Edinson Photography

Empiezas a imaginar cómo será tu vida junto a tu pareja, te gusta curiosear cada vez nuestro catálogo online con los vestidos de novia, buscas inspiración sobre decoración para matrimonio, ideas que te llevan a recrear el lugar donde te gustaría intercambiar esas preciosas argollas de matrimonio; minuto a minuto sientes cómo las mariposas en tu estómago empiezan a aparecer, no tienes claro si es por la emoción o el nerviosismo que te produce pensar en la planificación de tu propio matrimonio en la playa. Sabes que es un hombre maravilloso lleno de virtudes y, que al igual que tú, de defectos. Consideras que lo conoces lo suficiente como para dar el gran paso, pero al mismo tiempo crees que es una decisión apresurada y que requiere ser analizada, pues se trata de un compromiso serio. Y así es. De modo que, hemos querido orientarte con algunas señales que te ayudarán a identificar si estás preparada para casarte. ¿Quieres saber cuáles son? Ponte cómoda y lee con atención.

1. Sientes completa sintonía junto a él

Percibes que están orientados en la misma dirección. Forman un equipo 10 donde las decisiones como pareja se toman en conjunto. Son capaces de exponer sus argumentos sin lastimarse mutuamente, porque lo que les interesa por sobre todas las cosas es llegar a un consenso que sea beneficioso para ambos. Comparten sus planes de pareja y están en total sintonía con sus intereses, tú y tu pareja presienten que son un buen complemento.

2. Lo incluyes en tus decisiones a largo plazo

Si cuando piensas en la compra de un departamento, un auto, una mejor oferta laboral, viajes de trabajo; ronda por tu mente el consultarle, es porque lo ves como la persona indicada y sin querer te proyectas a un futuro junto a él.

Jesus Luque Fotografía

3. Disfrutas de las cosas sencillas

Si has logrado sentirte cómoda con tan solo salir a caminar, disfrutar de un atardecer, del cine en casa, cocinar juntos o andar en motocicleta; es una gran señal. No necesitas de grandes planes para sentirte a gusto a su lado. Los dos disfrutan de su compañía y de realizar cosas sencillas.

4. Pierdes interés en la vida que llevan otras solteras

Con el paso del tiempo notas que ya no te entusiasma como antes salir a divertirte infaltablemente cada fin de semana a alguna discoteca o pasar al cien por cien sólo en compañía de tus amigos. Por el contrario, te gusta invertir el tiempo al lado de tu pareja, incluso, si estás ocupada haces un esfuerzo para dedicarle la mínima atención.

5. Experimentas una madurez emocional

Te das cuenta que  cuando surgen aquellas situaciones no tan buenas, son capaces de resolver la situación en el instante, saben que sólo es una cuestión pasajera y son conscientes que tiene solución y los dos se ocupan por darle solución. Siempre basada en el respeto y el diálogo. Aceptan sus responsabilidades y fallos.

David Basauri Photography

6. Consideras que estás lista para vivir a su lado

Si aún no conviven juntos, y empiezas a considerar la idea de formar un hogar, de imaginar cómo será su nidito de amor, vas a tiendas de muebles pensando en cómo te gustaría que estuviera decorada la casa y mientras lo piensas sonríes. Ésta es una señal inequívoca que estás preparada para hacerlo.

7. Has llegado a una estabilidad financiera

El tema de los ingresos económicos es importante, puesto que es necesario contar con ellos si se desea iniciar la planificación de su matrimonio en el campo. Además, será mucho mejor que ambos puedan aportar y cubrir sus gastos como pareja. Si sabes que es algo que puedes solventar, estás lista para asumirlo.

8. Eres más tolerante

Al comienzo de toda relación siempre existen actividades o comportamientos que no se suelen tolerar con facilidad. Y con razón, en esa etapa aún están conociendo aspectos de sus personalidades. Pero, pasado ese periodo, la comprensión empieza a fortalecerse, ya no te incomoda que prefiera tomarse un pequeño respiro viendo su serie favorita o que disfrute de un partido de fútbol, por ejemplo. Así como tu te deleitas mirando los modelos de vestidos de novia.

Freddy Jara Producciones

9. Te sientes parte de su familia

Si luego de conocer a su familia y él a la tuya, han podido compartir muchos momentos juntos como cumpleaños, aniversarios y domingos familiares; y han logrado una buena conexión es símbolo que las cosas están tomando un rumbo positivo. Sientes que te incluyen en sus planes y te tratan como un miembro cercano y también familiar. Es una buena señal.

10. Imaginas formando una familia a su lado

Te hace ilusión formar una familia. Si piensas en que si tuvieran una niña qué colores podrían decorar su habitación y si fuera niño cómo te gustaría llamarlo. Son indicios latentes que quieres crear ese vínculo genuino de familia. Consideras que te sentirás la mujer más afortunada por elegir al amor de tu vida como el padre de tus hijos. Es un indudable paso que te acerca rumbo al altar para dar el "sí, quiero" con ese glorioso vestido de novia con encaje.

Ahora que has identificado algunas señales que se corresponden con lo que te sucede, quizás en este instante te asaltan dudas sobre y si me caso ¿por dónde empiezo? Despreocúpate, aunque los preparativos para la decoración del matrimonio llevan tiempo, así como la búsqueda del peinado de novia perfecto, esos partes de matrimonio originales y muchos más detalles que conlleva tan importante celebración, todas son cosas que se van resolviendo con el paso de los meses. Lo importante es que después de recibir tu anillo de compromiso, gestiones tu Lista de tareas para que todo te sea más sencillo de organizar. Luego vendrán las decisiones sobre qué estilo de matrimonio quieren realizar tú y tu pareja o en crear la lista de invitados.