Kamcha Catering

Acreditados cocineros internacionales han rendido distinciones a la cocina peruana. Esa caprichosa forma de conjugar ingredientes y especies, que nos es tan familiar, la ha vuelto cada vez más popular y a la vez democrática, pues se disfruta tanto en casa como en un restaurante de cinco tenedores. Apostar por ella como la carta para tu banquete no tendrá pierde jamás, pues además del prestigio que la ampara, sus exquisiteces son bienvenidas en todo tipo de acontecimientos de relevancia, como tu gran día. Si anunciaste tu enlace con bombos y platillos a través unas maravillosas  tarjetas de matrimonio y caminas orgullosa con tu anillo de compromiso pensando en cómo será tu torta de matrimonio no lo aplaces más, es momento de concentrarse en la hora del bitute.

Cocina peruana, ¿por qué sí?

La gastronomía peruana goza de una gran variedad de sabores e ingredientes que la logran configurar con diversos estilos de bodas. Desde ese matrimonio en la playa de carta marina o ese banquete más bien elegante de exquisiteces gourmet novoandino. Todo va a depender de cómo decidas presentarla ante tus invitados, si a la mesa o buffet. Y claro está, de los elementos que la rodeen como el menaje, mantelería y servicio contratado. Te lucirás siempre y sobre todo, conquistarás el paladar de tus seres queridos sin riesgo.

Kamcha Catering

Carta o buffet criollo

Como siempre, todo dependerá del estilo de tu boda al momento de decidirse por un menú tipo buffet autoservicio o servido en mesa. Si se trata de un matrimonio en el campo podrás considerar el servicio buffet, también si es hípster o vintage, incluso si es urbano industrial pues la dinámica de este tipo de ceremonias lo admite. Si se trata un ambiente más bien romántico y prolijo como un shabby chic o casamiento elegante, entonces lo mejor sería elegir la carta completa, entrada, plato de fondo y postre.

Cómo elegir tu carta peruana

Si te aventurarás por una carta criolla recuerda que necesitas hacer un buen maridaje de sabores, incluso con las bebidas. Que estos no se opaquen entre sí, sino por el contrario, que uno prepare el paladar y sea la antesala del plato de fondo. Que sean platillos sobre todo digeribles, es decir, una provocación al disfrute, sin lamentaciones. De ningún modo combinar pescados y cítricos para luego servir carnes rojas con menestras. Prepara los paladares con una entrada fresca. El segundo deberá ser más contundente y servido a temperatura. Después de un breve intervalo de aperitivos y chilcanos, todos estarán listos para el postre mientras disfrutan del aroma de los centros de mesa para boda que elegiste.

Kamcha Catering

Entradas frías

Dependiendo de la temporada y el ambiente en el que se desarrolle tu banquete, sin duda, colmado de arreglos florales para boda, puedes apostar por las entradas frías o calientes. Si te inclinas por lo marino, tienes el tiradito a las tres cremas, cebiche mixto o de pescado, conchitas a la parmesana, choros a la chalaca, coctel de camarones con salsa de maracuyá o las causitas de mariscos. Tampoco descartes otros deliciosos platos fríos como la causa de pollo o al atún, la ocopa a la arequipeña, la papa a la huancaína, la palta rellena, el salpicón de pollo, y diversas ensaladas a base de frutos como el aguaymanto, maracuyá o mango o granos como la quinua, pallares y garbanzos.

Entradas calientes

El éxito de las entradas calientes es que se sirvan en la temperatura ideal, como recién salidas de la cocina y horno, ni más ni menos. Entre ellas puedes elegir el rocoto relleno, los anticuchos con choclo, la caigua rellena, el chiringuito, la tortilla de raya, arroz tapado, tamalitos o humitas de chancho, carne o pollo o la papa rellena. Pero existen más propuestas que tu proveedor de catering podrá sugerir para ese banquete especial. 

Sandra Peschiera Catering

Platos de fondo

Nuestra gastronomía se caracteriza por ser contundente, y no solo hablamos de la cantidad sino de esa mezcla, a veces impensable en la cocina internacional, de harinas y cereales. Un banquete peruano que se luzca en un matrimonio necesita ser cuidadoso con la medida de las raciones y su presentación. Estas no deberán ser grandes sino más bien moderadas pero bastante cuidadas. Entre ellas puedes apostar por un exquisito seco de carne, adobo de chancho, cabrito a la norteña, un escabeche de pescado, arroz con mariscos, lomo saltado, ají de gallina, jalea, parihuela, chicharrón o un jugoso arroz con pato.

Postres

Siguiendo la línea del cuidado en la exposición ésta no deberá tampoco ser pasada por alto a la hora del postre. Tal como harás con la mesa en la que coloques tu gloriosa  torta de matrimonio 2018. Esos suspiros a la limeña, churros de manjar blanco, mazamorra morada, arroz colado o con leche, picarones o leche asada deberán ser una tentación.

PassionLove Films

Bebidas espirituosas

Aunque se sabe que el pescado marida bien con el vino blanco, los postres con el vino rosado y el rojo con las carnes, si vas a presentar una carta criolla resulta casi obligado, incluir bebidas espirituosas marca Perú. Entre ellas la lista es encabezada por el pisco, el macerado de coca, la chicha de jora, pero también el mazato, la aguajina o el uvachado. Echar en cara que estas también pueden ir como aperitivo, como el pisco sour, coca sour, maracuyá sour, chilcano o algarrobina. Para los niños y personas que no beban alcohol no olvides incluir chicha morada y refresco de maracuyá. 

Si ya pasaste por la etapa de la búsqueda de tu vestido de novia y de decidir el ramo de flores naturales que esté a la altura, estás prácticamente lista para concentrarte en tu banquete de matrimonio. Si deseas que no tenga pierde consulta sin temor nuestro directorio de proveedores de catering. Ellos te esperan con más de una propuesta atractiva que se adapte a tus expectativas y presupuesto. Pero que, sobre todo, que dejará a todo el mundo chupándose los dedos.