Las invitaciones de boda son un elemento importante ya que son la carta de presentación de los novios anunciando su matrimonio. Las invitaciones no sólo tienen la tarea de anunciar el enlace y datos de este, sino también de sorprender y ser el objeto que marque la primera pauta de la personalidad de la boda, en cuanto a estilo, colores, diseño, etc.
Los novios modernos se caracterizan por darle valor a lo 'handmade' o hecho a mano. Hay toda una corriente DIY en la que las manualidades y lo personalizado son lo más usado. Es por ello, que te mostramos hoy una forma fácil de elaborar tus propias tarjetas de invitación, con materiales accesibles a todos, pasos fáciles, y mucho estilo. Mira el video y sigue los pasos que te vamos explicando, ya sea de esta u otra forma, inspírate para lograr las mejores invitaciones hechas a mano. ¡Empecemos!

Materiales

  • Blonda de cocina o blonda de papel 
  • Invitación básica impresa en papel o cartulina
  • Regla
  • Cúter o cuchilla de papel 
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Etiqueta
  • Adornos pequeños 
  • Pistola de silicona 
  • Cuerda delgada

Pasos a seguir

1. Coloca la blonda de papel sobre una superficie donde iniciarás la manualidad, y sobre ella coloca la tarjeta de invitación ya impresa.

2. Realiza dobleces de la blonda de papel según el borde de la invitación, tanto como la parte superior como la inferior, para que se marquen los cuatro lados y tu invitación luzca un estilo como de portales.

3. Luego, coge una cuchilla de papel y corta sólo la aleta superior e inferior de la blonda de papel, de tal forma que sólo te queden las aletas de la izquierda y derecha ¡como dos puertas que se abren para dar paso a tu invitación!

4. En el reverso de la invitación coloca cuatro pedazos pequeños de cinta adhesiva doble cara y pega tu invitación sobre la blonda de papel que acabas de cortar. Asegúrate de que la invitación encaje perfectamente con la blonda de papel y asegúrala muy bien con los dedos para que no se despegue.

5. ¡Ahora vamos a adornar tu invitación! Con una pistola de silicona pega pequeños brochecitos o adornitos que te gusten más en una etiqueta grande en donde irá el nombre de tu invitado(a) o el mensaje que más te guste.

6. Coloca una cuerda delgada, estilo rústico (no alambre), alrededor de tu invitación con las blondas de los costados cerradas.

7. Enlaza la pequeña etiqueta que acabas de decorar junto con la invitación terminada y hazle un coqueto lazo como más te guste.

8. Si deseas rocíale un poco de perfume a tu invitación, o si es de tu agrado un poco de brillantina en los filos de las blondas. ¡Ya tiene tu invitación handmade! ahora a repartirla.

La magia de los detalles hechos a manos es así, puedes usar recursos que ya tienes o los que más te gusten para elaborar maravillas. Esta invitación, por ejemplo, es perfecta para bodas rústicas, campestres, vintage o shabby. Puedes jugar con los colores en tonalidades tenues o pasteles de acuerdo a tu decoración, sin salirte de la paleta de colores de tu matrimonio.

Recuerda complementarlas con un mensaje de agradecimiento original y mejor aún si es diferente para cada invitado, recuerda que mientras más personalices tu boda, más especial y única resultará.

¿Te ha gustado nuestra propuesta para que tú misma hagas tus partes de boda? Cuéntanos tus ideas.