Sin duda, la ahora Duquesa de Sussex, Meghan Markle, apostó por un look sencillo, pero llamativo, elegante y minimalista. Su vestido de novia ha dado mucho de qué hablar en los últimos días, y no es para menos, pues al fin todos los detalles en torno a este han sido desvelados. Nos centraremos en mostrarte por un lado, los vestidos más parecidos al que lució el día de su matrimonio y por otro todos los detalles de su estilismo nupcial, es decir, el peinado de novia elegido, los zapatos, los accesorios y por supuesto el bouquet de novia. Así que, ponte cómoda porque también te sentirás como en un cuento de príncipes y princesas.

Sencillez y la delicadeza

La Sra. Merkle deslumbró a cientos de seguidores de la Casa Real, a quienes estaban a las afueras de la capilla como a quienes seguían el enlace por televisión. Las miradas se centraron en detallar cada pieza tanto del vestido como de sus joyas. La esposa del Duque Harry, eligió a la diseñadora Clare Waight Keller, la directora creativa de la casa parisina Givenchy para que elaborara su vestido. Y lo que más llamó la atención de la propuesta fue la sobriedad. Un vestido de novia sencillo, liso, sin ninguna ornamentación adicional, de escote cuello bandeja o barco, de manga francesa y corte A. 

Los accesorios que destacaron

Otros detalles que no pasan desapercibidos son el peinado recogido bajo, cubierto por un velo de 5 metros de largo y fabricado en tul y que llamó la atención, puesto que en la terminación del mismo, se apreciaba unas flores bordadas, que logramos descubrir, se trataba de un homenaje a los 53 países que hacen parte de la Mancomunidad de Naciones o Commonwealth, una organización que agrupa al Reino Unido y sus territorios. El peinado, estuvo engalanado por una diadema de diamantes, que perteneció a la reina Mary de Teck, y que la Reina Isabell II prestó para esta ocasión especial.

El look de belleza

La Duquesa de Sussex, Meghan Merkle, apostó por un maquillaje natural, igual que ella, y es que, sabe muy bien cómo explotar sus rasgos. Prefirió por un tono oscuro para la sombra de ojos y un tono rosa muy sutil para sus labios. Desde luego, nada exagerado. Asimismo, a la hora del intercambio de las argollas de matrimonio, apreciamos una manicura igualmente sencilla y clásica, un color claro; siguiendo el protocolo de la Casa Real que permite este tipo de tonalidades.

Un bouquet con mucho significado

Y es que, hasta el bouquet de novia tenía detalles especiales, Meghan decidió rendir un pequeño homenaje a la madre de su novio, la princesa Diana de Gales, a través de este pequeño elemento. Se trató de un ramo de flores naturales sacadas directamente por la mano del Duque Harry del jardín privado del palacio de Kensington. Entre las flores escogidas se encuentran unas muy especiales, las nomeolvides o miosotis, las preferidas de Diana. Asimismo, se han incluido en él, plantas con mucho olor como el jazmín, lirios del valle, astilbe y mirto, siendo este último un imprescindible en las bodas reales británicas.

Y a ti, ¿qué te pareció el estilismo y el modelo de vestido de novia de Meghan? Si optas por uno similar, ten presente que este tipo de diseño es beneficioso para casi todo tipo de figuras, y en especial para quienes desean lucir gustosas sus hombros y clavícula. O para quienes quieren encontrar un equilibrio entre sus caderas y hombros, centrando su atención en la parte superior. De igual manera, permite dar la sensación de un cuello alargado, realza la silueta y para quienes tienen un pecho pequeño es el ideal, pues visualmente lo aumenta. Y si el escote barco es demasiado amplio y cuentas ya con hombros anchos, hará que lo parezcan aún más. Siendo esto así, lo mejor es que si te gusta, pruebes con mangas o sin ellas para saber cuál es tu mejor opción. Una vez resuelta esta tarea podrán, tu futuro esposo y tú, pensar juntos en la decoración para matrimonio. Y comenzar a soñar con la cita más romántica que tendrán junto al altar, como seguramente también lo imaginaron los nuevos Duques de la familia real británica, Meghan y Harry.