Seguro que más de una amiga, tía, vecina, hermana, cuñada, colega o conocida del trabajo y barrio, que ya dio el salto de soltera a felizmente casada, ya se encargó de advertirte acerca de todas esas situaciones que podrían presentarse durante tu matrimonio.

Algunas graciosas e inevitables pero, sin duda, la mayoría superables. Sobre todo si tienes a la mano las herramientas necesarias, conocidas también, como el kit de novia. Y como queremos, tanto como tú, que durante tu boda todo sea perfecto, hemos elaborado una lista de los impresindibles que no puedes olvidar por nada del mundo, tales como:

Aguja e hilo

Nada más probable que, de tanto probarte ese hermoso vestido de novia, o con el ajetreo del día, algún cabo se suelte. La basta, un botón, el corchete, las tiritas de tu vestido, un ojal de los pasadores del corsete. Ojo, que todo puede pasarte y a tu novio también. Asi que, a preparar agujas e hilos blanco, negro y color natural. Un zurcido veloz podría ser la diferencia entre la paz absoluta y el estrés.

Siempre fresca

No importa si es en invierno, otoño, primavera o verano, serán tantas emociones encontradas el día de tu boda, que podrías pasar del frio al soponcio de ida y vuelta y todo en menos de un minuto. Un ligero y delicado abanico sumado a unas toallitas refrescantes podría mantenerte siempre como una novia radiante y no brillante. Y dado que, lo que buscarás en todo momento es sentirte más que bien, añade ambos básicos a tu kit ya mismo.

Ganchos

Si deseas un hermoso e incorruptible moño alto tal como lo dejó tu estilista la mañana de tu matri, desde ya compra un cartón de ganchos negros de metal. Entre los abrazos y las idas y vueltas, bailes, saludos y brindis, cualquier peinado se desarma. Estáte preparada para conservarlo toda la jornada con esos versátiles pasadores para el cabello que nos han acompañado por décadas.

Maquillaje

También los maquillajes 24 horas necesitan retoques. Un mantenimiento de base después del primer baile. Otro retoque de polvos antes de las fotos familiares para tu álbum de bodas. Un veloz repaso de labial y rubor poco antes de cortar el pastel de los novios. Ten tus básicos de maquillaje cerca de ti y estarás hermosa hasta despedir a tu último invitado.

Maria Rei Fotografía

Vestido de cambio

Como todos los anteriores fijos para tu kit de novia, te recomendamos desde ahora pensar en un vestido de cambio que no tiene porqué ser pomposo, pero si confortable. Un acto que te agradecerás a ti misma si lo llegaras a necesitar en algún momento, cuando entrada la fiesta anheles sentirte más cómoda. Ahí estará esperándote para rescatarte.

Zapatos cómodos

Aunque es una constante dedicación la que le ponen los diseñadores de zapatos para novias, y las propias implicadas, ese caro y hermoso par que lanzaron ésta temporada, y que te compraste, podrían jugarte una mala pasada después de seís horas de correteo.

Felizmente se inventaron las ballerinas de emergencia, cual zapatos de ballet, se doblan y pueden llevarse con mucha discreción en un kit de novia y ser tu salvavidas cuando quieras seguir bailando 'ese ritmo sabroso' llamado festejo. Por otro lado, si deseas mantenerte estilizada sobre tacones, te aconsejamos llevar unas buenas plataformas, mientras más ligeras mejor.

Curitas salvadoras

No ocupan espacio y saber que las tienes cerca hará que no te pierdas ninguna pieza de baile. Las curitas no solo podrían ser tu salvación antes de que tus hermosos zapatos de novia empiezen a dejarte una ampolla, también son muy útiles para cualquier emergencia que pueda suscitarse, esperemos que no, pero más vale estar prevenida.

Pañuelos

No es novedad, que ese gran día estará lleno de sentimientos encontrados. Querrás dominarte, pero cuando menos lo esperes, una lágrima podría ya estar recorriendo tu mejilla. Nuestras abuelas utilizaban los pañuelos pequeños, de telas de textura delicada y hasta bordados. Prefiere estos al papel tissue, no olvides que es una ocasión especial y resultan ser los más indicados hasta para esa foto desprevenida que podrían tomarte tus amigas 'pal face'.

Sin duda alguna, a estas alturas ya se te deben haber ocurrido más ideas para tu kit de novia, que tal vez te gustaría compartir.