Una torta de matrimonio blanca es el postre más clásico de un matrimonio. Pero no por eso tiene que ser predecible o carecer de un diseño moderno y llamativo. Por el contrario, las tortas blancas modernas ofrecen un sinfín de posibilidades y aquí reunimos las ideas más creativas para que su momento dulce del matrimonio sea uno de los más inolvidables. Conviertan su torta de boda en la más linda extensión del tema de su matrimonio y de su personalidad como pareja. Continúen leyendo para encontrar maneras exquisitas de sorprender a sus amistades y familia con una torta blanca ¡preciosa!

1. Perlas, encaje y ruffles: inspiradas en el vestido de novia

Si quieren que su torta dé para mucho de que hablar, solo solicítenle a su pastelería que esté completamente cubierta por perlas de distintos tamaños o aparentes piedras preciosas cristalizadas hechas de azúcar. Otra decoración fascinante y motivada por el vestido de novia son los ribetes de encaje elaborados con glaseado o que simulen el vuelo de los volantes o ruffles, con fondant, ¡son una fantasía visual!

2. Con flores blancas

Las rosas blancas comestibles son ideales para completar decoraciones en cascada alucinantes. Pueden incluir algunos de sus tallos y hojas verdes para un toque sutil de color o mantener una apariencia igualmente refinada solo con las flores. Esto mismo lo pueden lograr con flores de fondant. Si su torta es de 2 o más niveles, pruébenlo intercalando un nivel liso con otro cubierto por flores, el resultado luce genial en las fotos. Las decoraciones con pétalos blancos comestibles son otra delicia que luce irresistible.

3. Texturas repujadas

Una torta blanca es igual a un lienzo en blanco. Aprovéchenlo repujando sobre su superficie las figuras de su preferencia y sobreponiéndole pequeñas decoraciones. Pueden ser formas geométricas en uno de los niveles o delicadas mini flores en la misma textura de la torta. La mayor ventaja de este diseño es que puede complementarse con un pequeño adorno floral, frutal o un cactus colorido. Y si es un matrimonio cerca al mar, las texturas pueden ser figuras que simulen su fondo: conchas, algas y estrellas marinas con pequeñas burbujas creadas con perlas.

4. Con toques florales de color

Aunque sea una torta blanca, no significa que no pueda llevar atisbos de color. Pueden, por ejemplo, recrear en miniatura el bouquet de la novia y ubicarlo al costado de uno de los niveles o repartirlo, en cascada, a lo largo del diseño. Estos arreglos se ven particularmente preciosos en cubiertas de polka dots o pequeños lunares blancos en relieve. O si no, simplemente, elijan sus flores naturales favoritas (comestibles o no tóxicas) y ubíquenlas sobre la superficie, presionadas, como si fuera un cuadro.

5. Rústicas, pero sabrosas

Otra alternativa es optar por cubiertas de mantequilla cuya forma hable por sí sola. Sencillas y sin ningún adorno adicional, se harán provocativas solo con el juego de formas que se creen en la cubierta. Asimismo, una torta de un solo nivel, pero cubierta por virutas de coco, es otro infaltable en bodas petite o matrimonios íntimos. Así mismo, una torta blanca sin adornos, pero puesta sobre una base única, hará toda la diferencia.

6. Modernas y geométricas

Si hay algo que luce extraordinario en una torta blanca, son las formas geométricas superpuestas. Solo se trata de añadir al diseño líneas que completen figuras abstractas, en relieve de color blanco o pintadas de tonos metálicos. ¿Qué mejor complemento para organizar una "boda urbana" chic? Recuerden que las líneas pueden crear un hermoso corazón y que, junto a este sofisticado diseño, las flores también quedan estupendas.

7. Pintadas a mano

Inspírense en su obra de arte favorita y solicítenle a su repostería favorita que recree esos mismos trazos en su torta de boda. Imaginen una pintura sencilla en un solo tono o una composición floral que cubra de color una fracción de su torta blanca de boda. La pintura puede ser en tonos muy tenues para conservar el blanco nupcial. También, además de formas específicas, puede tener visos de color en degrade.

8. Un topper excepcional

Aunque la torta sea blanca, el diseño puede transformarse añadiendo un topper especial. Por ejemplo, si quieren que se vea moderna, un adorno superior con un corazón en líneas metálicas es una opción inmejorable o un par de flamencos cuyo interior tenga esta misma decoración geométrica. Así mismo, los nombres de la pareja o un mensaje personal son otra manera de hacer que la torta sobresalga. Y si son fanáticos de las flores, una sola o un conjunto, pueden completar esta sencilla decoración.

Las tortas blancas son un clásico. Simbolizan la pureza de la unión y la abundancia, resultado de que, en su origen, solo la realeza las servía por tener azúcar refinada. Ahora son el postre más deseado y solicitado del matrimonio y será, sin dudarlo, uno de los protagonistas de su celebración. Descubran los mejores profesionales en tortas de matrimonio en nuestro Directorio de proveedores, así como los mejores servicios de Catering de su localidad, los encontrarán en Matrimonio.com.pe. ¡Que el dulce sabor y la apariencia impecable de su torta sean memorables!