuden a quemar calorías.

  • Bye bye ascensor. En lugar de esperar varios minutos a que llegue el ascensor, date un paseíto y, como jugando, usa las escaleras. Es mucho más saludable y puedes quemar hasta 50 calorías.

 

Oh Sweet Fotografía

 

  • Saltar de alegría. Estás feliz porque te vas a casar, demuéstralo saltando y aprovecha para quemar 10 calorías por minuto. Que te da vergüenza ir saltando por la calle, tranquila puedes saltar durante la propaganda de tu novela favorita, por ejemplo.

El Portal Producciones

 

  • Sentadillas por doquier. Cualquier ocasión es buena para hacer sentadillas. Dile adiós a 70 calorías en tan sólo 5 minutos. ¿A qué estás esperando? Mientras estás regando las plantas, esperando a que se caliente el agua... son solo 5 minutos.
  • Antes de cenar. Llegas a casa y te tienes que calentar la cena, mientras esperas que se caliente en el micro o en la cocina, aprovecha para ejercitarte un poco, pueden ser ejercicios de cintura, faciales, sentadillas, cualquier ejercicio fácil y rápido. Podrías llegar a quemar entre 20 y 40 calorías por minuto mientras esperas a que se caliente tu plato.

 

 

  • Abdominales antes de dormir. Lo difícil es solo al inicio, crearse la costumbre de hacerlo, pero seguro que te animas más rápido si tienes en cuenta que si haces 3 series de 30 abdominales antes de dormir, con intervalos de 15 segundos, vas a quemar unas 40 calorías. Imagina si lo tomas por costumbre y lo haces cada día. No es un gran esfuerzo físico, solo tienes que empezar.

 

 

  • Mientras duermes. Aunque no te lo creas durmiendo también puedes quemar calorías, para lograrlo sólo debes de descansar el tiempo adecuado. 8 horas diarias son perfectas para despertarte con energía y haber quemado 60 calorías.

 

My Sweet Moment