Los partes de matrimonio son la carta de presentación de los novios anunciando su matrimonio en el campo o en un precioso local de la ciudad, y es el portavoz por excelencia del estilo de boda elegido así como de los detalles esperados por cada uno de los invitados, cómo son el dress code o código de vestimenta, color, locación, estación del año, etc. Es cierto, que en los último años, todo lo 'handmade' o hecho a mano ha ido cobrando más valor y fuerza, y las parejas tienen a su disposición miles de recursos online para inspirarse y hacer las más bellas manualidades, dándole ese toque personal y único a su enlace. Entre las muchísimas opciones de modelos de tarjetas de matrimonio les traemos hoy una forma sencilla y preciosa de elaborar sus propios partes con materiales accesibles, pasos fáciles, y mucho estilo. ¡Manos a la obra!

¿Qué materiales necesitan?

  • Blonda de cocina o blonda de papel 
  • Invitación básica impresa en papel o cartulina
  • Regla
  • Cúter o cuchilla de papel 
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Etiqueta
  • Adornos pequeños 
  • Pistola de silicona 
  • Cuerda delgada

Sus invitaciones personalizadas: ¡manos a la obra!

  • 1. Coloquen la blonda de papel sobre una superficie donde realizarán la manualidad, y sobre ella coloquen la tarjeta de matrimonio ya impresa.
  • 2. Realicen dobleces en la blonda de papel según el borde de la invitación, tanto en la parte superior como la inferior, para que se marquen los cuatro lados y la invitación luzca un estilo como de portales.
  • 3. Con el cúter corten sólo la aleta superior e inferior de la blonda de papel, de tal forma que sólo queden las aletas de la izquierda y derecha ¡como dos puertas que se abren para dar paso a la invitación!
  • 4. En el reverso de la invitación coloquen cuatro pedazos pequeños de cinta adhesiva doble cara y peguen a la invitación sobre la blonda de papel que acaban de cortar. Asegúrense de que la invitación encaje perfectamente con la blonda de papel y asegúrenla muy bien con los dedos para que no se despegue.
  • 5. ¡Momento de adornar tu invitación! Con una pistola de silicona peguen pequeños brochecitos o adornitos que les gusten más en una etiqueta grande en donde irá el nombre de su invitado/a o el mensaje que más les guste.
  • 6. Coloquen una cuerda delgada, estilo rústico (no alambre), alrededor de la invitación con las blondas de los costados cerradas.
  • 7. Enlacen la pequeña etiqueta que acaban de decorar junto con la invitación terminada y háganle un coqueto lazo como más te guste.
  • 8. Si gustan pueden rociarle un poco de perfume a su invitación, o si desean pueden añadirle un toque glitter o brillantina en los filos de las blondas. ¡Listo! Ya tienen preparada su invitación handmade.

Ahora que se va acercando el día de su enlace de decoración vintage de boda y sueñan con un día único y altamente personalizado, nada mejor que realizar sus tarjetas de matrimonio hechas con sus propias manos, dándole un toque de magia usando recursos sencillos y hermosos para elaborar lo que será su carta de presentación con sus queridos invitados. Estos diseños de partes de invitación, armonizarán perfectamente con bodas rústicas, vintage, shabby o campestres. Recuerden que mientras más personalicen su boda, más especial y única resultará. Que lo que inició con una mirada de amor y un anillo de compromiso, vea su máximo esplendor cuando se encuentren en el altar para jurarse amor del bueno.