Cuando luzcas tu vestido de novia en alguna de las pruebas y escuches los halagos de tu madre, tu suegra o de una de tus mejores amigas sentirás verdadera emoción; no solo al verte frente al espejo e imaginarte camino al altar en medio de la decoración para matrimonio, sino porque estarás segura de la sinceridad de sus palabras. Esa sinceridad con la que tú también podrás comunicarte con la madre de tu novio para invitarla a participar de algún punto de la organización y para darle algunos consejos para el peinado que podría lucir con el vestido de fiesta para la entrega de su hijo en el altar. No dejes de aprender de su experiencia, comunícate con ella con respeto y ayúdala a que participe de la organización de tu matrimonio.

1. Busquen juntas las fotos para la recepción

Dar un vistazo junto a tu suegra por el álbum fotográfico de tu novio podría ser una gran oportunidad para acercarte más a ella, y de paso hacerla partícipe de la organización del matrimonio. Aprovecha para dejar salir los buenos comentarios que tienes sobre el amor de tu vida: emociónate al verlo en su tina de bebé, embarrado en chocolate durante su primer cumpleaños, jugando con su mascota durante su niñez, ganando el campeonato de fútbol en su adolescencia, junto a sus padres en su graduación. Tú y ella (y si quieres también tu novio) se reunirán en la sala de su casa, se contarán momentos alegres y escogerán juntos las fotos que proyectarán en la reunión o que acondicionarán como parte de la decoración de local para matrimonio.

Maria Rei Fotografía
Maria Rei Fotografía

2. Pídele su opinión para concretar algún detalle

Dicen que los pequeños detalles son los que hacen la diferencia. ¿Qué te parece si le llevas a tu suegra dos a cuatro retazos que te gusten para la decoración en telas para matrimonio? De esta manera ella podría darte su opinión. Y tú junto a tu novio tomarían la decisión final, considerando los consejos de tu suegra, tu madre y el proveedor de decoración de eventos. ¿También por qué no solicitarle que te dé una lista de cierto número de canciones que le gustaría bailar para incluirla en el playlist? Así ella sentirá que sus consejos son importantes para la organización de tu matrimonio.

3. Prepara una reunión solo con ella o con los padres de los dos

Además de servir para que se conozcan un poco más, será una excelente ocasión para poner algunos temas musicales que podrían escucharse en la fiesta y exponer en la mesa ciertos bocaditos, bebidas y una muestra de sabor de lo que podría ser la torta de matrimonio elegante. Pídele a tu suegra y a los demás invitados que den su opinión. Y agradéceles su tiempo para estar presentes en este evento previo.

4. Pregúntale si le gustaría hacerse cargo de determinada tarea

Separa las tareas que crees que podrían agradarle a tu suegra y consúltale si le gustaría colaborar. Claro, siempre contando con la opinión final de ustedes. Si tiene letra elegante, ella sería una de las responsables de ayudarlos a colocar los nombres de los invitados en los sobres de las tarjetas de matrimonio. Si ya enviaron los modelos de tarjetas de matrimonio, entonces se encargaría de confirmar las asistencias y de informarles para que acomoden a los invitados en sus respectivas mesas con ayuda de “Mi organizador de matrimonio”. También se encargaría de recibir los regalos o de llamar para agradecer por los obsequios después de la boda.

5. Invítala a alguna de las pruebas preboda

Las pruebas de los modelos de vestidos de novia no siempre suelen ser fáciles porque como novia quieres encontrar el ideal, pero esto no siempre sucede a la primera puesta. Así que más de un par de ojos expertos te ayudarían a confirmar que te ves espectacular con el vestido de novia 2020 escogido. Te dirán que tal vez solo le falta arreglar un pequeño detalle o te animarán a probarte otros diseños para que cuentes con más alternativas. Si prefieres la prueba de maquillaje o peinado también sería una buena oportunidad para que tú y tu suegra vayan juntas al salón de belleza. De paso ella verá los peinados y maquillajes que le irán a la perfección con su vestido largo de fiesta para la boda.

Micho & Fiore
Micho & Fiore

6. Un buen consejo nunca está de más

Sabes que la boda es tuya y de tu novio, pero los buenos consejos podrían ayudarlos en este camino tan importante. Tanto tu madre como tu suegra seguramente no dejarán de dártelos; así que escúchalos y agradécelos. No te cierres, ni pienses que porque es tu boda nadie más tiene voz ni voto. Recuerda que eres humana y también te equivocas. ¡Toma las mejores recomendaciones y ten una gran boda!

7. Conversa con ella como lo harías con tu madre

A veces los novios no son tan expresivos como las novias para contarles a sus madres cómo van los avances de la boda. Y eso puede llevar a que tu suegra se sienta dejada de lado o pregunte todo lo que pueda. Así como conversas animadamente con tu mami sobre sus avances y todo lo que les gustaría, regálale un poco de tiempo a la mamá de tu novio para que sienta que es importante en este evento.

En la organización del matrimonio, desde la elección de sus argollas de matrimonio, o la decoración de local para matrimonio como en los demás aspectos de su vida juntos no siempre compartirán ideas o modos de ver las cosas. Y si eso les sucede a ustedes, imaginen qué pasa con las otras personas que los rodean, como en el caso de su suegra. Lo importante es que en todo momento se comuniquen con respeto, se escuchen y busquen juntos una solución. Por ejemplo, si tú quieres que la torta de matrimonio sea de chocolate y él de naranja, ¿por qué no mandar a preparar una que abarque ambos sabores y cuya creatividad salte a la vista? ¡La solución siempre estará en sus manos!