Angélica Lunardi Fotografía

En muchos casos el escoger es un trabajo difícil, más aún cuando se trata de nuestra boda. El mercado de la papelería nupcial es vasto, entre diferentes texturas, colores, textos, tipografías, materiales adicionales, muchas veces nos perdemos sin saber qué elegir.

Pero tranquila, en este artículo intentaremos ordenarte el panorama un poco más y que encargar los partes idóneos no sea una tarea tan complicada.

PassionLove Films

Ten en claro tu estilo

Lo has escuchado mil veces, ya que escoger el estilo de matrimonio es el primer paso para todo lo que implique tu boda. Ya sea estilo vintage, campestre, en la playa, sean novios geeks, muy urbanos o más bien elegantes; esta idea deberá reflejarse claramente en las invitaciones. Tus invitados, sólo con ver tus invitaciones, deberán saber qué sorpresa les espera al asistir a tu gran día.

Fija un presupuesto

Sumamente importante. Manejar un presupuesto fijo para la compra de las invitaciones y no eludir este punto, ni tomarlo como un detalle. Recuerda que de lo contrario, tu novio y tú podrán verse obligados a hacerse de partes que no cumplan con sus expectativas.

Recuerda que las invitaciones no son las únicas piezas gráficas que necesitarán. De hecho, planifica si requerirás de mapas, tarjetas de confirmación, menú, save the dates, letreritos para los ambientes de tu boda, en fin... una serie de impresiones que deberán de cumplir con la misma línea de diseño.

Diseños miles

La industria del diseño se ha disparado, hoy en día encontrarás diseñadores muy capaces de plasmar tus ideas e inspiración en los partes nupciales. Recuerda que como regla de oro, tu diseño debe reflejar la personalidad de ustedes como pareja, del mismo modo, el estilo de la boda. Por eso, la paleta de colores deberá coincidir con los colores utilizados en tu decoración.

Provee de todos estos datos a tu diseñador, explícale si el matrimonio se celebrará en el día o la noche, si será sólo civil, en el campo, la playa o un edificio muy moderno. El proceso de creación irá de la mano de la pareja y el diseñador. Un consejo, siempre personalicen lo más posible sus partes.

Remarcar el plazo de entrega

Lo mejor que puedes hacer para que el tiempo no se te pase volando es utilizar el administrador de tareas para marcar bien tus fechas y no olvidarte de los plazos que tienes.

Unos 10 meses antes de tu boda envía los "Save the Dates" (¡Separa la fecha!), para que tus invitados sepan con mucha anticipación qué día es el matrimonio y puedan programarse. Si viven en otra ciudad o país, les darás tiempo suficiente para pedir permiso en sus trabajos o vacaciones. Los Save the Dates pueden ser impresos o digitales.

Luego, cuatro meses antes de la boda ya deben estar las invitaciones diseñadas y listas para ser enviadas a imprenta. Se demoran alrededor de 15 días o un poco más en tenerlas listas y además, recuerda que tienes que llenarlas escribiendo los nombres de los invitados.

En el mejor escenario dos meses (o máximo un mes) antes de la boda ya deben estar los partes en manos de los invitados.

Perfecto Parte & Detalles

Adjunten un croquis y mucha buena onda

Una idea muy útil es adjuntar al parte nupcial un mapita, o croquis que indique cómo llegar al lugar de matrimonio. Puedes imprimir, también, un código QR como parte de la tarjeta. De esta forma, los invitados sólo tendrán que acceder a él en sus teléfonos y encontrar la dirección. Ojo, aun así es aconsejable imprimir un croquis ya que quizás no todos tus invitados usen smartphones.

Partes virtuales

Si realmente no deseas tener partes impresos, o quizás deseas ahorrar ese presupuesto, pues tienes la opción de las invitaciones digitales. Las cuales pueden contar con diseños hermosos y hasta animaciones. No las pierdas de vista.