Bruno Perich
Bruno Perich

Aunque amas a tu futura esposa, y sabes que tu matrimonio es un sueño hecho realidad, organizar una boda puede ser abrumador. ¿Acaso imaginaste alguna vez que elegir el tema de la decoración para matrimonio fuera tan complejo? Puede que no esperaras que la elaboración de un vestido de novia tardara 8 meses… o que te sigan pareciendo costosos los arreglos florales para boda. Lo cierto es que, con tanto por hacer, prefieres no preguntar. Finalmente, lo importante es que ella esté feliz ¿no? Reunimos en este artículo algunas de las preguntas que los novios hacen en silencio. Para que veas que no eres el único, y que en todo caso, también hacen parte del amor.

1. ¿Podrías decirme exactamente qué tengo que hacer?

Se supone que organizar y planear la boda es casi tan romántico como la boda misma. Sin embargo, la lista de cosas por hacer es tan larga, que prefieres no estar en todo: servilletas, centros de mesa para boda, sonido, cena.. Sin embargo, no quieres ser indiferente, pero tampoco quieres ser dejado al margen. Por esto, aunque no lo digas, preferirías que alguien te dijera exactamente qué se espera de ti. Es difícil entender los mensajes indirectos de las damas de honor. Si la novia espera de ti un regalo el día de la boda, ¿por qué no te lo dice? Y además, ¿por qué no te dice cuál?

Yorgo Stratouris
Yorgo Stratouris

2. ¿Puedo decirte en qué quiero participar?

Asistir a la degustación de tortas de matrimonio es fácil y delicioso. Hacer la playlist de la celebración también. Sin embargo, si lo que hay que hacer es elegir entre 50 modelos de partes de matrimonio, seguramente lo que harás es planear tu huida. Por más poderes de persuasión que tenga tu futura esposa, preferirías no involucrarte en tareas que no disfrutas. Lo ideal sería ser parte de cosas en las que puedas poner en juego tus capacidades y habilidades. ¿Qué tal por ejemplo hacerte cargo de las pruebas del sonido o doblar los 200 sobres de las tarjetas de invitación?

3. ¿No es demasiado costoso?

Sea un matrimonio en la playa o en la ciudad, las bodas son costosas y tú lo sabes. Con el temor de parecer tacaño o poco romántico, reprimirás la presión de tus preocupaciones financieras. Sin embargo, si no dices nada, llegará un punto en que te desahogues sin límite. Es mejor que, en la medida que se desarrolla la boda, manifiestes tus inquietudes con sinceridad. Fija, con tu prometida, un límite presupuestal al cual puedas referirte cuando te sientas agobiado. Finalmente queda por delante una vida, en la que la carga será repartida y llevada entre ambos.

Yorgo Stratouris
Yorgo Stratouris

4. ¿Realmente quieres escuchar mi opinión?

Eres consciente de que en la planeación de la boda hay que tomar muchas decisiones y sabes que tu novia cuenta contigo para eso. Desde la aleación de las argollas de matrimonio hasta el número de invitados por familia. Sin embargo, no es cómodo ni útil que seas consultado para asuntos sobre los cuales las decisiones ya están tomadas. Lo mejor sería dar una opinión, solo cuando sea necesaria, y cuando vaya a ser tenida en cuenta. Finalmente, aunque no participes en todo, quieres ser reconocido y valorado en lo que hagas.

5. ¿Saldrás corriendo mientras te espero en el altar?

Aunque casarse sea algo que ambos desean, es imposible no preguntarse si tu prometida huirá de la escena antes de casarse. Es normal dada la cantidad de películas y novelas que has visto, y en las que eso pasa. Parece un temor absurdo, pero es más frecuente de lo que crees. Lo compartes con muchos novios que hasta último momento solo esperan ver a su prometida en el umbral de la iglesia. No te preocupes. La mujer que elegiste es tan perfecta, que estará contigo por el resto de la vida, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza.

Yorgo Stratouris
Yorgo Stratouris

Que nada impida que vivas tu matrimonio con alegría y plenitud. El día de tu boda verás que todo tenía sentido. Entenderás, cuando veas a tu prometida, que tanta belleza justificaba el tiempo que tardó explorando el catálogo en línea de vestidos de novia de Matrimonio.com.pe. También sabrás, cuando veas los rostros de tus invitados, que era necesario contar con el mejor equipo de profesionales nupciales del Directorio de proveedores para que hagan realidad cada detalle de lo que habían soñado para su enlace. Que por el resto de la vida disfrutes la alegría de una vida entre dos.