Villa Milano
Villa Milano

Aunque no sean lo primero que se ve, la sensación que tenemos en los pies determina nuestro estado de ánimo. Y bueno, si se trata de ir al altar, además de una decoración para matrimonio perfecta queremos vernos lindísimas. Pero lucir divinas con el vestido de novia y alguna incomodidad en los zapatos es casi imposible en una jornada de al menos 7 horas, saludos por doquier, lanzamiento del bouquet de novia y baile, entre otros. Así que asegúrate de llevar unos zapatos cómodos, que no por ello sean menos estilosos. El confort puede conseguirse de muchas maneras sin sacrificar el estilo y estás a punto de conocerlas todas.

1. La comodidad es lo primero y además ¡está de moda!

Cada día más, las mujeres priorizamos el sentirnos cómodas y a gusto con el outfit que elegimos, incluidos los zapatos. Las normas de “lo esperado” dan lugar a “lo deseado” y nuestro atuendo es una elección en donde, no solo nos vemos como princesas con soñados peinados recogidos, sino que nos sentimos como tal. Así, los clásicos tacones de aguja son desplazados por un sinfín de opciones más cómodas de las cuales solo debes probar y elegir la que más se adapte a tu estilo personal, la que mejor refleje tu carácter único e irrepetible.

2. Zapatos bajitos

La primera lista de las opciones para sentirte más cómoda son los zapatos bajos que, sin restar un ápice de elegancia al look bridal, resaltan especialmente en looks con vestidos de novia cortos, pero también van de maravilla con vestidos largos y románticos. Explora todas las posibles opciones: zapatillas modernas, balerinas, sandalias, mocasines, botines y estilos peep-toe. Elige unos zapatos que te reflejen por completo y que se adapten a la época del año de la boda: para primavera, verano o un matrimonio en la playa, son perfectas unas sandalias o unas cuñas, mientras que para otoño invierno, las zapatillas, los mocasines y las balerinas son la mejor opción.

3. El tacón más cómodo del mundo

De otra parte, ten presente que, según los expertos, la altura más cómoda en tacones de zapatos es de 4 a 6 centímetros. ¿Por qué? Con este tipo de tacón todas las partes del pie cuentan con el apoyo necesario. Además, no se crean distorsiones antinaturales en el arco del pie que son las que generan dolores o futuras afectaciones. De hecho, este tipo de tacón tiene su propio nombre: Kitten heel. Búscalos, pruébalos con tu vestido de novia con encaje y comprueba si son para ti.

Angello Benavides
Angello Benavides

4. Plataformas

Ahora, si la altura te es indispensable, una opción para explorar son las plataformas. Con algo de tacón o en zapatos completamente cómodos, las plataformas son tendencia y las encuentras en baletas, mocasines y en zapatillas de moda. Adicionalmente, si eres una novia moderna, apuesta por unas botas de cuero con plataformas, eso y tu chaqueta de cuero harán una pareja genial.

5. Corrige los detalles incómodos

Si decidiste llevar unos zapatos muy planos, como unas balerinas, eleva el talón con una plantilla de silicona o dale soporte al arco con unos complementos diseñados específicamente para eso. Y si llevas unas sandalias que separan tu dedo gordo de los demás, ubica en medio un adaptador de silicona para no hacerte daño en la mitad de los dedos. Ahora, con cualquier tipo de zapato, fíjate en que no haya algún detalle suelto que pueda incomodarte con el roce continuo de la piel. Si lo hay, elimínalo o cúbrelo.

Making Focus
Making Focus

6. La experiencia hace al maestro

Con unos zapatos planos, de tacón mediano o incluso, con unas zapatillas, la experiencia te hará una maestra en su manejo. Es decir, no esperes al día de en que lleves tu modelo de vestido de novia para ponértelos. Camina con ellos en tu casa por lo menos por un día, acostúmbrate a ellos y amóldalos a la forma de tus pies. Pruébatelos con unas medias gruesas o con bolsas para ampliarlos un poco. Y un truquito extra: si la suela es totalmente lisa, líjala un poco, evitarás resbalones imprevistos.

7. Ayudas extra

Una ayuda que te vendrá muy bien con zapatos altos o bajos son las plantillas de silicona. Encuéntralas ortopédicas para la planta del pie o solo para el ante pie o metatarsales. El gel amortigua la parte delantera del pie y reduce el posible dolor. También encuentras fundas de silicona para proteger los dedos. Finalmente, un truco para evitar las ampollas: frota la planta de pie con un poco de desodorante en barra. Esto controla el sudor del pie, lo cual hace que resbale menos y no se frote con el zapato.

Dos Fotógrafos
Dos Fotógrafos

Combinar confort y estilo es posible. Convierte tus zapatos en lo más cómodo de tu outfit bridal y sorprende gratamente a quienes recibieron tus partes de matrimonio. Saca el mejor provecho a estos consejos para que el día del intercambio de argollas de matrimonio sea fabuloso. ¡Que tu única preocupación sea disfrutar!