Julio Carnero
Julio Carnero

Aunque el amor sea la principal razón de su boda y crean que no hay motivo para estresarse con su organización, decidir su presupuesto, los invitados, o elegir el vestido de novia correcto y la decoración para matrimonio perfecta, sí que puede generar tensiones. Incluso, a veces, en aspectos como la torta de matrimonio, no solo tienen que llegar a acuerdos con su pareja, sino con amigos y familiares. Por fortuna, el 3 de mayo se celebra el día mundial de la risa, y eso les recuerda que existen maneras de combatir el estrés, y no hay mejor ocasión para practicarlas que ahora, en la planeación de su boda. ¿Quieren conocerlas? ¡Adelante!

1. La risa: el mejor antídoto

En 1998 se inició la celebración del día mundial de la risa. Es tan importante reír, que su fundador, un maestro de yoga llamado Madan Kataria pensó que instituir este día y hacer que miles de personas se rieran, serviría para construir una conciencia global de hermandad y amistad. Es que reír es la forma más divertida de reducir el estrés. Con la risa el cuerpo genera endorfinas u hormonas del bienestar, que propician sentimientos de felicidad, calidez, tolerancia y compasión. La sola acción de poner en el rostro los gestos de una sonrisa mejora el temperamento. Mientras eligen su modelo de partes de matrimonio, háganse el regalo de sonreír por 20 segundos, notarán la diferencia.

Making Focus
Making Focus

2. Mente sana en cuerpo sano: hagan ejercicio

Las situaciones estresantes incrementan la adrenalina y cortisol en el cuerpo. Estas hormonas, conocidas como de lucha o huida, existen para ayudarnos a reaccionar ante el peligro. Sin embargo, tareas propias de la organización de la boda, como elegir el modelo de la torta de matrimonio, no son algo para luchar o huir, así que será mejor mantenerlas reguladas. El ejercicio físico cumple esta función y restaura la tranquilidad en el cuerpo y la mente. Tan solo 30 o 45 minutos de ejercicio tres veces por semana son suficientes para lograrlo: corran, caminen enérgicamente, naden, practiquen pilates, escalen, vincúlense a un equipo de fútbol, vóleibol o baloncesto… las opciones son muchas.

3. Somos lo que comemos: aliméntense bien y tomen bebidas relajantes

Una dieta saludable es fundamental para combatir el estrés. Eviten caer en la trampa de consumir alimentos ricos en calorías o grasas cuando estén tensionados. Desayunen bien, asegúrense de tener tres comidas principales balanceadas en el día, consuman alimentos saludables en el día como un plátano, una manzana u ocho almendras y disminuyan o eviten el consumo de cafeína, alcohol y nicotina. Acompañen la definición de su decoración de local para matrimonio con agua y jugos de frutas naturales. Incorporen en su régimen diario tés e infusiones de hierbas que reduzcan los efectos del estrés como la manzanilla, la pasiflora, la lavanda y la valeriana.

El Portal Producciones
El Portal Producciones

4. Relájense con intención

Traten de relajarse cada día, intencionalmente. Elijan una técnica para hacerlo: desde respirar profundamente y enfocarse en el proceso, hasta pensar o repetir una palabra o una frase de bienestar por 5 minutos. Usen la hora de descanso previa al sueño para pensar en cosas por las cuales estén agradecidos. La primera será, sin duda, la bendición de sus futuras argollas de matrimonio. En las tareas rutinarias practiquen estar 100% presentes: suban las escaleras con conciencia de cada paso, o dúchense sintiendo cada gota de agua. El agradecimiento, sobretodo a Dios, centrándose en todas sus bendiciones, les ayudará a ver y a mantener una perspectiva tranquila y objetiva.

5. Duerman mejor

De la calidad de su sueño, dependerá su memoria, su juicio y su estado de ánimo. Dejar de dormir por todo lo que falta en la boda, los adornos para matrimonio y demás, les causará estrés y paradójicamente, esta tensión afectará su capacidad para relajarse. Duerman entre 7 y 9 horas para tener una jornada de sueño saludable. Traten de que el tiempo por noche sea igual, y de ir a la cama todos los días a la misma hora. Adquirir esta rutina les facilitará conciliar el sueño y despertarse con ánimo. Procuren ir a la cama una hora antes de dormir y usen esta hora para relajar su cerebro: eviten la televisión y el teléfono, escuchen música relajante, hagan una lectura tranquila o escriban en su diario.

Patricia & Alberto Fotografía
Patricia & Alberto Fotografía

Es cierto que la boda puede causar algo de estrés, pero también es una oportunidad para asumirlo en pareja. Puede que ahora les cause tensión determinar la cantidad de partes de matrimonio o cada detalle de la decoración en telas para matrimonio. En todo caso, organizar la boda no será su reto más difícil. Así que vivan esta etapa como una pequeña escuela para reírse, relajarse, respirar, estar presente y aprender a disfrutar de todas las circunstancias. ¡Que sean muchos años de armonía y risas!