El 14 de febrero todas las parejas del mundo celebran el día de San Valentín. Si son de esos novios afortunados que pasará a felizmente casados durante el mes del amor, es posible que necesiten ponerle énfasis a su decoración para matrimonio. Ya saben, colocar una dosis extra de romance con corazones, velas y arreglos florales para boda. El objetivo será recrear el contexto ideal, que destile amor por donde se mire. Desde el templo, recepción, mesas, sillas, brindis o torta de matrimonio, todo debería hablar de ese sentimiento que los une. Les contamos cómo lograrlo con estas 10 ideas clave, cero complicaciones.

1. Las bancas del templo: los infaltables toques de San Valentín

El primer contacto visual que tendrán sus invitados con su decoración de San Valentín se dará mientras aguarden por el ingreso de tu amado y el tuyo en tu soñado vestido de novia con encaje. Es por ello que preocuparse por sus bancas de la iglesia es de vital importancia. Bastará con unos corazones tejidos de distintos tamaños pendiendo de cada esquina y algunas cintas en tul. Respecto al color, el rojo o blanco siempre serán los preferidos respecto a otros colores en San Valentín. No obstante, si su Pantone bridal dice lo contrario, adelante.

2. Confeti personalizado: para una salida triunfal

Darle el toque Valentín a un matrimonio, pasa por cuidar cada pequeño detalle sin grandes complicaciones. El confeti que recibirán a su salida triunfal como esposos, por ejemplo, es una buena oportunidad para hacerlo. Dejaremos de lado el arroz y las burbujas de jabón y las reemplazamos por pequeños papelitos acorazonados de distinto tamaños. Los colores dependen de cómo desean conjugarlo con su paleta de colores, aunque el blanco podría ser suficiente.

3. Arco de corazón: un ingreso cupido a su recepción

Es momento de replantearse un ingreso a su recepción que no pase desapercibido. Si bien es cierto su paso por el dintel será rápido, es uno de los instantes más retratados por sus invitados. Por tanto, no está de más, hacerlo al estilo cupido con un arco de semi corazón en flores. También puede ser ovalado, siempre y cuando, esté salpicado de corazones tejidos, de tela, de madera, cartón, glitter o lo que la imaginación ofrezca.

4. Centros de mesa más románticos que nunca

Una mesa romántica siempre ha de llevar velas. Por tanto, para avivar esa decoración de San Valentín deberán saberlas conjugar con sus centros de mesa para boda. Si ya tienen decidido que serán flores, recuerden que éstas pueden llevar siempre un detalle en corazón. Tal vez dibujado en el mismo jarrón o conseguirlo con espigas y pequeñas florecillas.

5. Guirnaldas de corazón a diestra y siniestra

Preparen sus propias guirnaldas con cartones y papeles de colores y algo de hilo nailon. Se ven lindas tanto si se colocan a lo alto como si van sobre los respaldos de las sillas. No tienen que ser necesariamente rojos o blancos o de éste material. Cuando salgan en búsqueda de adornos para matrimonio para San Valentín se encontrarán con diversos materiales como tonalidades, tejidos con fibras o en tela y esponjas. No olviden que se trata de echar a volar la imaginación.

6. Mantelería y cubiertos San Valentín

Los corazones siempre van a inspirar romance sobre otro símbolo, por lo que tiene que ir de alguna forma junto a su menaje sobre la mesa. Si la servilleta roja o blanca, un porta servilleta, un chocolatito o bombón para endulzar a sus invitados bastará para lograrlo.

7. Globos y lámparas: los detalles para los matrimonios de día y de noche

No dejen pasar la oportunidad de soltar unos globos conteniendo helio si tendrán un matrimonio en la playa o campestre. Son muy vistosos y se pueden acompañar por algún poema leído por sus amigos y familiares más cercanos antes de ser soltados al aire. Si se tratara de una boda de tarde noche, entonces deberán apostar por las lámparas de papel, con detalles de corazón, siempre.

8. La torta más romántica para San Valentín

Existen cientos de oportunidades para endulzar a sus invitados con detalles de San Valentín. Chocolates, cupcakes, macarrones, y claro está, la propia torta de matrimonio. Ésta no necesariamente deberá ser en forma de corazón, sin embargo, llega a ser un lindo detalle si llegan a colorear uno como cake topper.

9. Corazones de flores sobre su auto de novios

No hay duda, los corazones de flores deberán ser una constante en su decoración. El hilo conductor entre el decorado de la iglesia, su locación y mesas. Asegúrense de encargarlos a un mismo proveedor para guardar relación entre uno y otro lugar. Incluso cuando se trate del auto que los llevará a dar su primer paseo de casados. Pequeños en tela si lo suyo será vintage o de fibras naturales pintadas o simplemente cartones. No olviden apelar a su propia creatividad, pues ideas sobran en internet para un buen DYI de San Valentín.

10. Su look de San Valentín

Incluso su propio outfit podrá tener un toque de San Valentín. El bouquet de novia 2019 que elijas, el boutonniere del novio. También podrán utilizar el color rojo como contraste al blanco y negro de sus atuendos de novios. Todo es posible, solo es cuestión de saber dosificar todos estos elementos en la justa medida.

Conseguir que su decoración de iglesia para boda o locación emane ese dulce romance de San Valentín que todos aman, será sencillo si buscan sus elementos decorativos clave desde ahora. Son detalles, que por pequeños que parezcan, llegan a tener un resultado que a todos fascina. Hagan que sus invitados suspiren no solo al recibir la buena nueva y sus partes de matrimonio, sino después, con cada objeto dispuesto en su ceremonia, recepción y fiesta ¡de principio a fin!