Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali
Mali
Por Mali

Los partes de matrimonio dejaron de ser una mera formalidad hace décadas. Hoy por hoy, es el primer contacto material y real de los novios con sus invitados, de cara al que será el día más importante de sus vidas. Desde los materiales, letras, colores y estilo, todo ello ha de comunicar. Tal como lo harán en su momento con su decoración vintage de boda y hasta el color de las flores frescas de tu bouquet de novia. Ciertamente, además de reflejar su propio carácter, ha de ser el anuncio de lo que les espera a sus amigos y familiares. Pero, cómo hacerlo recurriendo a las recientes tendencias de la industria gráfica nupcial, tranquilos que hoy se los contamos todo.  

Partes de matrimonio blancos: el retorno a lo clásico

El 2019 habrá un marcado retorno por los diseños clásicos. Ese modelo de parte de matrimonio blanco o marfil que acompañó generaciones retorna pero con aires contemporáneos. El mismo que se verá reflejado en la tipografía utilizada y sobre todo los relieves. Los textos seguirán siendo extensos e incluirán los datos de ambas familias, como antaño. Los toques plata y dorados serán el color contraste que avivará estas tarjetas, transformándolas en una opción irresistible para aquellas bodas que se presuman de elegantes.  

Papelería reciclada: los partes eco-amigables

En pleno siglo XXI no es sorpresa encontrar que la papelería reciclada se haya convertido en el insumo preferido por los novios ecológicos. Eso sí, a menos que se trate de un matrimonio en el campo rústico, las tarjetas irán en tono crudo al natural. El resto de estilos, no necesariamente campestres, apostarán por el color que va desde el rosa hasta el propio negro o azul cómo ya comenzaron a verse en los diseños de tarjetas de invitación 2018. Absolutamente todos los estilos podrán apostar por ese material eco-amigable, de especial belleza. 

Fusión de color, tipografía y gramaje: creatividad suelta en plaza

El 2019 los modelos de tarjetas de matrimonio llegan más atrevidos y lúdicos que nunca. Los mensajes interiores, suelen ser una provocación divertida para quien reciba este tipo de partes. Fusión de colores, el efecto acuarela, caricaturas o cartoon. Y es que una noticia como esa no se puede anunciar de otra manera. Sobre todo aquellos novios que buscan algo original o son decididamente, millennials. Letras serif o sin ellas, imprenta, góticas y de todo tamaño coinciden en sus páginas. Los papeles del mismo modo, podrían ser la combinación de diferentes tipos y gramajes. Un festín para la creatividad. 

Flores y tonos empolvados para los vintage y románticos

Pero como en el terreno nupcial las flores no pueden estar ausentes, las veremos también el próximo año. Sobre todo en los partes vintage, shabby chic y los favoritos de las bodas de primavera. Eso sí, estas podrán ir impresas también en el interior del sobre. Algunas en alto relieve y otras serigrafiadas. Las cintas, encajes y lazos estarán acompañadas por flores secas, pétalos y sellos en cera.  

Partes personalizados: el diseño que siempre soñaron

Las parejas que personalizarán su boda de principio a fin podrán anunciarlo a través de sus invitaciones. O por lo menos dejar algún acertijo a sus queridos invitados. Quienes seguramente, acertarán de qué se trata pues conocen bien a los novios. Es así que los partes que emulen boletos de cine, teatro, óperas, conciertos, festivales de arte, pasaportes, boarding pass, mapas, infografías, fotografía, calendarios, y todo lo que la imaginación pueda hacer realidad serán bienvenidos. Todo es cuestión de exponer sus ideas al diseñador gráfico responsable de la tarea.

Recuerden que sus tarjetas de matrimonio además de anunciar su gran día, ha de hablar de ustedes, los protagonistas. De nada valdrá una linda tarjeta, sin alma. Se encontrarán con maravillosos diseños de partes de invitación el 2019, tal como lo acabamos de comprobar, pero al fin y al cabo, ustedes deciden cómo colocarle su cuota personal. Desde el color, que respetará su decoración y Pantone bridal hasta el estilo y cada detalle, por pequeño que parezca habrá marcado esa gran diferencia.