Si cuando sueñan con su sesión fotográfica de boda, (pre o post) solo imaginan un escenario idílico de Perú, entonces los enamorará la sola idea de llevarla a cabo en Cusco. Y si se están preguntando dónde, deben saber desde ya, que la ciudad imperial, ofrece distintos rincones secretos, colmados de misterio para conquistar a todos. A las parejas clásicas de frac y vestido de novia blanco como a las de decoración para matrimonio shabby o minimalista. Cuando se trata de las fotografías que inmortalizarán el que será su gran día, la designación del espacio debe ser tan exigente como lo será la selección de cada uno de sus arreglos florales para boda. Aquí 10 ideas inspiradoras para facilitarles la búsqueda.

1. Catedral de Cusco: una de las iglesias más retratadas del Perú

Imposible no empezar por el imponente frontis de la Basílica de la Virgen de la Asunción también conocida como Catedral de Cusco. Erigida sobre el que fuera en otras épocas el Suntur Wasi o residencia del Inca Wiracocha. Un templo imponente, tal vez el más visitado por los turistas de todo el mundo a diario. Sin duda, perfecto para una sesión fotográfica bridal para toda la vida. Escena propicia para planos cerrados como abiertos, ya sea sobre sus escalinatas o sobre la Plaza de Armas que está a un paso al frente.

Aldo De la Cruz Fotógrafos
Aldo De la Cruz Fotógrafos

2. Plaza Regocijo: remanso en pleno corazón de la ciudad de los Incas

A pesar de ser menos ostentosa que la Plaza de Armas, su camino peatonal le proporciona un encanto particular a esta acogedora plazuela que antaño, estuvo hermanada a la gran plaza cusqueña. Es pequeña y está cercada por grandes muros sepia que dotan de calidez a sus fotografías durante la hora dorada. En franco contraste a sus trajes de novio o vestido de novia con encaje, para la sesión romántica que estaban imaginando.

3. La piedra de los 12 ángulos: surrealismo en la calle más transitada de Cusco

La calle Hatun Rumiyoc en pleno corazón de Cusco es angosta y nada pretenciosa como los otros pasajes de la ciudad imperial, sin embargo es una de las más célebres, pues en ella se encuentra la famosa piedra de los 12 ángulos. Si están buscando destacar la arquitectura cusqueña, pero en planos detalle o cerrados, entonces tienen que pedirle a su fotógrafo que reserve una toma en este lugar enigmático que pone en discreto relieve el talento arquitectónico incaico. Cuando se trata de su sesión, hay que ir más allá de un elegante traje de novio o romántico modelo de vestido de novia, también deben pensar en cuál será el mejor telón de fondo.

4. Barrio de San Blas: callejuelas secretas que hablan de un pasado inmortal

Si son de ese tipo de parejas que ama las fotos espontáneas, sobre todo para su sesión pre o post boda recuerden darse una vuelta por el barrio de San Blas acompañados por su fotógrafo. Colmado de graderías y callejuelas empedradas, es uno de los barrios más pintorescos de la ciudad cusqueña. Después de confirmar sus partes de matrimonio elegantes, dedíquenle un tiempo a soñar con ese instante que recordarán siempre.

5. Q’enqo, Puka Pukara o Tambomachay: monumentos sagrados para una sesión de ensueño

Sacsayhuaman es una de las fortalezas más afamadas de Cusco, pero no es el única. Q’enqo, Puka Pukara y Tambomachay de gran belleza arquitectónica son otros de los conjuntos monumentales que alberga Cusco. Y lo más importante, menos visitadas. Por lo tanto, ideales para una sesión fotográfica sin interrupciones de principio a fin.

Promarca Studio
Promarca Studio

6. Camino Inca: para una sesión fotográfica llena de aventura

Si están pensando que toda sesión fotográfica en Cusco privilegia la ciudad en detrimento de los espacios naturales, nada más lejos de la realidad. Tanto como cuando hablamos de boda, surgen las de estilo campestre, las vintage y los matrimonios en la playa, todos fuera del casco urbano, el Valle Sagrado de los Incas posee innumerables lugares de majestuosa imponencia, y no todos son templos. Si existe un secreto detrás del misticismo de la arquitectura cusqueña son justamente sus nevados, montañas, terrazas y por supuesto, su glorioso Camino Inca, y todo el entorno natural que la circunda. No lo descarten si lo que aman es la aventura.

7. Cerro colorado: la montaña de los 7 colores que le dará vida a su álbum bridal

Siguiendo la búsqueda de la belleza paisajista del entorno cusqueño, ya alejados del casco histórico se encontrarán con la montaña Vinicunca o Cerro colorado, también llamada de los 7 colores. Ideal para aquellas parejas que amen la naturaleza y los contextos surrealistas. Eso sí, para dar con ella, deberán partir hacia la provincia de Canchis, con dirección al nevado Ausangate.

Renato Ghilardi
Renato Ghilardi

8. Chinchero: sincretismo vivo como escenario pre o post boda

De norte a sur y de este a oeste, Cusco posee una magia que pocas maravillas del mundo presumen. No se limita a Machu Picchu. En la capital del imperio Inca hay mucho por ver, como Chinchero. La prueba viva de ese sincretismo incaico colonial, que sobrevive en el tiempo. Tanto si lo que tienen en mente es una sesión pre o post boda, este distrito abrazado por imponentes nevados podría ser el lugar que están buscando.

9. Moray: líneas y terrazas místicas como telón de fondo

Para los novios que busquen un lugar místico y cargado de energía ese sin duda es Moray. Sus depresiones, acueductos, terrazas y líneas concéntricas de origen pre inca, son buenos fondos gráficos para una sesión bastante original. No olviden preparar su salida con tiempo a primeras horas de la mañana, a las 6:00am. cuando todavía no cuenta con la presencia de muchos turistas si lo que esperan es una sesión ininterrumpida.

Renato Ghilardi
Renato Ghilardi

10. Plaza de Pisac: colorido barrio de artesanos a un paso de Cusco

Si desean añadir una dosis de colorido a su álbum no dejen de visitar Pisac, sobre todo durante sus días de feria, martes, jueves y domingos. También podrán apreciar su pintoresca arquitectura colonial, sin mercado los lunes, miércoles y viernes.

Después del anillo de compromiso, toda pareja comienza a idealizar su boda, si será en la ciudad o se tratará de un matrimonio en el campo. Pero al mismo tiempo, los escenarios épicos de una sesión fotográfica de ensueño. Si son una pareja exigente, tal vez sea Cusco y todas sus maravillas, ese lugar que están buscando. ¿Estamos de acuerdo?