Sonesta Posadas del Inca Yucay

Durante su matrimonio todas las parejas están más que listas para resplandecer ante cámaras. El vestido de novia prolijo y el ramo de flores naturales todavía emanarán un fresco aroma. El novio, además de tener una sonrisa de oreja a oreja, lucirá impecable en su traje. Pero en lo que se desarrolla la ceremonia, la recepción y fiesta, al tanto que los invitados, vestidos de fiesta, aguardan por los recién casados, el tiempo parecerá implacable. En ese contexto cada vez son más las parejas que apuestan por desarrollar su sesión fotográfica a posteriori de su gran día. Con toda la tranquilidad para dar rienda suelta a la creatividad y en el escenario soñado. Les contamos porqué contratarla y cómo conseguir que sea la mejor.

¿Porqué contratar una sesión postboda?

Jonatan Coronel

Es el camino más seguro que los llevará a obtener un verdadero álbum de matrimonio memorable. En el que las clásicas fotos de registro se intercalen con imágenes cargadas de romanticismo. En un escenario diferente y sin preocupaciones por arruinar sus atuendos ni peinados.

El tiempo es oro

Durante su enlace los minutos que transcurran serán valiosos. Cuando menos se lo esperen habrá finalizado su ceremonia y se dispondrán para su recorrido por la ciudad en el auto de novios y sin pensarlo ya estarán arribando a la recepción de su matrimonio en el campo. Una sesión de bodas requiere dedicación. Elegir el contexto adecuado y la luz necesaria. La creatividad no se improvisa, demanda valioso tiempo si desean que sea un derroche de arte. Al vuelo no se consiguen buenas fotos para un álbum de boda.

Una segunda oportunidad vestirse de novios

No habrá lugar para la temida “depresión postboda”. Por el contrario, programar una sesión fotográfica con fecha posterior a su matrimonio los llenará de emoción. Volverás a ponerte tu vestido de novia con encaje y él su traje para dedicarse un día, con todo el tiempo necesario a obtener maravillosas tomas bajo la asesoría de su fotógrafo profesional.

Cómo organizar su sesión postboda

Jonatan Coronel

La comunicación y complicidad adquirida con su fotógrafo será esencial. Esta la conseguirán durante el primer contacto, las coordinaciones y los correteos del registro fotográfico de su matrimonio en la playa. De este modo estarán preparados para diseñar juntos una sesión postboda que se ajuste a su estilo y personalidad, que realce la propia estética de sus atuendos y por supuesto en un escenario idílico.

La fecha la deciden ustedes No tienen que estresarse pensando que la sesión postboda deberá ser al día siguiente de su matrimonio. La ventaja de este servicio es que ustedes elijen cuándo. Puede ser una semana después, un mes o dos.

Elegir el mejor día Deberán elegir un día que se presente con una luz propicia para el registro de sus fotos al atardecer o durante la hora dorada. Su fotógrafo domina más ese tema así es que solo deberán pedirle fechas tentativas, y claro está, los horarios apropiados.

La locación es importante Recuerden que sus fotos de registro ya tienen como contexto esa decoración en telas para matrimonio, por lo que su sesión postboda tendrá que ser diferente. En medio de la ciudad, en la playa, sumergidos el agua, en el desierto, en las montañas, junto a un lago, en bicicleta, en un yate en alta mar, ahora ustedes deciden.

Trash the dress No tendrán que tener sumo cuidado con sus atuendos como lo hicieron durante su gran día. Es más, algunos recién casados aprovechan para hacer con ellos los que se les plazca, pues es seguro que después, ese vestido y traje irán a parar directo a la lavandería. Nos referimos al famoso trash the dress, que justamente viene a ser un tipo de sesión postboda en boga.

Durante su luna de miel Incluso si desean podrían llevarlas a cabo durante su luna de miel o por qué no un viaje o fin de semana. No existe momento más romántico y memorable para volver a vestirse de novios y dedicarle una jornada a su sesión postboda.

Caracol de Menta Fotografía

Durante su sesión postboda no hay lugar para pensar en la decoración para matrimonio, la idea justamente es crear un contexto diferente al de la recepción y fiesta. Es posible que a lo sumo, tengas que conservar tu bouquet de novia Lima o conseguirte uno más sencillo “para la foto” eso es todo. Después solo les quedará disfrutar y divertirse, pues todavía seguirán siendo los protagonistas.