Julio Carnero
Julio Carnero

Ustedes saben muy bien lo que conlleva planificar una celebración de la magnitud de una boda, desde elegir el preciado vestido de novia de sus sueños, el traje perfecto para el novio y cada detalle de su outfit bridal muy en sintonía con el estilo de su decoración para matrimonio, los recuerdos originales para los invitados, hasta las argollas de matrimonio que se entregarán ante el altar como pacto firme para toda la vida. Pero, debido a la pandemia de coronavirus y el estado de emergencia nacional, es claro que sus planes de una vida juntos se han tenido que aplazar y puede que la incertidumbre los haya llevado a la orilla de la indecisión, si celebrar este 2020 su tan ansiado enlace. Aquí les contamos por qué es mejor no posponerlo para el próximo año y, más bien celebrarlo en este mismo año, de ser posible. 

La ilusión, intacta

Si se iban a casar por esta época, lo más aconsejable es aplazar el matrimonio solo unos meses de este mismo 2020. No es lo mismo mantener la ilusión por los preparativos unas semanas más que retrasar un año su celebración. Emocionalmente es más fácil de asumir un retraso de cien días que cambiar el año del calendario en un día tan importante.

Making Focus
Making Focus

2020 es su año

Si el 2020 era su año, ¿por qué no dejar que lo siga siendo? Tal vez les gustó el juego de cifras del doble veinte, o es el aniversario de algún año especial para ustedes, por ejemplo, diez años juntos si iniciaron la relación en 2010. ¿Por qué esperar a 2021? Una boda es una gran alegría para los dos, para la familia y para los amigos. Y seguro que mantener su celebración en este 2020 ayuda a mitigar los meses tan duros que estamos viviendo ahora en todo el mundo. Para ustedes y para los suyos, ¡será una feliz forma de terminar el año!

Los proveedores mantienen las condiciones

En la inmensa mayoría de los casos, los proveedores de los distintos servicios para su matrimonio les van a mantener las mismas condiciones si realizan su celebración este mismo año. Al no haber cambio de año no hay cambio de tarifas y aplazar la boda no representará un mayor gasto para ustedes. Hablen con sus proveedores y lleguen a un acuerdo con ellos a la mejor fecha alternativa de los próximos meses.

Es de esperar que todos los sábados se hayan reservado ya desde hace mucho tiempo, pero también es muy posible que puedan disfrutar de su matrimonio soñado un viernes, por ejemplo. ¡Y tener todo el fin de semana para celebrarlo después con amigos!

Click Emotions
Click Emotions

Un matrimonio a la moda

Seguro que han pasado horas y horas mirando los colores que quieren para la decoración vintage de boda, la música que sueñan escuchar en los momentos más importantes del día, los discursos y brindis para sus seres más queridos... Todos estos detalles tan personales de su celebración, que han mimado hasta el último momento pensando en casarse este 2020 pueden quedar desfasados si aplazan el matrimonio para el próximo año. La canción que ahora tiene un significado especial para ustedes tal vez no sea ya la misma. O que el tipo de decoración de local para matrimonio o el seating plan de tendencia deje de serlo el próximo año. En cambio, si mantienen su celebración en este mismo año, nada de todo eso cambia y su matrimonio puede seguir siendo el que han soñado.

Recuerden que su amor se hace cada vez más fuerte ante las tempestades de la vida, y que todo impase puede transformarse en algo bueno si juntos deciden construir una relación sólida para toda la vida. Que aquello que los impulsó a comprometerse con un precioso anillo de compromiso y que luego, plasmaron en esos bellos partes de matrimonio les motive a continuar con sus planes de boda, pues este año recién empieza.