Las sesiones de fotos preboda cobran cada vez más importancia y los novios se esfuerzan cada vez más en cuidar los detalles para que las fotos revelen el amor que se tienen y también parte de su personalidad. Hoy te inspiramos con este preboda de Nerea y Pedro, hecha en la hermosa ciudad de Madrid.

 

 

Afanados en que las fotos reflejen parte de su personalidad y el amor que se tiene el uno al otro eligieron escenarios naturales y looks con ropas neutras y básicas que no llamaran demasiado la atención para que lo que resalte sea el paisaje y el estilo.

 

 

 

Eligieron zonas particulares de la capital de España para poder darle a su sesión de fotos ese aire urbano vintage que tanto querían.
Se divirtieron y posaron relajados y espontáneos disfrutando así cada momento de la sesión fotográfica.

 

 

 

Fue una sesión de fotos romántica, simpática, sencilla y muy divertida en la que los novios se mostraron tal como son y aprovecharon en pasar unos momentos que nunca olvidarán.