¿Qué novia y novio no desearía que su boda, donde fuera que se lleve a cabo, emanase un aire romántico y natural? Sea gracias a una decoración para matrimonio inspiradora o pequeños grandes detalles. La realidad es que la mayoría, por no decir ¡todos y todas! Conseguirlo no es tan difícil como piensan, pues solo basta recurrir a la madre naturaleza y a un poco de imaginación y creatividad, que sabemos tienen de sobra. Hoy lo comprobaremos juntos echando mano a estos centros de mesa para boda DIY o do it yourself es decir, hechos por ustedes mismos. Hagan una pausa a ese vestido de novia y respectivos complementos y a esos diseños de tarjetas de invitación que vamos a comenzar. Lápiz y papel.

Materiales eco-amigables: flores y cortezas de árboles

Conseguir darle vida a sus mesas al tiempo que conjugan ese respiro romántico, bucólico y bohemio es sencillo si recurren a elementos naturales. Para los adornos de matrimonio que elaboraremos hoy utilizaremos flores y residuos de cortezas de árboles que podemos conseguir en cualquier centro de acopio de un parque. No se requiere una gran cantidad de troncos pero sí la paciencia para retirarles el polvo y cortarlos de manera casi homogénea. Recuerden utilizar guantes para no lastimarse con las astillas. Aquí todos los materiales que necesitaremos:

  1. Residuos de cortezas de árboles
  2. Un cono de hilo sisal o soguilla
  3. Un paquete de cinta de yute o cortado en tiras de 5 centímetros de ancho
  4. Pipetas de plástico
  5. Flores a criterio (la cantidad dependerá de cuántos centros necesiten)
  6. Pistola de silicona
  7. Tijeras

Preparen sus cortezas con cuidado de no lastimarse

Si bien es cierto, las cortezas de los árboles son un material natural y noble, si está seco puede tener astillas muy finas que logren lastimar sus manos. Es importante que para manipularlas utilicen unos guantes. Lávenlas, de ser necesario, o ayúdense de una brocha pequeña o escobilla. Una vez listas córtenlas del mismo tamaño, aunque no de forma prolija pues la idea es que se vea rústico. Idealmente 30 centímetros.

Armen un tronco con sus cortezas

El objetivo de este segundo paso es conseguir crear una suerte de tronco tupido con las cortezas con un extremo recto y el otro irregular. Para ello, se valeran de su pistola de silicona, pues la idea es crear un objeto decorativo estable y que no se les desarme en pleno banquete. Una a una coloquen cada capa sobre otra y asegúrenlas con el pegamento de modo que consigan alcanzar 15 centímetros de diámetro.

Asegúrenlas con cintas de yute e hilo

Tanto el yute como el hilo sisal son materiales bastante utilizados en la decoración de local para matrimonio gracias a ese respiro rústico. Si saben utilizarlos, le darán un toque especial a cualquier arreglo floral para boda que consideren dentro de su decoración. En este paso la meta es asegurar su tronco. Utilicen primero la cinta de yute, córtenla en los extremos y asegúrenlos con un disparo de silicona. Luego utilicen la soguilla, un par de vueltas será suficiente para darle el toque final. No olviden el lazo.

El momento de las pipetas

Las pipetas de plástico servirán para almacenar agua y mantener frescas las flores que hayan elegido, tanto durante su banquete como fiesta. Es por ello que en este paso la idea es fijarlas de manera vertical. Colóquenlas en los espacios vacíos que haya quedado entre una corteza y otra. Recuerden asegurarlas con el pegamento de silicona. La cantidad dependerá de cuán recargado desean sus arreglos. Mientras más grande sea su tamaño, menor número de pipetas.

El toque final: las flores

El paso final puede esperar hasta un día antes de tu enlace. Preparen sus flores recortándoles el tallo corto, de modo que encajen perfectamente dentro de las pipetas sin riesgo de resbalar. No olviden colocar un poco agua en cada una de tus pipetas. Pueden utilizar distintas variedades de flores como su imaginación se los permita. Podrán lucirlas en un matrimonio en el campo como en la playa. También encaja bien con los estilos vintage y shabby.

Lo ecológico y rústico se han convertido en los estilos más privilegiados por las parejas de todo el mundo y lo seguirá siendo este 2020. Lo maravilloso de la corriente es que invita a la creatividad. No hace falta dejarlo todo en manos de sus proveedores como es el caso de su torta de matrimonio o catering que requiere conocimientos especializados. Ustedes mismos pueden ser protagonistas de esa moda responsable una tarde en casa, elaborando juntos estos centros de mesa para boda que lucirán fantásticos en su banquete.