Ir al contenido principal
Matrimonio

Ceremonia de la luz: lo que necesitan saber sobre el significado, lecturas ¡y más!

Si quieren que su boda sea especial, incluyan la ceremonia de las velas, un ritual simbólico hermoso y emotivo que les fascinará, ¡aquí les contamos cómo hacerla!

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Wedding Planner a empresas cercanas

manos de la novia y el novio encendiendo las velas en su boda

La ceremonia de la luz o de las velas es un ritual simbólico de boda que representa la unión que ocurre en la vida de dos personas con el matrimonio. En otras palabras, la ceremonia de las velas simboliza el encuentro y fusión de sus familias, historias y propósitos. Junto al ritual de lavado de pies, es sin duda es uno de los ritos de boda más bonitos y románticos para complementar cualquiera de los tipos de matrimonio que existen: civil, religioso o simbólico. Descubran a continuación qué significado tiene este ritual simbólico en una boda, cómo hacer una ceremonia de la luz, así como los mejores textos o libretos para su ceremonia de las velas. Con este ritual de boda su ceremonia será ¡perfecta!

1. ¿Qué simboliza la ceremonia de la luz?

En un matrimonio, la ceremonia de la luz es un ritual muy significativo, pues en su realización involucra el fuego, que simboliza la potencia de la vida, los nuevos comienzos y la pasión misma del matrimonio. La luz y la calidez del fuego representan en la ceremonia de las velas la transformación de dos vidas en una, que aunque siguen brillando con luz propia, se unen para iluminar al mundo estando juntas. Por esto es una de las propuestas favoritas de las ideas para un matrimonio civil original, y se ha convertido en parte esencial de la forma en que se celebran los matrimonios cristianos evangélicos.

2. ¿Cómo se hace una ceremonia de la luz?

De acuerdo con lo que simboliza la luz en la boda, la ceremonia de las velas consiste en unir en una vela, que inicialmente debe estar apagada, la flama de dos velas más pequeñas encendidas. Así, el ritual de la luz evidencia cómo se unen las vidas de dos personas que hasta ahora estuvieron separadas, para ser parte de una vida conjunta que brillará con la misma o ¡más fuerza que antes! Mientras que esto ocurre, el oficiante de la boda suele decir unas palabras, que se recogen en el libreto para ceremonia de la luz, cuyos textos les sugerimos más adelante. Luego del ritual, las velas suelen dejarse encendidas, pero es su decisión o del oficiante si quedan prendidas todas, o solo la que unió las luces de cada contrayente.

Imagen de las manos de los novios protegiendo las velas en la ceremonia de luz de su boda civil

3. Los momentos indicados para el ritual de la luz

Por lo regular, la ceremonia de la luz se realiza luego de los votos matrimoniales o inmediatamente después de que se han intercambiado los aros de matrimonio. Ocurre así tanto en las ceremonias civiles, en las que este momento es dirigido por el Alcalde o su delegado en la municipalidad, como en las bodas religiosas, donde es el sacerdote, el pastor o el líder religioso, quien lee el libreto y modera el momento en que los novios unen las velas, así como los instantes en que los invitados pueden intervenir encendiendo el fuego o aplaudiendo, como culminación del ritual.

4. ¿Cómo personalizar esta ceremonia matrimonial?

Aunque hay una manera general de realizar la ceremonia de la luz, es un ritual que pueden adaptar a su propio matrimonio, de acuerdo con sus deseos, personalidad y criterios sobre la boda. Pueden hacerla ustedes solos, con el oficiante leyendo el texto y mientras suena la música instrumental más bella para matrimonio de fondo, o involucrando a sus familias. Por ejemplo, si deciden hacerlo con el apoyo de sus padres, incluyan dentro de su texto para la ceremonia de la luz, que sean ellos quienes enciendan las velas y se las entreguen a ustedes. Sus padres pueden llevar las velas encendidas o tomar el fuego de un candelabro encendido. También, como en estas ideas para incluir a los niños en la ceremonia de la boda, sus hijos podrían ser parte de esta ceremonia simbólica.

5. ¿Qué se necesita para la ceremonia de las velas?

Además de disponer el espacio para la ubicación de las velas, requerirán de tres velas: dos pequeñas y una más grande. Las parejas suelen decorar sus velas para ceremonia de la luz con cintas, moños o flores. También la vela más grande suele quedar como un recuerdo del matrimonio para los recién casados y un adorno que pueden utilizar en su nuevo hogar para no olvidar el significado de su ceremonia de luz matrimonial. Ahora, aparte de estas cosas físicas, lo indispensable para realizar su ritual de las velas es la autorización de quien oficie la ceremonia, bien sea el Alcalde, el delegado de la municipalidad o el líder religioso de su iglesia.

