INSTAGRAM DE CAMILO
INSTAGRAM DE CAMILO

Si son una pareja amorosa, que cree en Dios y que desea basar su unión en la humildad, el servicio mutuo y la fidelidad, no dejen de hacer el ritual del lavado de los pies en su matrimonio. Lavarse los pies representa una promesa de servicio y de unidad. Como lo hizo Jesús con sus discípulos, es una demostración de amor incondicional cuya simbología es más que acertada para una boda. Sigan leyendo y conozcan su significado más profundo, cómo y cuándo realizarla y lo que necesitan para que ocurra de forma perfecta.

1. ¿De dónde surge este rito?

La Biblia relata en Juan 13:1-17 que luego de la cena, Jesucristo lavó los pies de sus discípulos. En esa época, el uso de sandalias y las condiciones de polvo del ambiente hacían necesario el lavamiento de los pies. Sin embargo, esta acción estaba reservada para los siervos y esclavos que lavaban regularmente los pies de los señores e invitados de las casas. Quienes se consideraban iguales no se lavaban los pies entre sí, solo excepcionalmente, como una señal de amor. Es por esto por lo que Jesús sorprendió a sus discípulos cuando él lo hizo. El lavamiento de los pies enseñó la lección del servicio desinteresado, que luego el Maestro ratificó con su acto de amor en la cruz.

casamentos.com.br - LIANDRA ZANETTE - CELEBRANTE
casamentos.com.br - LIANDRA ZANETTE - CELEBRANTE

2. ¿Qué simboliza?

Lavar los pies de la pareja no es solo un rito físico, sino que manifiesta la humildad interior. Al igual que Jesús nos invitó a entregarnos a otros, en el matrimonio la entrega no puede existir sin el servicio. Con este acto Jesús dejó un nuevo mandamiento: amar a los demás como Él mismo nos amó, aceptando los límites, los defectos y las ofensas de la pareja, al tiempo que aceptamos nuestros propios límites, defectos y ofensas. El estilo de vida que representa este ritual está marcado por la reciprocidad. Es decir, además de hacerse siervo de tu futuro o futura esposa, también deberás saber acoger con sencillez, alegría y gratitud los servicios y sacrificios que tu pareja haga por ti.

3. ¿En qué consiste la ceremonia del lavado de los pies?

Recordemos cómo lo hizo Jesús: se levantó de la mesa, se quitó su manto, amarró una toalla alrededor de su cintura, echó agua en un recipiente, lavó los pies de sus discípulos y los seco con la toalla que llevaba ceñida en la cintura. La idea es repetir estos sencillos pasos con una disposición interior al servicio. Si Dios hecho hombre demostró su omnipotencia en su aparente debilidad, también ustedes pueden probar su humildad arrodillándose en el suelo y lavando los pies de quién será su eterna y fiel compañía.

En el caso del matrimonio, el lavatorio de pies inicia con el novio, quien retira los zapatos de su futura esposa y lava delicadamente sus pies. Luego lo hace ella. Si realizan el ritual durante la ceremonia consideren decir sus votos mientras lavan sus pies, ¡sería muy emotivo! ¿Puede haber un acto más especial y significativo que este? Nuestro consejo: repitan este acto en cada uno de sus futuros aniversarios. Así, traerán al presente los valores que dan sentido a su matrimonio.

casamentos.com.br - SANDRA POK
casamentos.com.br - SANDRA POK

4. ¿Qué necesitan para realizarlo?

Si bien lo más importante de este ritual va en el corazón de cada uno, requerirán de algunos artículos esenciales para completarlo. Lo primero es una jarra de agua y si le agregan pétalos de rosas, mejor. Adicionalmente, dispongan de una tina pequeña o un recipiente de plástico o metálico para ubicar los pies y recibir el agua. Sumen a estos elementos una toalla, que, aunque es perfecta en su estado natural, será un recuerdo precioso si además tiene bordados sus nombres y la fecha del enlace, así como una almohadita donde reposar los pies, igualmente marcada o decorada.

5. ¿Cuándo llevarlo a cabo?

Dependerá de cada pareja. Pueden decidir realizarlo en la iglesia o dejarlo para la entrada a la recepción o después de la cena y antes de la fiesta. En los dos últimos casos contarán con más tiempo. Ahora, si optan por completarlo en la iglesia y son católicos, realizarlo dependerá del sacerdote o de la confianza que tengan con él. En algunos templos las reglas son muy estrictas y difícilmente cambiarían para incluir este ceremonial. En cambio, si realizan un matrimonio cristiano es ideal realizarlo dentro de la ceremonia, antes o después de los votos. Asimismo, si tienen un matrimonio simbólico, este ritual puede ser el momento central.

INSTAGRAM DE MARLENE MONTANER
INSTAGRAM DE MARLENE MONTANER

Como ven, lavarse los pies es mucho más que un momento bonito en la celebración del matrimonio. Es un acto de servicio y de amor que sella un pacto en donde cada uno promete que estará con el otro para siempre, con sencillez y de manera absoluta. Y si mientras organizan este ritual, están preparando su boda y necesitan quién se encargue desde la decoración, torta de matrimonio hasta el catering recuerden que Matrimonio.com.pe cuenta con el más completo Directorio de proveedores del país especializado en bodas, asimismo encontrarán en el catálogo en línea los más bellos vestidos de novia, ternos, vestidos de fiesta y hasta complementos para triunfar con su look nupcial. ¡Que el significado de este ritual los acompañe eternamente!