Para toda invitada una tarjeta de matrimonio es el pretexto ideal para salir en búsqueda de un nuevo vestido de fiesta y de probar ese peinado semirecogido de diva. Pero si además se trata de una resuelta milleniall, una fémina vanguardista o victim fashion, que no se conforma con el clásico ‘ras del suelo’ sin duda la atención estará dirigida hacia los vestidos cortos más sofisticados. Pensando en ellas hemos preparado una selección con 50 diseños bridal party perfectos para esa boda o recepción cóctel, al aire libre, de media estación o verano, para que luzcas tu mejor versión en esa ocasión especial. 

El negro jamás pasará de moda

Si existe un color al que todas han recurrido alguna vez en sus vidas, ese es el negro. Es elegante y sobrio, con el que lucirás magnífica en matrimonios de tarde o noche. Escotes asimétricos y strapless son los que nos sugieren esta temporada firmas como Galia Lahav y St.Patrick. Los hombros al aire, las faldas asimétricas y los detalles en alto relieve siempre le darán esa pincelada sugerente a cualquier diseño corto. Recuerda probártelos en tu próxima salida. No olvides redondear tu look con un peinado recogido, para darle ese efecto glam que buscas.

Floral print y líneas geométrica para esa boda primaveral

Un matrimonio en el campo podría intimidar a cualquier invitada que no conozca las líneas geométricas de Marfil Barcelona o los floral print de Morilee. Basta con darles una mirada rápida a ambas colecciones para percatarnos de cuan protagónico es el estampado cuando se trata de un vestido para fiesta de día primaveral o media estación. Los colores vivos en bloque y las flores, son siempre el mejor recurso a tu favor, no lo olvides.

Dos piezas: una propuesta sofisticada para tu outfit invitada

Una mujer víctima de la moda jamás podrá renunciar a un blazer, crop top o sobre todo como parte de su outfit party como no lo hará a unas buenas joyas y clutch. Tampoco a las estilosas dos o tres piezas, como razón de ser de ese modelo de vestido de fiesta. Este podría ser de un tejido estructurado o encaje, llevar pedrería o simplemente reposar sobre tu vestuario para realzarlo.

Tonalidades pastel: el atemporal para todo tipo de recepción

Una ceremonia que se inicie durante las primeras horas de la mañana, o quien sabe, tarde pero más bien tipo cóctel o decididamente un matrimonio en la playa siempre demandará un repertorio de tejidos más claros y ligeros. Las tonalidades pastel, los encajes, las gasas y sedas en rosas palo, el celeste cielo o las tonalidades piel, son hoy por hoy ese color atemporal que se lleva bien con todas.

Brillos fiesta: resplandor de diva para ese baile nocturno

Para cerrar con broche de oro, Morilee, Mily y Marfil Barcelona nos proponen el brillo. Encajes finamente bordados en pedrería, apliqués, detalles shinny en el escote y cintura. Tranquila que no necesitas renunciar al color, es posible ser la chica dorada de la fiesta, pero también llevar colores más sobrios como el beige o azul. Un diseño para cada necesidad.

Los vestidos de fiesta cortos se llevan, de lejos, la preferencia de las invitadas más exigentes. Y es que la moda minifalda en manos de diseñadores de St. Patrick, Marfil Barcelona, Galia Lahav, Charo Ruiz, Morilee, Colors Dress o Pronovias aparece en escena este año más vigente que nunca. Todos ellos con más de un candidato a ser ese vestido de noche o cóctel que necesitas para ir a ‘la boda del año’ de tu mejor amiga.