Incluso si eres una mujer audaz que va segura camino al altar, cuando te toque elegir tu bouquet de novia sucumbirás a las propuestas que depara la tendencia 2018. Gloriosos y brillantes diseños y minimalistas como reservados, hay tipo de ramo esperando para satisfacer los gustos más caprichosos. ¿Con flores, suculentas, hiedras o abalorios? Durante tu gran día, querrás por sobre todo, imponer tu osada personalidad en cada uno de los complementos que sean parte de tu outfit. Del mismo modo que tropezar con ese diseño maravilloso entre tantos vestidos de novia no fue cosa del azar. Ni tampoco encontrar el peinado de novia ideal, a la altura de tu estilismo y frondosa cabellera, todo se trata de inversión de tiempo. Para que todo siga siendo perfecto, te dejamos un adelanto de lo que propone la  floristería nupcial. ¿Preparada?

Estilo dominantes

El 2018 una sola flor será la protagonista en el bouquet de novia. Entre ellas, las de gran tamaño como los girasoles para casamientos de verano o un matrimonio en el campo, al tanto que las calas serán las privilegiadas en las bodas elegantes y de ciudad. Y junto con un peinado recogido destacarán el look de la novia que camina rumbo al atar. Por otra parte, los minimalistas y escuetos ramos de una flor seguirán su curso el año entrante y podrán ser apreciados sobre todo en los bouquet de novia civil

Bouquet de novia, marca Perú

Hay una suerte de inclinación hacia lo andino y autóctono, sobre todo en matrimonios donde la novia o novio no es peruano. Ese afán de fusionar estilismo con toques culturales dan como resultado los coloridos ramos. En ese sentido, se evidencian especialmente en los bouquets de las novia de Lima flores como gerberas, acompañadas por alstroemerias, margaritas y tallos recubiertos por laboriosos tejidos andinos.

Colores imperiosos

Aproximándonos a los matrimonios que dan la hora hoy en día como los shabby chic, vintage y hípster, que destacan por sus ramos de flores naturales, la estrella seguirá siendo la delicada y desenfadada peonia. Diseños asimétricos o cascada, en los que sobresaldrá más aún, la presencia del verde en follaje y hiedras. El pantone es presidido por el rosa pastel, el blanco roto, seguido por los tonos empolvados, que será muy visto en las bodas de primavera o verano. Las tonalidades más oscuras como el rojo vino serán las que escoltarán a la novia que se case en otoño o invierno.   

Con frutas y flores silvestres

Sobre todo en el otoño veremos cómo las frutas, que antes jamás se pensó incluir en el bouquet de novia 2017, tomarán un discreto lugar. Tanto por su color como por sus formas, diversos tipos y tamaños, manzanas, cerezas, fresas y frambuesas formarán parte de él. Y no sólo por la connotación estética evidente, también simbólica, que sugiere abundancia para la pareja en ese nuevo camino que están por comenzar.

Suculentas y silvestres

Las crasas, también conocidas como suculentas de igual manera usurparán los bouquets de novia 2018, sobre todo para el matrimonio en la playa o las bodas rústicas. Estas serán acompañadas por su flor dominante junto a grandes hiedras, hojas de eucaliptos y pequeños suspiros de áster, gardenias o margaritas.

Sin flores pero con mucho estilo

No podemos dejar de mencionar el bouquet joya, que se mantiene en toda vigencia ya que como es sabido, tiene su séquito de novias glam esperando por ver novedades. Ten presente que al elegir los arreglos florales para boda debes percatarte que todo tenga armonía de acuerdo al bouquet que hayas preferido.

Recuerda que al escoger las flores de tu bouquet de novia estas no tienen que ser las mismas que utilices en tu decoración para matrimonio. Es posible que el color sea parecido o el mismo, más no el arreglo en sí. Por lo demás, recuerda respetar el estilo anunciado en tus partes de matrimonio y conseguirás el éxito en todos los detalles de tu boda de principio a fin.