6. Lecturas o palabras para la ceremonia de la luz

Regularmente es el oficiante quien dirige lo que ocurre en este ritual simbólico de matrimonio y lo hace refiriéndose a lo que simbolizan las velas en la boda y para ustedes, así como mencionando que la fusión del fuego describe el compromiso que implica que dos personas trabajen por un mismo propósito y que es responsabilidad de ambos mantener esa luz o llama encendida. En su libreto, ustedes mismos podrían decir unas palabras o recitar uno de los versículos bíblicos de amor que no pueden faltar en una boda que aluda a la luz y al lugar que ocupa Dios en sus vidas, como centro y base de su nueva vida en familia. En todo caso, si necesitan ejemplos de libretos para ceremonia de luces, aquí tienen los mejores textos para su ceremonia de las velas:

Pareja enamorada de esposos recién casados bajo un techo de flores

Texto 1: La luz de una promesa

Este primer texto, ideal para una ceremonia de las velas en boda civil, es parte del libro “Juntos hasta el cielo” de Phil Bosmans. Contiene la promesa de una llama que simboliza el centro de su nuevo hogar y que espera mantenerse encendida siempre, en los tiempos favorables y en los adversos.

Mientras se escucha de fondo una de las canciones de boda más románticas para su matrimonio, el oficiante indica que se realizará la ceremonia de luces y lee:

“Dejen que arda una vela el día de su boda. Es un símbolo que alumbra y acompaña.
Después de pasados algunos años debe recordarles lo que hoy se han prometido. La vela del día de su boda les susurra al oído: "Lo he visto. Mi llama estará presente cuando se tomen las manos y ofrezcan su corazón. Soy algo más que una simple vela. Soy un testigo mudo en la casa de su amor y continuaré viviendo en su hogar. En los días en que brille el sol no necesitarán encenderme. Pero cuando sientan una gran alegría, cuando un niño esté en camino o cualquier otra bella estrella brille en el horizonte de sus vidas, enciéndanme.
Enciéndanme cuando anochezca, cuando irrumpa entre nosotros una tormenta, cuando surja la primera pelea. Enciéndanme cuando haya que dar el primer paso y no sepan cómo; cuando sea necesaria una explicación y no encuentren las palabras; cuando quieran abrazarse y los brazos estén paralizados. Enciéndeme. Mi luz será para ustedes un signo claro. Habla su propio idioma, el idioma que todos entendemos. Soy la vela del día de su boda. Déjenme arder mientras sea necesario, hasta que los dos unidos mejilla con mejilla, puedan apagarme. Entonces les diré agradecida: Hasta la próxima vez".

Al terminar de leer, el oficiante pide a los novios que enciendan sus velas y que unan sus flamas en la vela de la unidad, que será la misma vela del matrimonio.

Texto 2: Una ceremonia de la luz con sus padres

A continuación encontrarán un libreto perfecto para la ceremonia de la luz con padres, así como para una ceremonia de velas para bodas cristianas. Recuerden que podrían también realizar su ritual de la luz con el apoyo de sus hermanos, sus padrinos o sus hijos.

Para iniciar la ceremonia de las velas, el o la oficiante indica:

“Vamos a solicitarle a dos personas muy importantes para los novios, que se acerquen para encender las velas y entregárselas a los novios. Por favor (nombre del padre de la novia o del padrino) y (nombre de la madre de la novia o madrina) acérquense al altar”.

Los invitados encienden cada uno una vela y se la entregan a los novios. Después de agradecer a los padres o padrinos de los novios y de indicarles que pueden volver a sus puestos, el oficiante continúa así:

“Queridos novios: estas velas que han encendido sus padres, los representan a ustedes, lo que han sido hasta el día de hoy, dos personas independientes, luchadoras y únicas. Esto, por supuesto, nunca lo perderán. Sin embargo, ahora sus flamas se unen en una llama mucho más grande y poderosa que se une en este compromiso de amor. Por favor enciendan su vela de la unidad. Esta vela los acompañará en su vida de pareja y les recordará la promesa que han hecho hoy, delante de sus seres queridos. Todos los que estamos aquí nos sumamos a esta luz con nuestra vida y nuestro cariño para que el destino les reserve muchos maravillosos momentos de felicidad. Ahora, por favor apaguen las velas individuales y mantengan para siempre encendida la vela de su unidad.”

El ritual concluye cuando el oficiante invita a los invitados a aplaudir a los novios.

Texto 3: Un mismo camino

Con este libreto para ceremonia de la vela, el oficiante habla de la luz que guiará el camino de la nueva pareja que comienza una vida en común y que, al fundirse en uno, siguen siendo personas valientes con mucho para dar y aprender.

Para iniciar la ceremonia de las velas, el o la oficiante indica:

"A continuación los novios (nombres) realizarán la ceremonia de las velas, también conocida como ceremonia de la luz. Tomen cada uno su vela. Estas velas simbolizan su individualidad: sus personalidades, caracteres y planes de futuro, con caminos libres e independientes. Cada vela es el símbolo de dos personas que hoy han decidido unirse en matrimonio y juntar sus caminos para construir un proyecto común. Es decir, para juntar las llamas de sus almas en una sola, que arderá con ilusión y que representa el compromiso que hoy nace entre ambos. Que esta vela les recuerde cada año, cada mes, cada día, la promesa de amarse que hacen hoy ante todos sus testigos, familiares y amigos. Cojan sus manos y enciendan juntos esta nueva vela que les recordará este momento a lo largo de su vida de pareja. Esta vela formará parte de su matrimonio (nombre de los novios). Enciéndanla cuando lleguen los desencuentros y los momentos con dificultades, para que alumbre entonces su camino. Que su llama les recuerde la felicidad que les trajo hasta aquí y la fortaleza con la que han sellado su unión. Y cuando lleguen buenas noticias, enciendan también su llama, como un recuerdo de que el amor permanece en todas las circunstancias.”

