Arrecife Servicios
Arrecife Servicios

Con sus propios calendarios, los feriados y las obligaciones familiares y laborales de sus invitados, ponerse de acuerdo en el día para celebrar el matrimonio puede convertirse en un desafío. Y si bien los sábados solían ser el día preferido para una boda, los domingos y los días entre semana son una opción cada vez más popular. La decisión final dependerá de sus necesidades particulares, así que apresúrense a conocer los criterios básicos para decidirlo, así como los pros y contras de cada uno de los días de la semana. Evalúen sus alternativas y asegúrense de que su gran día ¡sea el más favorable!

1. Lo básico

Contraluz Film's
Contraluz Film's

Elegir el mejor día de la semana para un matrimonio dependerá de las ventajas y desventajas de cada día para ustedes y su situación particular. Sin embargo, hay aspectos generales a considerar como: la disponibilidad del sitio que han imaginado para su boda; la estación del año (las temporadas favoritas son verano y primavera); la cantidad de tiempo que planean para el enlace; los calendarios de sus amigos y familiares; así como los posibles eventos o hechos de su ciudad o municipio que puedan afectar la elección de su día. Con estas consideraciones en mente, pasemos a revisar cada una de sus posibilidades.

2. Una boda los lunes, martes, miércoles o jueves

Making Focus
Making Focus

El mayor beneficio de realizar una boda entre semana es que encontrarán sitios y servicios con precios más favorables, tanto como descuentos e incentivos por parte de los Proveedores de salones y casas de eventos, hoteles, restaurantes y hasta en el servicio de catering. También es posible que su disponibilidad sea mayor dado que los días más solicitados suelen ser los viernes y los sábados. De otra parte, dado que son días laborales, puede que algunos invitados no puedan asistir, lo que hace que el tamaño de estas celebraciones sea más pequeño o que la boda deba realizarse al final del día. Sin embargo, por lo anterior, es la opción ideal para bodas íntimas o petite.

3. Los viernes

Claudia Von der Heyde
Claudia Von der Heyde

Este día supone una gran ventaja para sus invitados. ¿Por qué? Si bien las bodas en los fines de semana suelen comenzar tarde, los viernes se realizan al finalizar el día y esto les permite no tener que reservarlo completamente. La atmósfera festiva de los viernes es súper sugerente y suele ser un día que sigue siendo más económico que un sábado. Adicionalmente, si desean extender la celebración, pueden aprovechar sábado y domingo para hacer otro tipo de actividades con su familia. Tengan presente, sin embargo, que los viernes los invitados suelen llegar más tarde por el trabajo y los compromisos regulares.

4. El matrimonio un sábado

Speakers Films
Speakers Films

El atributo más positivo del sábado es la disponibilidad de sus invitados, dado que no deberán tramitar permisos en el trabajo y cuentan con el domingo, en caso de que deban viajar. La recepción puede extenderse más tiempo porque no hay que levantarse temprano al día siguiente. Sin embargo, por ser el día más popular, no solo hay menos lugares y horarios disponibles, sino que incluso, puede que sus invitados deban atender otro evento el mismo día. De igual modo, no es la elección adecuada si su presupuesto está muy justo. Por su alta demanda, los servicios y espacios suelen ser más costosos. ¿La clave? Por disponibilidad y precio, si prefieren este día, ¡reserven todo cuanto antes!

5. Los añorados domingos

Novias.com by Pilar Oliva
Novias.com by Pilar Oliva

Los domingos se han convertido en el nuevo sábado para las bodas, pero, por fortuna, no en el precio. Siguen siendo un día más favorable en precios que los días más solicitados, con la ventaja de que facilitan la asistencia de sus invitados. Además, a diferencia de los días entre semana, el matrimonio puede iniciar tan temprano como deseen, con un brunch o con un almuerzo, encuentren en nuestro Directorio el mejor servicio de catering para matrimonio. Lo único a considerar es que la probabilidad de que sus invitados deban partir más temprano, bien por sus trabajos o por el traslado entre ciudades. Sin embargo, si la mayoría de sus invitados viven cerca, esto no será un inconveniente.

Como ven, no hay una regla que aplique por igual a la hora de elegir el mejor día para casarse. Lo que para una pareja puede ser una ventaja, para otra no lo es. Tan único como su matrimonio, el día que elijan es una representación de su estilo y preferencias. Lo fundamental es tener las pistas para elegir el día más adecuado. Y si aún tienen dudas, recuerden que siempre pueden contar con la asesoría de los mejores Wedding Planner del Perú, que encuentran en Matrimonio.com.pe. ¡Felices futuras nupcias!