Aldo Aguilar Fotografía
Aldo Aguilar Fotografía

El dinero para comprar el vestido de novia no salió de la nada, como tampoco lo hizo el alquiler del local, la decoración para matrimonio o la elaboración del peinado de novia que llevaste con ese hermoso tocado. Todo lo mencionado y demás elementos que formaron parte de su boda requirieron de gastos elevados que los llevaron a ahorrar y a intentar reducir costos en la medida de lo posible. Así que ya saben de lo que hablamos, cuando se trata de ahorrar para lograr metas, pero ahora que ya están casados también es indispensable que consideren que ahora ambos deben dar lo mejor de sí para manejar adecuadamente sus finanzas y evitar conflictos económicos, que podrían afectar seriamente su comunicación y relación.

1. Cuentas claras, amores duraderos

De la misma manera en que elaboraron su hoja de presupuesto para saber cuánto podían gastar en la decoración de local para matrimonio o en los pisos de su torta de matrimonio elegante, pasa lo mismo con los gastos que realizarán cada mes ahora que ya son esposos. Es indispensable que se pongan de acuerdo si los aportes serán en partes iguales, irán en relación a sus sueldos o uno de los dos correrá con todo si alguno no trabaja por el momento. Lo importante es que establezcan mensualmente el dinero para los gastos, ahorros, estudios, egresos inesperados, diversiones y apoyo a sus padres (en el caso de que sea necesario).

El Portal Producciones
El Portal Producciones

2. Los ahorros de cada mes

Si antes no consideraron el ahorro como una opción primordial en sus vidas, les recordamos que al estar casados todo suele cambiar. El ahorro les permitirá cumplir metas personales o como pareja a mediano o largo plazo: casa propia, la llegada del bebé, estudios, viajes o gastos inesperados. Con el ahorro también se convertirán en una pareja más responsable que se encontrará preparada para posibles dificultades, como: un despido laboral o la aparición de alguna enfermedad. Además, al estar bien organizados evitarán problemas relacionados al dinero: causa de constantes discusiones en muchas relaciones.

3. Comunicación constante

No se trata de preparar un primer presupuesto y mantenerlo por siempre, sino de separar un tiempo cada mes para conversar exclusivamente sobre el aspecto económico, observar los cambios, ponerse de acuerdo y modificarlo de acuerdo a la situación en la que se encuentren. Tal vez los precios de algunos alimentos estén muy elevados o quieran buscar un departamento más amplio para vivir. ¿Acaso no tuvieron que realizar algunos ajustes para que pudieras tener tu vestido de novia 2019?

Diego Peláez Fotografía
Diego Peláez Fotografía

4. Cocinen en casa

De dos soles en dos soles el puesto de desayuno se lleva aproximadamente 48 soles mensuales por cada uno de ustedes, ¡y eso que solo estamos considerando un pan y una bebida por el valor de un nuevo sol cada uno! Lo que suele variar de acuerdo al apetito que tengan y la ubicación del lugar. Ahora sumen a la cuenta de los dos desayunos, el almuerzo en el restaurante, los antojos y la cena. Cocinar juntos es una de las actividades que les permitirá generar recuerdos inolvidables llenos de conversaciones, risas, anécdotas y aprendizaje. No pierdan esta oportunidad. Empiecen por elaborar la lista del menú semanal, así no tendrán todos los días la misma preocupación

5. Compren una vez por semana

Fijen un sábado o domingo para ir de compras juntos, pero antes preparen su lista semanal con los productos que consideren indispensables versus los secundarios. Organícenlos de acuerdo con los lugares en donde los encontrarán para que no se les olvide y no tengan que comprarlo después a un precio más elevado. Consideren adquirir algunos productos al por mayor como los jabones o en varios kilos como en el caso del arroz, para que ahorren y les duren por un mes o más.

