Four Winds Productions

La presión muchas veces se apodera de las parejas en el día de su boda, el querer que todo salga perfecto ya que lo han planeado por meses hace que los nervios los dominen, en estos casos hay que guardar la calma, aquí algunas de las cosas por la que no te debemos preocuparnos.

1. El tiempo con tus invitados

Si tu boda tiene muchos invitados es imposible que dediques un largo tiempo en conversar con ellos y atenderlos, con saber que la están pasando bien y haciendo un brindes con ellos será suficiente.

2. No seas esclava del reloj

Si el tiempo va pasando y hay algunos detalles que aún faltan presentarse, o cosa que no llegaron a tiempo, no te preocupes piensa que tu felicidad es primero y lo que está puesto es lo necesario, hay cosas que escapan de nuestras manos.

3. Problemas con el traslado de invitados

Si algún inconveniente se presenta al momento de trasladarse hacia la fiesta alguien no se ubica con la dirección, y demora mucho en llegar, ya se brindaron las explicaciones necesarias para que llegue bien, ya se encargaran de comunicarse con alguien que esté en la fiesta y llegara en su tiempo.

4. La ubicación de los invitados

Si hay problemas con la familia en el momento de la ubicación de las mesas, y no están de acuerdo con la personas que las han sentado que no te preocupe, ustedes hicieron todo lo posible para tratar de complacer a la gran mayoría, son adultos y sabrán conciliar la situación. 

5. No llego el maestro de ceremonia

Un tío, el padrino, o el amigo que pone la chispa en toda reunión te puede ayudar a amenizar la fiesta, será una anécdota digna de recordar.

6. No pienses que todo va a ser como lo soñaste

Siempre hay algo que puede torcerse y no salir tan bien como les hubiera gustado pero eso es lo que hará especial y único el matrimonio, las anécdotas y curiosidades que seguro se presentaran en tu boda.

Recuerda trata de conseguir una persona de tu entera confianza que te ayude a supervisar todo en tu boda, puede ser una tía, una prima tu mejor amiga o si deseas puedes contratar a una wedding planner, esto te dará tranquilidad para poder disfrutar al máximo de todo tu matrimonio.