Tanto el anillo de compromiso como las alianzas, son las joyas más importantes para una mujer y su pareja. El primero marcará la pauta para comenzar a planificar todos los aspectos del enlace, la decoración para matrimonio, verificar los trámites y requisitos, buscar el vestido de novia y el traje de novio, entre otros. El segundo, señala el inicio oficial de su relación como ‘marido y mujer’ al intercambiarse las argollas. Por esta razón, consideramos importante resaltar el cuidado de estas joyas. Para que permanezcan intactas, tal y como se entregaron la primera vez, presten atención a estas sugerencias sobre cómo limpiar el anillo o los aros de matrimonio.

Revisar si ha sufrido algún daño

El primer paso antes de aventurarse a limpiar es que ustedes mismos hagan una revisión de los aros o del anillo de compromiso en oro blanco, para saber si ha sufrido algún daño, por ejemplo, una gema suelta o floja o si tiene alguna grieta. De esta manera sabrán cómo proceder, si es algo más grave que no puede solucionarse en casa, deberán recurrir, sin lugar a dudas, al profesional o tienda donde lo adquirieron.

Usar productos especializados

Las firmas o tiendas especializadas, ofrecen a sus clientes productos no abrasivos para el cuidado y mantenimiento de las joyas. Pueden ir desde líquidos especiales y paño. Siempre recomiendan usar este último pues garantiza que no raya, ni opaca la pieza. En la mayoría de los casos, lo mejor es lavar con agua tibia, para que se eliminen manchas.

Hasta la Raíz
Hasta la Raíz

Qué procedimiento seguir

Si se trata solo de limpiar el anillo de compromiso o los aros para remover alguna suciedad, ustedes mismos pueden hacerlo en casa. ¿Cómo? Lo conveniente es poner la pieza en remojo por 20 minutos en agua con shampoo o jabón líquido, luego con un cepillo de cerdas muy suaves quitar los residuos. Este utensilio permitirá llegar a aquellos lugares más difíciles, luego séquenlo con un paño de algodón en lugar de papel común o simplemente dejarlo secar al aire libre. Igualmente, si el anillo de compromiso de oro cuenta con diamantes, se debe evitar usar cepillos ásperos y no limpiarlo más de dos veces al mes.

Evitar ciertos productos y líquidos

Siempre que tengan en sus manos los aros o el anillo de compromiso de plata se debe evitar utilizar cloro, quita esmalte, algún producto de limpieza que contenga ácido, pues esto opacaría la joya. Asimismo, para aquellas parejas o mujeres deportistas, la sugerencia es que se lo quiten, pues el sudor también puede influir.

Eberth Cruz Fotografía
Eberth Cruz Fotografía

Recuerden que…

Para que el modelo del anillo de compromiso o los aros, se conserven intactos, es preciso que, además de la limpieza, se guarden en su caja original u otro contenedor que disponga de terciopelo para que no se rayen, de igual modo, mantenerlos alejados de otras joyas con las que puedan hacer contacto o fricción.

  • Evitar el contacto con perfumes y productos de aseo diario. De igual manera, evitar los cambios bruscos de temperatura, pues podrían alterar el color de las piedras que contengan.
  • Limpiar el anillo de compromiso o los aros de manera profesional se debe hacer una o dos veces al año máximo. Puesto que contarán con las herramientas adecuadas para devolverle el brillo a las gemas cuando hayan sido excesivamente expuestas a los productos que ya hemos mencionado, haciendo que su pureza perdure más tiempo; por lo que no hay necesidad de hacerlo de manera constante.
  • Sobre las piedras preciosas, las recomendaciones principales son que, por ejemplo, para el diamante no debe guardarse con otros para que no se raye. Las esmeraldas o perlas, no exponerlas al agua salada y el agua caliente, lo mejor será fría. Y los zafiros por su parte, pueden someterse a la limpieza ultrasónica o de vapor.

Estos consejos son útiles tanto para quienes ya tienen sus joyas como para los que se encuentran en la etapa de averiguar el precio de los anillos de matrimonio. Hablen con su proveedor y pregunten por los cuidados especiales de la marca para que sepan cómo deben hacerlo en casa, y cuando tengan claro este punto podrán continuar con el resto de detalles de su enlace, como, por ejemplo, decidir de qué manera quieren sus partes de matrimonio para anunciar su feliz unión.