Frank Rivas
Frank Rivas

Si eres una de las afortunadas que ahora mismo porta un anillo de compromiso y ya tiene fecha de boda tal vez te estés preguntando si tener o no damas de honor. De ser así, tal vez querrás, más allá de vestirlas en conjuntadas, involucrarlas con tu gran día. Pedir a tu mejor amiga, hermana o prima favorita su apoyo cuando la duda asalte buscando el diseño de tarjetas de invitación o decidiéndote por ese vestido de novia de tus sueños. Te contamos las 10 formas de convertirlas en tus cómplices, más allá de la ceremonia.

Antes de tu matrimonio

Tu Flash Creativo
Tu Flash Creativo

  • 1. Apoyo emocional durante la organización. Toda mujer que camina hacia el altar necesita hasta cierto punto un buen soporte emocional femenino. Para cuando todo parezca sombrío, pues el trabajo y la organización parecen no dejar minutos para respirar. Los proveedores que no responden o esas tarjetas de matrimonio elegantes que no tienen cuando salir de imprenta. Puede que esta función sea obvia, pero es de las más importantes que podría cumplir una dama de honor con su novia.
  • 2. Soporte ante las dudas relacionadas a los detalles de tu boda. Ellas no cansarán de escucharte una y otra vez hablar sobre adornos para matrimonio que llevarás. Tampoco enterarse de las últimas tendencias de decoración vintage boda que encontraste. Las damas de honor son las mejores cómplices de la novia.
  • 3. Ayuda durante la búsqueda del vestido y look de novia. Amarán que las involucres en decisiones como la elección del vestido de novia con encaje que llevarás en el altar. Qué peinado recogido tienes en mente o tus accesorios y complementos. Incluso podrían hacer las indagaciones de tendencias juntas y elegir lo mejor para todas de una sola vez.
  • 4. Asistencia con las confirmaciones de las invitaciones. Es una responsabilidad de mucha confianza y delicada que se le podría encomendar en ocasiones especiales a las damas de honor. Ellas están al tanto del estilo, en qué iglesia, la locación, la etiqueta, la lista de novios y los pormenores, por tanto sus representantes idóneas. Además al ser más de una la tarea resulta más sencilla de cumplir.
  • 5. Organización de la despedida de soltera. Conocen el carácter de la novia. Qué podría admitir o no en su propia despedida de soltera. Si es romántica o hípster, la música que ama y sus bebidas preferidas. Ellas saben quiénes son las amigas íntimas o del barrio, estudios, colegas, compañeras de trabajo y cómo organizar una inolvidable reunión.

Durante tu gran día

Caracol de Menta Fotografía
Caracol de Menta Fotografía

  • 6. Ayudar a la novia durante su producción. Se estila que las damas de honor y su novia se alisten juntas. De igual forma, elegir solo a una de ellas, la más cercana e incondicional que esté pendiente de ti en tu casa o el hotel desde donde saldrás. Que además de ser un apoyo emocional cuando los nervios te traicionen, le dé el fallo final a tu look y outfit novia.
  • 7. El kit de novia y los retoques durante la recepción. Otra de tus damas, la más dedicada podría hacerse cargo de tu kit de novia de emergencia. No necesariamente deberá portar con el de un lado a otro, pues es imposible. Pero si estará al pie si llegaras a necesitarlo y a escoltarte para que hagas los retoques a tu peinado alto, maquillaje o sea necesario cambiarte de vestido.
  • 8. Escoltar a la novia durante la ceremonia. Esta es quizás la función más publicitada de las damas de honor. La novia luce más hermosa aún rodeada de su círculo femenino más íntimo. Le da confianza, alivianan el nerviosismo del momento y además le dan un aire único a la pareja. Más aún cuando éste está acompañado por su séquito de bestmen’s.
  • 9. Damas de honor las mejores anfitrionas. Los wedding planner nos recuerdan una y otra vez que el número de damas se decide en función al total de invitados. Ellas cumplen roles como de anfitrionaje durante la ceremonia y recepción, aunque no sea algo imperativo ¡ojo! Pero basándonos en esa premisa, tus fieles amigas, primas y hermanas bien podrían darte una mano orientando al resto amigos y familiares que llegaran a necesitarlo. Orientarlos en la iglesia o locación. Anunciando que la llegada de los novios, respondiendo dudas que podrían surgir durante la fiesta.
  • 10. Reparto de recuerdos de matrimonio. Del mismo modo, la entrega personal de los recuerdos de matrimonio se optimiza cuando lo llevan a cabo más de una persona. Mejor aún si estás se organizan y dividen las mesas para garantizar una entrega efectiva de esos detalles DIY que de pronto crearon juntas.

Caracol de Menta Fotografía
Caracol de Menta Fotografía

A simple vista podría parecer muchas tareas para ser encomendadas a una sola persona, pero recuerda que ellas serán un ramillete de féminas dispuestas a darte una mano. Y por supuesto en cuidar el estilismo de tu gran día con sus románticos vestidos de fiesta y presentación impecable, desde el calzado hasta sus osados peinados para cabello largo. No dudes más y empieza a involucrarlas hoy mismo.