Las novias controlan tantos temas a la vez que puede escapárseles los más elementales, como el cuidado de su cutis y su piel en general. A veces crees que todo se puede solucionar al final con una capa doble de maquillaje. Tal vez sea cierto, sin embargo, la diferencia entre un rostro luminoso y previamente preparado y cuidado, con otro que no, salta a la vista.

Dado que, el día de tu matrimonio, todos, absolutamente todos los ojos de tus invitados se posarán, no solo en tu hermoso vestido blanco, sino en tu rostro, te recomendamos acudir a la salvadora cosmética express para novias rezagadas. Cuanto antes comiences mejor será el resultado, así que si eres una de ellas, y estás leyendo este artículo, te recomendamos actuar en cuanto hayas terminado.

¡Sí se puede!

Lo primero que debes mentalizar, asi estés a tan solo unos días de tu matrimonio, o de pronto si es mañana mismo, es que siempre puedes hacer algo. Obvio, que mientras más días previos comiences, mejor. Los expertos en belleza recomiendan como mínimo empezar los cuidados con tres meses de antelación, ideal seis.

Pero dado que no es tu caso, hemos elaborado una serie de propuestas para que puedas arrancar ahora mismo. Dependiendo de cuan rezagada estés, es probable que tengas que invertir una cuota más de tiempo y dinero en algunos productos, pero siempre todo esfuerzo habra valido la pena y lo verás reflejado en los resultados.

Acude a los profesionales

De entrada lo recomendable es que reserves una cita ahora mismo para tu primera sesión de limpieza profunda de cutis y de ser posible exfoliación de cuerpo también. Hablamos siempre de rostro, pero recuerda que debes incluir, cuello, escote, manos, brazos y hombros, si tu vestido de novia no tiene mangas, por ejemplo.

Confía en los profesionales que saben actuar con rapidez y entienden a la perfección lo que la novia necesita, y lo que menos le sobra es tiempo. También puedes preguntar por los tratamientos express flash que por lo general incluyen el paquete exfoliante, hitratación y atenuador de manchas que se realizan durante más de una cita.

Tratamientos instantáneos

Y puesto que estamos corriendo contra reloj, alégrate porque existen tratamientos de reconocidas marcas llamados efecto flash. Prestigiosas líneas han lanzado al mercado estas maravillas de la cosmética para acudir en ayuda de las novias en apuros como tú.

Puedes preguntar por los productos all of one, que tienen por objetivo, cerrar los poros, suavizar el cutis, darle luz y atenuar ese molestoso brillo, cansancio y hasta combatir las líneas de expresión. Todo en una sola aplicación que podrás realizar tu misma en casa.

Tecnología para tí

Si después de pasar por limpieza y exfoliación estás hidratando y nutriendo tu cutis pero percibes que tus largos días hacen que luzca mejor, pero sin luminosidad y cansado, entonces lo que tal vez estés necesitando es ponerte en manos de la tecnología estética.

Tratamientos como la oxigenoterapia, radiofrecuencia, microcorriente o peeling dermoabrasión, estimulan la producción de colageno de tu piel y no son invasivos. Si deseas darle elasticidad prueba con los antiaging que, además de regenerar, hidratan. Entrégate de lleno a las mascarillas hidratantes y nutritivas durante las dos semanas previas a tu matrimonio.

Tarea para la casa

Si te quedan algunos días o semanas para llegar al altar, te sugerimos cuanto antes comenzar con el cuidado básico de tu rostro en casa, a la par de los otros procedimientos. Este debe incluir 'si o si', tres pasos: limpieza, exfoliación e hidratación.

Todas las marcas tienen el producto especial para cada tipo de piel. La exfoliación puedes hacerla una vez por semana, mientras que la limpieza e hidratación, como mínimo dos veces al día, mañana/noche. No olvides el bloqueador ya que el sol penetrante te puede soprender a cualquier hora y arruinar tus avances.

Es fundamental llevar un control de cómo mejora la apariencia de tu piel en la medida que empieces con cualquiera de los cuidados o tratamientos aquí sugeridos y asi, puedas darle lo que necesita, y sobre todo, a tiempo.