Para concluir la ceremonia de la luz, el oficiante invita a mantener encendida la vela de la unidad y a aplaudir a los recién casados.

Novios con la vela de su ceremonia de luz en el matrimonio

Texto 4: Juramento de amor

En el siguiente texto para ceremonia de la luz los protagonistas son los novios. A diferencia de los anteriores libretos, en el que se requiere de un oficiante, en este texto son los futuros esposos los que dirigen la ceremonia. Y si es una ceremonia de velas para matrimonio cristiano, acompáñenla con la mejor música cristiana para bodas, ¡el resultado será hermoso!

Inicia la novia diciendo:

“(Nombre del novio): esta llama simboliza mi amor por ti y el deseo de que mi corazón esté junto al tuyo. Mis pasos se unen a los tuyos para abrir nuevas sendas, para salvar obstáculos, para evadir abismos. Seré tu hombro cuando flaquees, seré tu oasis cuando el mundo te agobie, seré silencio cuando el ruido ensordezca, seré tu grito cuando el silencio oprima, seré riachuelo cuando el mar se levante. Seré lo que Dios quiere que sea, para hacerte inmensamente feliz y cumplir Su propósito".

Continúa el novio:

“(Nombre de la novia): mi amor está simbolizado en esta llama. Deposito mi corazón junto al tuyo, para hacer que seamos un solo corazón, más fuerte y seguro. Me comprometo contigo por tu bienestar y el de nuestra futura familia. Seré tu apoyo cuando te sientas débil, seré tu fuente cuando tengas sed, seré tu abrigo cuando el frío amenace, seré tu sombra cuando el calor sofoque, seré tu sonrisa cuando el dolor asome. Seré lo que Dios quiere que sea, para hacerte inmensamente feliz y cumplir Su propósito".

Ambos encienden con sus velas individuales la vela mayor y se dan un beso que motive un aplauso por parte de sus invitados.

Texto 5: Una llama incondicional

Por último, les compartimos unas frases para ceremonia de la luz que evocarán las más lindas emociones en el desarrollo de este ritual simbólico. Son palabras que enmarcan una unión iluminada por el entendimiento, el apoyo y el crecimiento mutuo, ideales para complementarse con uno de los mejores poemas de amor para matrimonio.

Luego de que el oficiante introduce la ceremonia simbólica de la luz y mientras sostiene una vela encendida, la novia dice:

“(Nombre del novio): esta llama es el símbolo de lo que soy y de lo que siento por ti. Junto a tu luz, representa la llama que crearemos juntos y que iluminará más que lo que haría cada vela por separado. Aquí está la luz del amor incondicional, del apoyo mutuo, de la comprensión, de la sinceridad y de la entrega sincera. Con esta llama no nos iluminaremos solo nosotros, sino que iluminaremos a la familia y a los seres queridos que nos acompañan físicamente y en la distancia".

También con su vela iluminada, el novio continúa:

“(Nombre del novia): esta llama es el símbolo de lo que soy y de lo que siento por ti. Junto a tu luz, representa la llama que crearemos con nuestro hogar y que iluminará más que lo que haría cada vela por separado. Aquí está la luz que iluminará nuestra familia, una luz de amor incondicional, compromiso, protección y armonía. Con esta llama no nos iluminaremos solo nosotros, sino que iluminaremos a los familiares y amigos que nos acompañan hoy".

Ambos novios encienden al tiempo la vela más grande y uno o ambos dicen:

“En esta luz de la unidad está nuestra nueva vida. Esta vela que encendemos con el fuego de nuestro compromiso, nos recordará siempre que, en los buenos y en los malos momentos, hay una luz en nuestro interior que brilla y brillará. Somos luz para nosotros y para el mundo. Seremos luz en nuestro hogar e iluminaremos con nuestro amor y ejemplo el camino de nuestras familias y amigos”.

El ritual concluye con un beso de los novios y el sonoro aplauso de sus seres queridos.

Su matrimonio merece un ritual simbólico tan trascendente como su relación y compromiso. Nada más bonito que la luz y el calor de las velas para simbolizar lo que comienza con su boda. Ahora, si quieren más opciones de rituales de boda, repasen todo lo que deberían saber sobre la ceremonia de la arena. De otra parte, si sueñan con que su ceremonia simbólica sea el momento más romántico del matrimonio, acompáñenlo con uno de los mejores proveedores de música para bodas del Perú. ¡Que nunca se apague la llama y luz de su unión!

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Wedding Planner a empresas cercanas