Seguro que te gustaría tener recuerdos del día de tu boda desde todos los ángulos, una buena opción es organizar un safari fotogtáfico. Hoy te hablamos de esta alternativa orginal y en la que podrán participar todos tus invitados

  • De qué se trata. Un safari fotográfico se trata de obtener la mayor cantidad de fotos de tu boda con la ayuda de tus invitados. Recuerda que las fotos serán los recuerdos que quedarán para siempre del día de tu boda, así que mientras más fotos tengas, será mejor.
  • Cómo lograrlo. Es tan fácil como darle una cámara de fotos a tus invitados, para eso puedes poner a su disposición una de esas cámaras desechables, colocándolas en el medio de cada mesa. Lo más recomendable es poner entre una a tres cámaras por mesa, dependerá del número de invitados.
  • La calidad de la foto. Si te preocupa la calidad de las fotos que salgan, sólo tienes que cambiar la cámara desechable por una digital. La puedes colocar en la mesa de firmas o a lado del árbol de los buenos deseos, por ejemplo.
  • Organiza juegos. Si quieres ponerle más diversión a la situación puedes organizar juegos y competencias entre tus invitados, sepáralos por grupos y que les toque al azar un tema de reportaje fotográfico, será divertido para ellos y ofrece algún cóctel o bebida especial para el grupo ganador. 

Con todas las fotos que obtengas de este safari fotográfico tendrás muchas fotos y seguramente podrás armar más de un álbum que reflejará los recuerdos más hermosos del día de tu boda.