Aunque las últimas tendencias son tentadoras, en un vestido de novia lo mejor es optar por líneas clásicas, simples y elegantes. Además de que “menos es más”, hay detalles que sobreviven a todas las épocas y hacen que un vestido se mantenga hermoso, vigente y relevante. Y es que, aunque la belleza está en los ojos de quién la mira, hay ciertos aspectos que son lindos en múltiples escenarios, períodos y culturas. Repasa con nosotros los rasgos comprobados de los vestidos de novia que resisten el paso del tiempo y elige tu propio vestido de novia atemporal e irresistible.

1. La prudencia que hace verdaderas sabias

En un look clásico lo primero que hay que buscar es la mesura. Los íconos de la moda tipo Jackie Kennedy o Kate Middleton se han caracterizado por elegir diseños moderados en lujo y sensualidad. Así que, si buscas un vestido de novia eternamente bello evita diseños con demasiado brillo, escotes muy profundos, adornos demasiado llamativos o mangas y detalles enormes. Paradójicamente, la sencillez y la modestia son el mejor criterio si quieres que tu vestido sea espectacular y deslumbrante.

2. Clásicos, pero contemporáneos

¡Atención novias! Simple o sencillo no significa aburrido o anticuado. Por el contrario, un vestido de novia atemporal logra que te veas moderna y vanguardista. Apuesta por vestidos de novia con corte princesa o en A, cuyo espíritu transmita jovialidad y elegancia. Así mismo, un hermoso vestido de novia sirena es una elección infalible y si es de un corte limpio y escote modesto, mejor. En cuanto a tejidos, el crepé será tu aliado en los modelos minimalistas, así como el tul y el encaje en los diseños más románticos. Ambos son un clásico que no perece y que se reinventa con cada temporada.

3. Adornos inmortales

Además de los escotes ilusión y el evocador encaje, que se han convertido en un clásico que sobrevive todas las temporadas, considera como parte de los ornamentos de tu vestido los lazos de cinta sutiles que rodean la cintura o decoran delicadamente los hombros, así como volantes en un vestido de novia sencillo, lo que lo hará interesante y especial. Otro infaltable, que se mantiene, son las botonaduras en mangas y espaldas, discretas y elaboradas, así como los motivos florales en torsos y faldas.

4. Las mangas importan

Si puedes escoger, opta por un vestido de novia con mangas largas en crepé sólido o translúcidas confeccionadas con encaje. Este estilo funcionará de maravilla en bodas en invierno u otoño. Pero si te casas en la época cálida del año, dale un toque de modernidad a tu vestido, discreto pero sugerente, con un delicado escote de mangas caídas. Verás que otra forma de conseguir este estilo contemporáneo es con modelos sencillos elaborados con materiales suntuosos como el mikado y con escotes palabras de honor y con mangas.

5. Tonos que no desentonen

Sin duda, lo más clásico es el blanco nupcial. Sin embargo, los tejidos en tonalidades marfiles o perladas son otra opción que no pasará de moda. En un blanco inmaculado el mejor tejido será un crepé liso. Con las tonalidades beige, apuesta por encajes y tules. Puedes darle un toque de modernidad con la combinación de tono sobre tono, otorgándole una sensación de profundidad al vestido. Sin embargo, evita demasiadas transparencias y privilegia la solidez del color.

6. Largos y escotes perpetuos

Al estilo de una princesa, cuya imagen es inmortal, apuesta por un atractivo escote en V. Apórtale sensualidad con algo de profundidad, pero siempre con una cobertura ilusión que cree el efecto de segunda piel. Otro clásico por el que puedes optar es el escote barco, redondo o el cuadrado, que se ha convertido en un nuevo atemporal. Y en cuanto a extensión, privilegia los vestidos de novia largos, cuyo encanto permanece constante.

¿Te fijaste en que un vestido atemporal guarda el equilibrio perfecto entre lo clásico y lo moderno? Encuentra, aún más, diseños que resistan el paso del tiempo en el catálogo en línea de vestidos de novia de Matrimonio.com.pe. Haz que tu vestido de novia te permita lucir la belleza imperecedera de las diosas antiguas o el presente encanto de lo que te hace única. En cualquier caso, tu atuendo resaltará el encanto personal que te caracteriza y ¡que superará todas las épocas!