Jorge Pissani Studio

Aunque organizar  un matrimonio siempre va a significar un desembolso considerable de dinero, existen formas de ahorrar en un matrimonio o, por lo menos, de gastar con medida. Aquí les dejamos estos consejos para lograr un ahorro considerable sin mucho esfuerzo. 

Elección de la fecha

Generalmente imaginamos nuestro matrimonio al aire libre en plena época de bodas, primavera o verano. Si bien es cierto esta opción cuenta con varias ventajas también tiene un par de inconvenientes: se tiene que reservar el lugar para la fiesta del matrimonio con mucha antelación puesto que hay más demanda, y los precios serán más altos. En cambio, si se casan en invierno se puede ahorrar hasta un 30% además de tener la opción de elegir sin ningún problema entre las distintas ofertas.

El vestido de novia

Si tu sueño es llevar un vestido de novia único y que sea sólo tuyo, tienes que ser consciente que eso tiene un precio. No te cierres a la idea de alquilar o comprar uno, podrás escoger entre muchísimos modelos de distintos diseñadores. Está opción te permitirá llevar un vestido de mejor calidad a un precio bastante inferior. Ten en cuenta que es difícil que vuelvas a ponértelo después del gran día.

Elección de la temática del matrimonio

Una temática retro o rural será más económica que una chic y glamurosa. La ventaja es que las dos primeras están de moda. Podrás demostrar tus habilidades creando y elaborando tu misma parte de la decoración con muebles y objetos antiguos recuperados.

Hazlo tú misma

Los tutoriales conocidos como DIY por su siglas en ingles (Do It Yourself), servirán de gran ayuda para crear ustedes mismos elementos decorativos, los recuerdos para los invitados o el seating plan. En internet se encuentran muchos tutoriales, además de ahorrar dinero todo tendrá un significado aún más especial.

 

Kurt Briceño
 

La papelería

El coste del diseño e impresión de los partes de matrimonio, meseros y menús puede sumar una cantidad considerable. En este caso se puede aprovechar de un amigo diseñador gráfico que pueda hacer los diseños como regalo de boda o al menos mucho más barato.

La negociación

Se puede negociar el precio del menú o buffet del matrimonio con el catering o el restaurante para que este resulte más económico. Cuantos más invitados sean, más fácil debería de ser esa negociación para que les ofrezcan un precio atractivo o unas condiciones mejores.

El wedding planner

Que un profesional aconseje, guíe y oriente en la organización de todo el matrimonio puede llegar a costar una cifra poco económica  Sin embargo se puede solicitar un "bono por horas" esto les permitirá beneficiarse de los conocimientos de un wedding planner sobre ciertos asuntos o contratar sus servicios en aquello que consideren importante o complicado.

Compartir gastos

Si se informan que alguien de su entorno se va a casar el mismo año que ustedes, no sería mala idea ver si hay algo que puedan compartir o aprovechar con el fin de reducir costes o comprarlo junto para obtener un mejor precio o mayor descuento.

Buscar patrocinadores

Se puede conseguir que uno o varios de sus proveedores los patrocinen llegando a ciertos acuerdos a cambio de publicidad como el dejar sus tarjetas a la vista en sus oficinas o mencionando su trabajo a través de las redes sociales. Siempre se tiene que dar algo a cambio pero el esfuerzo valdrá la pena.