VEOV
Por VEOV

Vintage es un estilo que jamás pasará de moda gracias a esa naturaleza atemporal de sus elementos decorativos. Razón principal, que lo ha convertido en el favorito de las parejas con un pie en el altar, que se caracterizan por sus gustos rebuscados y más originales. Si ya tienen su traje y vestido de novia retro, si también sus tarjetas de matrimonio han sido un acierto pero están buscando las piezas que faltan para que sus centros de mesa para boda igualmente reflejen su respiro desenfadado, han llegado al lugar indicado. Hoy les presentamos 10 diseños irresistibles para dejar en claro su estilo sobre sus mesas.

1. Las tazas de té de la abuela

Esos famosos juegos de té que sus abuelas atesoraban en sus vitrinas, de tonalidades pastel con diseños florales y que solo eran utilizados en ocasiones muy especiales. Pues bien, estas se han convertido en una gran propuesta de adorno para matrimonio para mesas. Pueden ser colocados de distintas formas, conteniendo flores, velas, o simplemente ir apiladas. No se necesita tener un mismo juego, podrán jugar con diversos colores y diseños, siempre respetando su paleta de colores.

2. Los libros atados o apilados

También los libros amarillentos de tapa dura con calados de polillas se han transformado en un accesorio para mesa vintage muy singular. Solo hay que atarlos con una linda cinta de color o disponerlos como base para otros elementos como podría ser un recipiente con flores. Van de maravilla acompañado por arreglos florales para boda sencillos.

3. Lámparas de parafina o kerosén

Si naciste en los 80’s tal vez recuerdes esas lámparas de parafina o kerosén que se usaban por aquel entonces, ante los famosos cortes de luz. Lo cierto es que su uso se remonta a la Europa del siglo XVIII. Ese metal envejecido y vidrio que predominan, quien sabe con un poco de color son otro gran acierto como centros de mesa. No es necesario que lleven combustible, hoy en día se puede colocar una linda vela perfumada. Es ideal para esos matrimonios en el campo inspiración retro que requieran luz cálida, caída la tarde.

4. Candelabros de acero

La luz de las velas sobre candelabros son indispensables en los matrimonios que se presuman vintage que se extiendan hasta entrada la noche. Dotan las mesas de intimidad y calidez con un respiro añejo muy valorado por las parejas que se decantan por lo retro. Recuerden siempre que estén bien instaladas y lejos del alcance de los niños.

5. Los frascos de vidrio de colores

El vidrio es uno de los elementos clave que podría predominar en un decorado vintage. Puede ir traslúcido o con toques de color. Lo más común es encontrarnos con frascos de todo tamaño que unidos entre sí, ya sea por un cintillo o en línea se adapten sin complicaciones a ese respiro envejecido que caracteriza el estilo.

6. Las botellas pintadas

Toda botella puede ser utilizada como parte de tu decoración vintage. Solo basta echar a volar la creatividad para encontrarnos con que una sola cinta y lazo, algunas florecillas de colores o paniculatas o lluvias, podrían convertirlas en el centro de mesa perfecto. Ideal si lo suyo será un matrimonio en la playa retro. También pueden ir pintadas con tonalidades plata o en oro rosado. En ese caso las flores frescas se reemplazan por las secas.

7. Las jaulas de metal pintado

También se les conoce como pajareras, las jaulas de metal, muchas veces pintadas son hoy por hoy, el favorito de las novias por ese respiro romántico que proyectan. No olvides que lo vintage dista de la unanimidad en el diseño y color, por lo que podrán colocar distintos diseños en cada mesa. Eso sí, las flores deberán respetar su Pantone bridal, siempre.

8. Las cajas de metal

Es posible que cueste más encontrarse con esas cajas de metal en la que antes se empacaban galletas, café o azúcar. Incluso hay quienes las coleccionan hoy en día. No obstante si su decorador les propone este tipo de objeto metálico impresos con diseños vintage acepten. Lucen fabulosas como centro de mesa y le estarán dando esa pincelada histórica que exige el estilo.

9. Los porta retratos vintage

Cuando se trata de porta retratos no necesitan comprarlos nuevos. Eso es lo maravilloso del estilo vintage, que sus elementos provienen del cuarto de depósito de la casa. Tal vez de un mercado de pulgas o quien sabe, de las casas de sus abuelos o familiares octogenarios. Eso sí, no olviden que es el uso que le van a dar el que le dará personalidad y carácter.

10. Los cofres de madera

La madera, como el metal y vidrio son elementos que no pueden faltar sobre una mesa vintage. Eso no significa que tienen que ir todos, pero sí por lo menos uno, acompañado por flores o velas. Es es el caso de los cofres de madera, todas las abuelas tenían uno. Podría ir abierto con algunas perlas y flores. ¿Acaso existe algo más retro que eso?

Ahora que conoces los elementos clave para conseguir unos lindos centros de mesa que encajen con tu decoración vintage de boda, anímate y crea los tuyos. Recuerda que una decoración para matrimonio retro abre las puertas a la creatividad y el desenfado. Es experimental siempre que recurras a las piezas indispensables junto a las infaltables velas y flores.