El Portal Producciones
El Portal Producciones

6. Servicios indispensables

Si por motivos laborales están en casa poco tiempo y continúan pagando cable, telefonía fija, internet u otra suscripción, es hora de que se sienten a dialogar y consideren buscar una tarifa más económica o prescindir de alguno de ellos. Verán que con esta acción ahorrarán más de lo esperado y sentirán su economía más equilibrada.

7. Salidas y gastos

Una salida solos o con los amigos a un restaurante, una discoteca o un bar ronda en promedio aproximado los S/.100 soles por persona, especialmente si se trata de una reunión nocturna, en donde se debe considerar la comida, bebidas, entradas, horas en las que se quedarán, cuán buenos bebedores son y el taxi de regreso. Las reuniones con los amigos son un gran motivo para relajarse y divertirse, pero también podría causarles más de un dolor de cabeza al momento de sacar las cuentas. Nadie les dice que no salgan y se diviertan, pero sí que tengan en cuenta los gastos, intenten no hacerlo muy seguido o conversen sobre la posibilidad de hacer una reunión en casa.

Junior R. Cerquín
Junior R. Cerquín

8. Actividades para todos

Todas las salidas no tienen por qué ser caras. Hay actividades para todos los gustos que son gratuitas o de bajos costos, pero de muy buena calidad. Las agendas culturales, cupones y apps son buenas alternativas para encontrar ofertas: teatro, conciertos, viajes, diversión y relax. ¿Se animarían a ir al spa en pareja, como cuando te esperó hasta que conversaste con tu estilista para definir el peinado alto y al final se regalaron un par de horas en una sesión de masajes?

9. Objetivos en común

Tener metas claras les permitirá saber para qué ahorrarán y cuánto deberán juntar para lograrlo. Tal vez estén pensando en postular a una maestría o en comprarse un departamento más amplio para aumentar la familia. Lo importante es que no se queden estancados, porque una pareja que quiere seguir creciendo se estabiliza personal, profesional y familiarmente; siempre recordando el amor que se tienen y dedicándose tiempo de calidad.

Robert Els
Robert Els

10. Fondo de emergencia

Los imprevistos llegan cuando menos los esperamos, por eso es recomendable que separen una parte de sus ahorros especialmente para este asunto; porque nadie está libre de enfermarse, perder dinero o ser despedido del trabajo. No lo dejen para último minuto. Recuerden que, por no considerar el envío de las tarjetas de matrimonio civil en su presupuesto y los impuestos a pagar por el contrato del local, se vieron obligados a incluir un monto de dinero extra para cubrirlo.

11. Cero deudas

Intenten que su vida juntos no empiece con deudas, así se evitarán muchas preocupaciones y una que otra discusión si el dinero no alcanza para cubrirla. Con respecto a las tarjetas de crédito, procuren no tenerlas, pero si consideran que son necesarias utilícenlas sabiamente, evitando usarlas para gastos pequeños con cuotas mínimas. Siempre es mejor pagar en una sola cuota para que los intereses no se les escapen de las manos y solo para gastos indispensables, previamente coordinados.

Triz y Juan
Triz y Juan

12. Transporte en la ciudad

Trasladarse en Lima no suele ser una tarea fácil, principalmente por el intenso tráfico que ya no respeta la antes denominada “hora punta”. Al vivir cerca del trabajo cuentan con la opción de caminar, ir en bicicleta o tomar un vehículo público por un módico precio; pero si se encuentran a larga distancia es mejor que decidan qué les conviene: ir juntos en su auto particular o salir más temprano de lo habitual y trasladarse en el metropolitano u otro vehículo de transporte público. Saquen sus cuentas, opten por la opción que más les convenga y no afecte sus finanzas.

Esperamos que con estos tips para ahorrar después del matrimonio logren organizarse mejor y encuentren el equilibrio financiero que necesitan como una pareja ya establecida. No olviden que no es la primera vez que se enfrentan a gastos tan fuertes y que en su momento tuvieron que tomar decisiones para encontrar su concepto ideal, buscando alternativas entre las argollas de matrimonio que ofrecían las diferentes joyerías y seleccionando a la empresa encargada del courier para la entrega de los partes de matrimonio.