Iván Gavancho Fotografía
Iván Gavancho Fotografía

La primera imagen que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en matrimonio es una mujer camino al altar luciendo un vestido de novia blanco. Imaginaremos también su bouquet de novia y complementos, la decoración de iglesia para boda, y claro, a su amado aguardando impaciente. Esa fijación, casi universal, por ese color prístino como el elegido para vestir a la novia no es gratuita. Ha trascendido generación tras generación manteniéndose siempre vigente por diversas razones, sean religiosas, culturales o supersticiosas. Te invitamos a indagar en la historia y descubrir por qué es el preferido de todas hasta hoy en día.

El significado del blanco para la psicología del color

PassionLove Films
PassionLove Films

El blanco es en realidad la suma de todos los colores. Para muchos la interpretación más exacta es la de la ausencia de color o el lado opuesto al negro u oscuridad. La psicología del color lo asocia siempre con el equilibrio, tranquilidad, equilibrio, luz, paz y una suerte de pureza celestial. Sobre todo para las culturas occidentales. Por lo tanto, no sorprende verlo como el preferido para los vestidos de novia con encaje.

El color blanco y el vestido de novia a través de la historia

VEOV
VEOV

Los entendidos del mundo de la moda afirman que en otras épocas, eran las féminas de la nobleza quienes imponían alguna tendencia que posteriormente sería replicada por las jóvenes plebeyas. Claro está, siempre y cuando no fuese prohibido. Posteriormente lo fueron las estrellas de cine, lo que hoy en día hacen las celebrities. El vestido de novia blanco como tal, parece haber sido impuesto por la Reina Victoria de Gran Bretaña e Irlanda cuando contrajo matrimonio con su primo Albert de Saxe-Cobourg-Gotha en el siglo XVIII. Para la ocasión, la soberana eligió un glorioso diseño blanco, su color preferido por aquel entonces. La prensa de la época se encargó de darle esa notable visibilidad a dicho enlace, y con él, al vestuario de la hermosa joven perteneciente a la nobleza, que conquista hasta hoy en día.

Supersticiones detrás de la novia y su vestido

Iván Gavancho Fotografía
Iván Gavancho Fotografía

Existen creencias, cábalas y supersticiones que han acompañado a toda mujer rumbo al altar. Sea a causa de los malos espíritus, agüero o envidia, ésta siempre ha llevado consigo sus talismanes para protegerse de éstos sortilegios. Tal es el caso del ramo de flores naturales, de su velo, y claro está, de su vestido de novia sencillo y blanco, que la protegerá de los malos espíritus y le asegurará un matrimonio duradero en el que reine la paz. Además, claro está, del simbolismo de pureza o incorruptible del color de cara a su esposo y sociedad.

El blanco nupcial de siempre, de cara al minimalismo

ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

En la actualidad en tiempos en los que el minimalismo gana terreno en todos los campos, sobre todo en el de la moda y diseño, el color blanco tiene asegurado un lugar privilegiado. Resulta ser el vacío, la calma ese “menos es más” que conquista a la generación millennial. En donde lucir un vestido de novia civil o religioso en color blanco es ser consecuente con los aires contemporáneos.

El blanco siempre será fiel a cualquier modelo de vestido de novia. Ese color valorado por la mujer que se sepa romántica, elegante, minimalista o tradicional. No nos sorprende evidenciar cada temporada, como las grandes firmas del diseño nupcial lo proponen en cada una de sus colecciones como ese favorito. Ahora que lo sabes, tal vez te sientas atraída a incorporarlo también en tu decoración para matrimonio. ¿Por qué no?