Valega & Laguerre Catering
Valega & Laguerre Catering

Organizar su matrimonio es un reto, pero ¿han pensado en el tiempo, energía y recursos que invertirán sus seres queridos para asistir a la boda? La mejor manera de agradecer su cariño y sus buenos deseos es con un lindo recuerdo. Además de ser un mimo, será lo que lleven a casa sus amigos y familiares. Así que, como agradecimiento o como testimonio de su matrimonio, los recuerditos de boda son cruciales. Devuelvan a sus invitados un poco del calor que ellos les darán con sus abrazos y palabras, con estos cálidos y entrañables recuerditos de matrimonio para otoño e invierno. ¿Listos? ¡Son todos suyos!

1. Botellitas de pisco, vino o champagne en miniatura

La versión mini de un buen vino o de un espumante es siempre un buen regalo. Por supuesto, otro infaltable son los piscos miniatura que pueden personalizar con sus nombres o una caricatura de ustedes. Regálenlo en sus variedades Quebranta o Acholado, así como Macerado en frutos rojos, maracuyá, toronja rosada, manzana, mango o hierba luisa, ¡una delicia!

Ramé Recuerdos Personalizados
Ramé Recuerdos Personalizados

2. Mantas personalizadas

Ya no tienen que preocuparse si celebran el matrimonio en otoño o en invierno y al aire libre. Mímenlos con unas hermosas mantas que los abriguen durante la ceremonia y el banquete. Colóquenlas en llamativos barreños de zinc, cestas de mimbre o cajas vintage de madera y con unos peculiares cartelitos que inviten a tomar una o, por separado, enrolladas sobre las sillas.

3. Kit para el café o emoliente

¿Quién no anhela una bebida caliente en los días más fríos del año? Sus invitados les agradecerán un precioso mug en cerámica o metálico y esmaltado. Elijan un solo tipo de pocillo y personalícenlo con sus iniciales, caricatura, etc. y ofrezcan tazas en variadas tonos y tamaños o inclúyanles bolsitas con preparados listos para hacer en casa. Ofrézcanlos sobre una mesa o al modo rústico, colgados en una tabla de madera, la opción ideal para un matrimonio en el campo.

Dibújame
Dibújame

4. Protectores labiales

Los bálsamos labiales son un recuerdo muy práctico y amoroso. Al proteger los labios del viento invernal, pueden usarse tanto en la boda, como luego de ella. Su tamaño es ideal para bodas pequeñas y los empaques, en acrílico transparente o metal, permiten decorados extraordinarios. Encárguenlos con aceite de coco, cera de abejas o manteca de cacao, ¡un súper regalo!

5. Miel o mermelada

Este clásico recuerdo de boda nunca falla. En frasquitos de vidrio y con etiquetas personalizadas, un dulce bocadito abriga el corazón y acaricia el alma. Además de la tradicional miel multifloral, apuesten por variedades como la de azahar, de eucalipto, tomillo o tilo. Y en mermeladas, prefieran las artesanales o chutneys al estilo hindú, que combinan frutas con especias.

Twenty Eight
Twenty Eight

6. Marcadores de páginas

El frío invita a abrigarse bajo las cobijas y leer un buen libro. Acompañen esta actividad invernal con unos lindos separadores de libros en los colores de su temática de boda o minimalistas y metálicos con una figura que simbolice su enlace, como una estrella marina, si es un matrimonio en la playa. También pueden optar por marcadores en tela, pintados o bordados.

7. Velitas

Nada como una vela para evocar la calidez añorada en otoño e invierno. Hay una velita para cada tipo de matrimonio: metálicas esmaltadas en colores sólidos o en tonos oro o en plata, de vidrio con una tierna tapa para conservarlas, de cera de abeja o estampadas directamente. ¿Los mensajes? Al estilo decorativo de su boda, un gracias será suficiente y sus nombres siempre serán el mejor adorno.

Look!
Look!

8. Pashminas

Otra manera suntuosa de consentir a sus amigos y familiares es con unas sedosas pashminas. Úsenlas como elementos decorativos con los matices de la paleta de colores de su boda, rodeadas por delicadas cintas de tela o átenlas a los espaldares de las sillas, con una etiqueta personalizada con sus firmas, que indique que son para abrigar a sus invitados.

9. Chocolates

Compartan su pasión por el cacao peruano en unos exquisitos chocolates artesanales ornamentados con los colores de su matrimonio. Con las variedades de granos que se cultivan en cada región del país, mimen a sus seres queridos con este “alimento de los dioses” en trufas, barras, bombones estampados, bocaditos con maní o nueces, dispuestos en curiosas cajitas o bolsitas de tela.

Dj Joel Escobar
Dj Joel Escobar

10. Chullos personalizados

Propios del patrimonio cultural peruano, los chullos son un precioso recuerdo de boda y resultan ideales para los matrimonios que se realizan en los climas más fríos del año o en los lugares donde más baja la temperatura. Encárguenlos para adultos y niños en tonos vivos acordes con su decoración de matrimonio y preferiblemente hechos por artesanos.

Novias.com by Pilar Oliva
Novias.com by Pilar Oliva

Las épocas más frías del año evocan recuerditos de boda cálidos y acogedores, que privilegien la comodidad y el bienestar de sus invitados. ¿Por cuál se decidieron? Imaginen la sonrisa de sus amigos y familiares al verlos y escojan el que, a su juicio, mejor les diga ¡gracias! Cuando lo hayan definido, Matrimonio.com.pe les espera en su Directorio con los mejores proveedores de recuerditos para matrimonio del país. Que sus recuerditos sean como amplios y sentidos abrazos.