Bodas de Encanto
Bodas de Encanto

Las flores son el instrumento en el que se sustentan muchos estilos y decoraciones para matrimonio. Si se llevan a cabo en durante el día, caída la tarde o noche, en una casa o club de campo, frente al mar y bajo el manto solar o en un ambiente urbano industrial. Todos ellos elevan su prestigio gracias a los arreglos florales para boda, que las podrás ver también inmersas en las tarjetas de matrimonio pintadas con total perfección para hacer de este detalle el más moderno. Freesias, iris, clavelinas, peonias, garberas y hermosas calas, resplandecen al lado de frondosos follajes para satisfacer los caprichosos gustos de las novias. Si estás decidida a por ellas, te dejamos 6 consejos que te servirán a sacarle partida a ese elemento decorativo natural clave. 

1. Analiza el espacio

La decoración floral cumple un rol principal, darle vida a cada espacio o rincón que se ha elegido destacar con originales y diversos adornos para matrimonio. Analiza el lugar donde llevarás a cabo tu ceremonia y locación de tu recepción al detalle. Qué sitios consideras que necesitan realce y que otros, un poco menos. Haz una lista con los fijos de todo decorado para matrimonio: ingreso, sillas y altar. Para tu recepción, los centros de mesa para boda, el camino de los novios o la puerta que representa su entrada triunfal. De todos estos cuáles necesitan ser más protagónicos y cuáles apenas requieren de una pincelada natural de fresco aroma. Así sabrás sacarle partida a tu presupuesto, al tener en cuenta, dónde sí o sí, deberás incluir rosas, dalias, peonias o tulipanes, y en cuáles solo lilas, bouvardias, velo de novia (lluvia) y follaje.

Dos Fotógrafos
Dos Fotógrafos

2. Añade luz y color

Ten en cuenta que la decoración floral para enlaces al aire libre debe compensar y realzar los espacios, dependiendo si se celebrará de día o de noche, para convertirlos en acogedores y cálidos. Por supuesto, además de emanar un aire romántico. Por tanto, escoge flores de mayor tamaño como hortensias, girasoles para un matrimonio en el campo. Gladiolos y lirios si te casas en la ciudad. En exteriores, añade color, sólo si es necesario. Si ya cuentas con un jardín rodeado de colorido, concéntrate en una sola tonalidad que reine en tu decorado. ¿Qué tal los tonos pastel?

3. Blanco para la iglesia

Si has decidido realizar sólo la ceremonia al interior de la iglesia, y te encantan los colores brillantes, piénsalo bien antes de colmar de color la decoración de iglesia para boda. Por lo general, los templos lo que más necesitan es luz, al mismo tiempo, el blanco es un color que simboliza pureza. Nada mejor para darle valor agregado a tu estilismo que con mucha sobriedad.

Miguel Irias Enamorado
Miguel Irias Enamorado

4. Dale ‘el sí’ a las flores de estación

Gozamos de un clima tropical que nos permite disponer de las flores más preciadas en la decoración para matrimonio durante casi casi todo el año, rosas, orquídeas, tulipanes y peonias, por nombrar algunas de las más demandadas por las novias. Pero atención, que eso no significa que estas no elevarán su precio cuando se las solicite en temporadas que no sean la propia o en periodos de mayor demanda, como en verano o primavera. En ese sentido, no tendrá pierde optar por las flores de estación. Pregunta a tu proveedor de floristería cuándo florecen esas divinas heliconias o ranúnculos, las coloridas gerberas o delicadas margaritas, anturios, y antojadizos narcisos.  

5. La perpetuidad de la flor

Que no te pase que encargues un soberbio arreglo en la mañana y que para la tarde luzca marchito. Sobre todo para las novias hípster o de decoración vintage de boda que adoran esas flores silvestres del bosque. Es cierto que poseen una belleza salvaje e incomparable, pero al mismo tiempo son muy sensibles. Si te casas al aire libre con mucho sol o viento, apuesta por las flores de larga vida, además de las sublimes rosas, puedes desviar tu atención hacia las calas, los gladiolos palma o los lirios.

6. Los complementos de la flor

Tan importante como la flor dominante que elijas son los complementos que la escolten: hiedras, follajes, hojarascas, talluelos o lianas. Muchas novias se atormentan al ver los costos de las flores, pero no saben la belleza de estas se luce mejor junto a unas animosas ramas de olivo o bellas campanas de Irlanda, con ásteres y limoniums. Estos son menos costosos que las peonias o cualquier flor principal. Sin miedo entrégales la responsabilidad a estos miembros auxiliares de tu decoración de local para matrimonio para darle vida a esos sitios menos protagónicos de tu recepción o banquete.

Los futuros esposos no sólo esperan recrear un ambiente cargado de romanticismo el que será el día más importante de sus vidas, sino que esté también en armonía hasta con en su torta de matrimonio, el resto de la decoración vintage, shabby, hípster o rústica, el bouquet de novia y por, sobre todo, que no desborde su presupuesto. Así que antes de comenzar tu búsqueda memoriza estos consejos.