Gracias al cine, es una celebración que cada vez cobra mayor popularidad entre hombres y mujeres de todo el mundo próximos a contraer matrimonio: las despedidas de solteros. En nuestro país se realizan más fiestas mixtas en detrimento de las tradicionales hombres y mujeres por separado. Los recuentos parecen indicar que se trató -en sus inicios- de un festejo dedicado al sexo masculino. Incluso con connotaciones de tipo machista y de poder. Los tiempos han cambiado y las mujeres en igualdad, también quieren despedirse de su soltería a lo grande, con sus amigas y cotillón incluido.

Un poco de historia

Se dice que las despedidas de solteros se remontan a las conmemoraciones griegas en honor a Baco, dios del vino. Consistía en una multitudinaria fiesta alrededor de la elaboración de esta bebida espirituosa que duraba días, y que culminaba con una gran peregrinación al templo de esta deidad. Ahí, en medio de una rigurosa ceremonia se hacía la representación teatral de las nupcias de éste con la doncella Koré.

Por otro lado, se sabe de algunas de las tantas interpretaciones arqueológicas de los vestigios de Mesopotamia, la civilización más antigua del mundo, y sus festividades, de una en particular, realizada durante el equinoccio de primavera. Parece ser reservada solo para hombres y con una duración de casi dos semanas. La misma que culminaba con la celebración de una boda entre el rey y una de sus sacerdotisas.

En el mundo

Algunos países de habla inglesa hoy en día, como Estados Unidos y Reino Unido la llaman Stag Party/Fiesta del macho, o Stag Night/Noche del macho. En Alemania, más tradicional, se le conoce como Junggesellenabschied o ‘adiós a la soltería’ y se trata más bien de un evento de tipo familiar con platos de porcelana volando por todo lado como símbolo de alegría, al fiel estilo griego. En Francia, defensora de las igualdades, tiene una acepción para cada sexo: enterrement de vie de garçon o funeral de la vida de niño y enterrement de vie de jeune fille o funeral de la vida como niña.

Juntos pero no revueltos

Para ellos

Muchos hombres hoy en día tienen la ilusión de celebrar su despedida de soltero por separado, entre amigos y en un espacio contratado. Como acto de simbólico adiós a su libertad y su paso hacia una nueva vida, de hombre con responsabilidades, la protección de su familia y descendencia. Suena maravilloso, pero para nadie es ajeno los famosos excesos de las fiestas de solteros, tanto en alcohol como picardía.

Para ellas

Las chicas que buscan igualdad deciden celebrar su despedida de solteras entre mujeres. Toman distancia de los bailes exóticos/la mayoría de las veces y prefieren las fiestas temáticas con las chicas, donde siempre suele haber más de una sorpresa.

Despedidas mixtas

Las parejas más conservadoras deciden celebrar su despedida de solteros juntos, en familia y con amigos. Aprovechan ese pretexto, de la reunión previa para que ambos grupos puedan conocerse mejor y así, asegurar que la gran fiesta de matrimonio fluya.