Hace muchos años en la antigua Roma, había un sacerdote católico que creía ciegamente en el amor. Esto le llevó a ir en contra de una ley que prohibía que los soldados se casaran y llevaran argollas de matrimonio. En secreto ofició muchas bodas, y aunque seguramente no había los mejores vestidos de novia y se prescindía de las tarjetas de matrimonio, había sentimientos capaces de desafiarlo todo. Al ser descubierto, este sacerdote fue puesto en prisión y su muerte, un 14 de febrero del año 274 d.c. dio origen al día de San Valentín. Que esta significativa historia sea un motivo para que el día de los enamorados expreses tu amor como nunca, y qué mejor que con un detalle hecho con tus propias manos.

1. ¿Sabes por qué los regalos y las palabras no pueden faltar en una relación?

Rodolfo Manuel Sava
Rodolfo Manuel Sava

¿Has escuchado acerca de los lenguajes del amor? Son cinco, y aunque cada persona y pareja usa primordialmente dos, todos son importantes: palabras de afirmación, actos de servicio, tiempo de calidad, contacto físico y regalos como por ejemplo, los ramos de flores naturales. Las ocasiones especiales, como el día de San Valentín, son una oportunidad para hacer uso de todos. Por esto, acá te presentamos una idea preciosa, para expresar el amor con un regalo, lleno de palabras amorosas y que será la excusa para vivir minutos de calidad con tu pareja. ¿Estás lista?

2. Prepara los materiales para el "Frasco de Amor"

Para el frasco:

  1. Un frasco de vidrio. Lo puedes comprar o puedes usar uno que te haya quedado de usar algún producto. Lo importante es que tenga un diseño bonito, que puedas lucir con la pintura y el yute.
  2. Cinta adhesiva. Puede ser de cualquier tipo, la retirarás al secarse la pintura.
  3. Una pequeña cantidad de pintura blanca, como tu modelo de vestido de novia. Puede ser de base en aceite o barniz.
  4. Un pincel o una brocha pequeña que usarás para pintar el frasco.
  5. Cinta decorativa en tela.
  6. Cuerda de yute en la tonalidad que prefieras. La usarás para el frasco y para los mensajes. Esta cuerda se usa en adornos para matrimonio y otras manualidades.

Para los mensajes:

  1. Papel reciclado o el papel que prefieras cortado en piezas de 6 o 7 centímetros por cada lado.
  2. Un plumón marcador para escribir los mensajes. Como con los tonos del diseño de tarjetas de invitación, usa un color con el que ambos se sientan identificados.

3. El paso a paso para su elaboración

  • 1. Para empezar, rodea el frasco de vidrio con cinta adhesiva más abajo de la mitad para crear un límite.

  • 2. Luego, cubre la parte inferior del frasco, bajo la cinta adhesiva, con pintura blanca y déjalo secar. Cuando esté seco, retira la cinta adhesiva.

  • 3. En el espacio donde estaba la cinta adhesiva ubica la cuerda de yute. Rodea el frasco con esta cuerda 2 o 3 veces, a modo de decoración.

  • 4. Finalmente, ata la cinta de tela decorativa al frasco y termina este paso con un bonito moño.

4. Escribe los mensajes

  • 5. La clave de este regalo está en los mensajes. Escríbelos conforme a la historia de amor que has vivido con tu pareja y si necesitas ideas, aquí tienes algunas:

  1. Cualquiera que tenga cordura se volvería loco por ti.
  2. Tú haces que mi mundo esté lleno de días inolvidables.
  3. No sé lo que vi en ti, sólo sé que no lo veo en nadie más.
  4. Vale por un abrazo eterno.
  5. Te volvería a decir que "sí" un millón de veces.
  6. No eres Google pero tienes todo lo que busco.
  • 6. Enrolla cada mensaje y átalo con la cuerda de yute como si fuera un pergamino. Introdúcelos todos en el frasco, y ¡tarán!, está listo tu frasco de amor.

5. Úsalo de formas creativas

Si estás casada y tu vestido de novia con encaje fue hermoso, ubícalo en un lugar visible, donde sea un recuerdo y símbolo permanente de su amor: puede ser el dormitorio, la cocina o el comedor. Lo fundamental es que se preste para que tu pareja se anime a tomar un mensaje y que al leerlo, ambos sonrían, se abracen y se expresen su cariño. Si aún no te has casado, cuando no estés con tu pareja, pídele que abra un mensaje. Será el regalo ideal para vivir lo más lindo de su amor en la distancia.

Los actos de San Valentín motivaron una de las más preciosas celebraciones de la humanidad: la del amor, origen de la vida, base de todo lo bueno, bello y verdadero que existe. La relación que representa tu anillo de compromiso es una viva muestra de este sentimiento. Que con este regalo te animes a emplear todos los lenguajes del amor y que, como con el modelo de torta para matrimonio, su invaluable sonrisa sea tu mejor motivo.