Dinamo Productora
Dinamo Productora

¡El amor es la fuerza que impulsa el mundo! Y es que, los que aman de verdad son aquellos que tienen paciencia aunque hayan visto retrasado el sueño de unir sus vidas en ese idílico matrimonio en la playa o en ese local de la ciudad que tanto anhelan, y tengan que guardar sus argollas de matrimonio a buen recaudo por unos meses más, pues la comprensión y empatía mueve cada uno de sus actos, especialmente en estos tiempos adversos donde el sector nupcial ha sido fuertemente tocado, pues saben la importancia de lo que vale la pena construir, más allá de un precioso vestido de novia, porque "el amor todo lo espera" y soporta aún las adversidades más inesperadas, como las que nos toca vivir debido a la pandemia del coronavirus y la necesidad de hacer cambios en los planes de boda.

¿Pero, cómo el coronavirus ha afectado la planificación de las bodas en el Perú? ¿Cómo están respondiendo las parejas peruanas que estaban a punto de pisar al altar en estos meses? ¿Para cuándo están decidiendo trasladar su nueva fecha de matrimonio y luna de miel? ¿Tienen un mes y día preferido? ¿Están viendo afectado su presupuesto? Estás y muchas más preguntas surgen en estos tiempos de emergencia sanitaria por el COVID-19 y gracias a una encuesta realizada en la última semana de abril por Matrimonio.com.pe les traemos unos datos más que reveladores.

¡El amor tiene paciencia! Las bodas se postergan

Mano Negra Foto
Mano Negra Foto

En el Perú, y según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) 1 se celebran más de 90 mil bodas al año, por lo que, las medidas de aislamiento social decretadas por el Gobierno, impidiendo la ejecución de cualquier tipo de evento social, incluyendo la restricción de la celebración de las bodas. Estaríamos hablando de alrededor de 1,700 matrimonios que se realizaban semanalmente en todo el territorio nacional y que debido a la pandemia del coronavirus están afectados.

En la encuesta realizada en el Perú, por Matrimonio.com.pe los resultados revelan que 9 de cada 10 parejas (89%) han decidido postergar su boda en lugar de cancelarla, buscando así una nueva fecha para su enlace. Dependiendo de la pareja se buscaría un mes adecuado para reagendar el enlace, 4 de cada 10 parejas (38%) indican que lo realizarían dentro del 2020, y el 62%, es decir 6 de cada 10 parejas indican que lo aplazarían hasta el primer semestre del 2021. Haciéndolo coincidir con los meses de verano, estación preferida por los prometidos para darse el 'sí, acepto', ya que 1 de cada 5 parejas optarían por trasladar su boda específicamente para enero, febrero y marzo, los meses más calurosos del año.

Por otro lado, una tercera parte de los encuestados mencionaron que aún no saben para cuando cambiarían la fecha de su boda, aún estarían esperando por las informaciones oficiales y el desarrollo de la pandemia en el Perú, algo lógicamente comprensible para tomar una decisión de tal calibre.

Respecto al impacto que el coronavirus ha tenido sobre la luna de miel, la encuesta ha revelado que 6 de cada 10 parejas (60%) han decidido aplazar la fecha de su viaje nupcial, y esperar a hacerlo realidad en una fecha más oportuna, pues más adelante podrán realizar sin restricciones la aventura honeymoon que tanto han soñado hacer juntos. Por otro lado, 3 de cada 10 han decidido cancelar su viaje de luna de miel, seguramente razones no les faltan.

Reprogramando la boda: motivaciones, cambios y ¡tecnología!

Ángel Chanta
Ángel Chanta

Cuando se preguntó a los encuestados peruanos su motivación principal a la hora de decidir postergar su fecha de matrimonio, la gran mayoría (90%) indicaron su incertidumbre por cuán larga sería la pandemia del coronavirus, lo cual les empujaría como indicamos lineas arriba a que 6 de cada 10 parejas reagenden su fecha de matrimonio para el 2021. Sumado a eso, la preocupación porque sus invitados no podrían asistir a su enlace si lo hacen en una fecha más próxima (22%), y algo no menos importante, las razones económicas (10%) que generan gran inquietud debido a que estos meses de confinamiento han afectado en gran medida el desempeño laboral y económico de la mayoría de los peruanos y peruanas.

Todo esto, estaría muy ligado a que el nuevo enlace estaría llevando a las parejas a considerar ciertos ¡cambios! Como la reducción del número de invitados, planteado por 5 de cada 12 parejas encuestadas (38%) así como la reducción de su presupuesto (24%) y la realización del enlace civil en una fecha previa al de la ceremonia religiosa y recepción (31%) con el objetivo de ir haciendo frente a las consecuencias que el Covid-19 está ocasionando en nuestro país. Cabe resaltar, que 4 de cada 12 parejas, no se plantean ningún cambio importante, como la modificación de la ciudad, local o restaurante de donde tenían planeado realizar su enlace originalmente.

Y, ¿el uso de las nuevas tecnologías? Los novios peruanos abrazan la modernidad digital, y para eso consideran clave el uso de herramientas virtuales como las transmisiones en vivo para compartir en directo su soñado 'sí, acepto' con sus queridos familiares y amigos que por diversas razones no puedan estar presentes en la nueva fecha programada. Perú, Argentina, Uruguay y EEUU obtuvieron 5 veces más respuestas positivas y apertura a los componentes virtuales que países europeos donde se aplicó también la encuesta como España, Francia, Italia o Portugal.

El viernes y el domingo para su 'sí, acepto'

Maria Rei Fotografía
Maria Rei Fotografía

Debido a la gran cantidad de bodas que tendrán que ser reprogramadas por el coronavirus, además de tener que modificar la fecha para meses posteriores y hasta de año, 1 de cada 5 parejas (20%) optarán por el viernes, pasando a considerarse como el "nuevo sábado" para los novios y novias que saben adaptarse a las circunstancias y saben sacarle partido a todo. Pues no solo será oportunidad para lograr acuerdos favorables con sus proveedores, al tener menos competencia, ya que la mayoría de las parejas desea mantener su día de enlace para el mismo sábado (60%) como lo ha confirmado nuestra encuesta. Casarse un viernes, será también oportunidad para organizar un matrimonio post pandemia que permita reencontrarse con familiares que no habrán podido ver tras meses de distanciamiento, amigos entrañables y ¿por qué no? alargar la fiesta por todo el fin de semana.

Casarse el domingo, es también una opción contemplada por las parejas, el 20% de los encuestados han decidido que ese será su nuevo día elegido, ya que se trata de un día de la semana que mayormente las personas tenemos libre y será más sencillo contar con la presencia de los invitados en la nueva fecha programada, además se sumará la facilidad para reagendar la fecha con los proveedores y evitar la competencia con otras parejas. Y si además deciden realizar una boda por la mañana, les permitirá aprovechar toda la jornada bridal y celebrar su nueva vida juntos.

Es cierto que la pandemia del coronavirus ha arremetido contra los planes de miles de parejas enamoradas que ya tenían previsto celebrar su precioso matrimonio en el campo, en pleno centro de la ciudad o en esa maravillosa hacienda. Sin embargo, ha quedado demostrado que el amor es paciente y que cuando es puesto a prueba, sabe sacar lo mejor de sí, porque el proyecto de vida que tienen juntos es sólido y ese sentimiento que los llevó a prometerse con un bellísimo anillo de compromiso no hay crisis que lo deshaga. Su amor es fuerte, todo lo espera, todo lo soporta. Porque el Amor nunca dejará de ser.