Fieles o no a las tradiciones nupciales consabidas como el vestido de novia blanco y los clásicos arreglos florales para boda, toda pareja gusta tener de un padrino. Su presencia da una suerte de seguridad al novio y es un apoyo emocional para la novia. Este personaje masculino elegido del entorno familiar o del círculo amical de los futuros esposos cumple un papel trascendental que es necesario conocer. Tanto por el propio implicado como por los novios. Hagamos un alto a esa decoración para matrimonio para sumergirnos en el tema ahora mismo.

¿Quién puede ser elegido padrino de matrimonio?

El padrino es un personaje que aparece en la escena nupcial desde tiempos inmemorables. Aunque se cree que se trata del propio padre de la novia, no siempre es ni tiene que ser así. Los padrinos pueden ser elegidos por propia voluntad tanto dentro de la familia como del entorno de amigos de la pareja. Así por podría ser elegido uno de los abuelos, hermanos, primos, tíos, cuñado, un amigo cercano de la infancia, universidad, barrio. Usualmente, cuando se trata de amistades está vinculado íntimamente con los futuros esposos. Casi el albacea de su historia de amor. Alguien que merece acompañarte al altar que seguro brillará con esa decoración de iglesia para boda que tienen en mente.

Funciones del padrino de matrimonio

El padrino no solo se encarga de entregarle los aros al novio o escoltarte del brazo mientras desfilas hacia el altar con ese romántico vestido de novia con encaje. Se han ganado ese título a lo largo de su vida y tienen un papel casi espiritual entorno a la pareja. Aquí algunas de las funciones que podrían serle encomendadas:

  • Ser consejero y referente de la pareja Cuando se trata del padre de la novia o un miembro de la familia del mismo rango su acompañamiento a la pareja es clave. Si has sido elegido debes mantenerte al tanto de los pormenores de la boda, y en la medida de lo posible, de apoyar a los novios en algunos aspectos que se les pueda escapar de las manos. Una llamada cada cierto tiempo o una colaboración particular será bienvenida.
  • Recoger a la novia y llevarla hasta la iglesia El padrino no es un invitado, él deberá estar al tanto de todos los detalles de ese matrimonio en el campo. Se sabe al revés y derecho la agenda de los futuros contrayentes. Pasará a la hora pactada por la novia, para acompañarla hasta la iglesia. Sí, en el auto de novios.
  • Escoltar a la novia hacia el altar y entregarla al novio Una vez frente a la puerta de la iglesia, se colocará del lado derecho de ella y la escoltará durante su camino hacia el altar donde aguarda su futuro esposo. Se despide con un beso en la mejilla y saluda al novio con un apretón de manos.

ZOOMX Bodas

  • Custodiar y entregar los aros al novio durante la ceremonia El padrino tiene como misión portar y custodiar las argollas de matrimonio de la pareja y entregarlas justo en el instante de la ceremonia en que éstas sean requeridas. Por tanto, su ubicación en el templo será privilegiada, en la primera fila y junto a la madrina. Ojo, que no está obligado a comprar los aros, solo a portarlos.
  • Acompañar a la madrina durante la salida de la iglesia Finalizada la ceremonia escoltará a la madrina de la boda, que suele ser la madre del novio. Siempre manteniendo su lado derecho.
  • Preparar y ejecutar el primer brindis de honor Su papel no acaba en la ceremonia. Durante el banquete, inmediatamente después de la llegada de los novios se tomará la palabra y dará el primer discurso seguido del brindis de honor.
  • Asistir al novio en la búsqueda de su atuendo Solo en los casos en los que el padrino sea un amigo o familiar coetáneo a la pareja éste podría involucrarse además en otros temas. Nos referimos a la asistencia del novio en la búsqueda del atuendo.
  • Organización de la despedida de soltero del novio También son aquellos que se encargan de la organización de la despedida de soltero del novio/novios.

¿Cuándo y cómo se le comunica al padrino sobre su elección?

Lo ideal es hacerlo como mínimo seis meses antes de la ceremonia. Tiempo prudencial para que pueda involucrarse con las particularidades de su matrimonio. El anuncio se hace de manera formal, a través de un almuerzo o cena. Jamás lo hagan por teléfono o redes sociales. ¡No va!

Una vez aceptada la nominación como padrino están autorizados a colocar su nombre en sus partes de matrimonio. Claro está, si es que así lo quisieran o lo admitiese el diseño de tarjetas de invitación. A partir de ese instante no duden en confiar en él, involucrarlo en la organización, comentarle los pormenores, recuerden que se trata de uno de sus grandes aliados.