Pnina Tornai
Blanco puro Por Pnina Tornai
Divina Sposa
Blanco puro Por Divina Sposa
Pnina Tornai
Blanco puro Por Pnina Tornai
Atelier Pronovias
Blanco hielo Por Atelier Pronovias
Atelier Pronovias
Blanco hielo Por Atelier Pronovias
Atelier Pronovias
Blanco hielo Por Atelier Pronovias
Pnina Tornai
Blanco hielo Por Pnina Tornai
Oscar de la Renta
Blanco hielo Por Oscar de la Renta
Divina Sposa
Blanco perla Por Divina Sposa
Demetrios
Blanco perla Por Demetrios
Morilee
Blanco perla Por Morilee
Morilee
Blanco perla Por Morilee
Atelier Pronovias
Blanco roto Por Atelier Pronovias
Pnina Tornai
Blanco roto Por Pnina Tornai
Rebecca Ingram
Blanco roto Por Rebecca Ingram
Pnina Tornai
Blanco roto Por Pnina Tornai
Divina Sposa
Blanco roto Por Divina Sposa
Fara Sposa
Blanco roto Por Fara Sposa
Rebecca Ingram
Blanco roto Por Rebecca Ingram
Morilee
Blanco roto Por Morilee
Rebecca Ingram
Blanco roto Por Rebecca Ingram
Pronovias
Blanco marfil/ivory Por Pronovias
Morilee
Blanco marfil/ivory Por Morilee
Pronovias
Blanco marfil/ivory Por Pronovias
Demetrios
Blanco marfil/ivory Por Demetrios
Rosa Clará
Blanco marfil/ivory Por Rosa Clará
Just for you
Blanco marfil/ivory Por Just for you
Demetrios
Blanco marfil/ivory Por Demetrios
Sophia Tolli
Champagne Por Sophia Tolli
Rosa Clará
Champagne Por Rosa Clará
Demetrios
Champagne Por Demetrios
Morilee
Blanco roto y champagne Por Morilee
Mon Cheri Bridals
Blanco con sombra de color verde Por Mon Cheri Bridals
Atelier Pronovias
Blanco con sombra de color verde Por Atelier Pronovias
Neta Dover
Blanco con sombra de color gris Por Neta Dover
Oscar de la Renta
Blanco con sombra de color gris Por Oscar de la Renta
Neta Dover
Blanco con sombra de color gris Por Neta Dover
Fara Sposa
Blanco con sombra de color rosa Por Fara Sposa
Demetrios
Blanco con sombra de color violeta Por Demetrios

Desde mucho antes de que tu novio te colocara ese anillo de compromiso ya vislumbrabas cómo sería ese vestido de novia blanco. Si con encaje, pedrería, escote corazón, con falda princesa o sirena. Ahora que ha llegado el instante de lanzarte en su búsqueda, al tiempo que defines los diseños de tarjetas de invitación, te encontrarás con que existen distintas gamas de blancos. Los cálidos y los fríos y todas las variantes entre ambos. Para facilitarte la emocionante pesquisa te invitamos a conocer las tonalidades más utilizadas en la alta costura nupcial, para que elijas el que mejor va con tu tono de piel y estilismo. ¿Preparada?

Los tejidos y su influencia en el tipo de blanco

Los vestidos de novia civil y religioso son confeccionados en la mayoría de los casos con telas finas. Estas pueden provenir de tejidos naturales como la seda, que es la más exquisita; el lino, el algodón o ser del todo en poliéster o tener porcentajes de ambas. Cuando se trata del primer grupo el blanco tiende a ser más cálido. Perfecto para un matrimonio en el campo o vintage. Las fibras sintéticas en cambio, pueden lograr tonalidades más frías, casi humo o azulados, perfectos para una boda industrial o elegante.

Blancos fríos

Son aquellos blancos absolutos y luminosos, que incluso llegan proyectar una sutil presencia de otros tonos como los violetas, gamas de grises o azules.

  • Blanco puro Conocido en el mundo del diseño también como nuclear es un blanco purista. Es utilizado en modelos de vestidos de novia glam y muy elegantes. Por lo general con presencia de pedrería o aplicaciones joya.
  • Blanco hielo Es una tonalidad que le va bien a las pieles muy claras. A las novias de cabello negro, rojizo o bastante rubio. Es un color que tiene un aire azulado y gris.
  • Perla Es un tono de blanco atornasolado. A simple vista da la sensación de llevar la influencia de otros colores, por lo general fríos como el violeta. Es perfecto para dar equilibrio las novias de tez pálida.

Blancos cálidos

Son aquellos que tienen influencia de tonalidades sepia o aire amarillo. Esto hace que sean cálidos y se conviertan en las tonalidades privilegiadas de los diseños boho, shabby y los de decoración vintage boda. Los vestidos románticos y los elegantes también pueden lucir estas gamas, pero en sus versiones más puras, como el blanco roto, perla o hueso. Los encontrarás en mikados, crepés, gasas y finos encajes.

  • Blanco roto Es un color bastante refinado. El blanco roto apenas tiene un punto de amarillo que lo convierte en un tono cálido y sentador para las pieles bronceadas y oscuras. Pero también para las novias de piel clara. Entre todos es el más versátil.
  • Marfil Es la gama de blanco preferida por los diseñadores de la alta costura nupcial pues es sofisticado y se fusiona bien a los distintos tipos de pieles, oscuras, bronceadas y claras. A todas les proporciona luminosidad. Te lo encontrarás como ivory, que es como se le conoce a este color en inglés.
  • Champagne Es uno de los blancos más efervescentes con una sutil influencia va del rojo al naranja. Se le confunde a veces con el beige o nude, pero en realidad es mucho más blanco que ambos. Es un tono muy sentador y sensual.

Blancos con sombra de color

Son aquellos tipos de blanco parecen tener predominio de otros colores más fuertes, sin serlo. Se utiliza mucho en los diseños contemporáneos y osados. Tienen un aire actual que los distancia de los otros blancos cándidos y puristas.

El blanco que elijas debe darte luz y no opacarte. Antes de arrojarte a comprar el primer vestido de novia 2018, recuerda que debes observar el color de tu tez y saber de antemano si se conjuga mejor a los tonos fríos o cálidos. Después recién podrás pasar a buscar tu bouquet de novia y los otros complementos del outfit de tu gran día. ¡Éxitos!